Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 21 mayo |
San Cristóbal Magallanes y compañeros mártires
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Un gran teólogo nos enseña a cultivar la paciencia ante el sufrimiento

stressed

fizkes | Shutterstock

Daniel Esparza - publicado el 13/05/24

La paciencia no es soportar las dificultades: es la fuerza moral para soportar el sufrimiento sin sucumbir a un dolor paralizante

Tom Petty cantó famosamente que la espera es la parte más difícil . Cualquiera que se enfrente a retrasos o esté soportando dificultades puede dar fe de que así es. Pero ¿por qué es tan difícil tener paciencia? ¿Y cómo podemos cultivar esta virtud crucial ? Otro “Tom” podría tener la respuesta. El filósofo del siglo XIII santo Tomás de Aquino ofrece profundos conocimientos sobre la naturaleza y el cultivo de la paciencia en su Summa Theologica .

Tomás de Aquino considera la paciencia como la piedra angular de la virtud. No se trata simplemente de soportar las dificultades: es la fuerza moral para soportar el sufrimiento sin sucumbir a un dolor paralizante. La paciencia actúa como un escudo, protegiendo nuestra razón de los efectos paralizantes de la desesperación y garantizando que no abandonemos el camino del bien ante los desafíos.

Si bien todos pueden exhibir alguna forma de paciencia, Tomás de Aquino enfatiza que la verdadera paciencia proviene de un profundo amor a Dios, nutrido por la gracia divina. Este amor por el bien espiritual nos permite priorizar la virtud y soportar el sufrimiento, sabiendo que, en última instancia, sirve a un propósito mayor.

Un socio esencial de fortaleza

Tomás de Aquino posiciona la paciencia como un socio esencial de la fortaleza, una virtud que nos permite enfrentar el miedo y el peligro. La fortaleza nos da el coraje para enfrentar amenazas externas , mientras que la paciencia proporciona la fuerza interior para soportar la angustia emocional que a menudo acompaña a estos desafíos.

Imagina un valiente caballero frente a un dragón, digamos, san Jorge . La fortaleza le da el coraje para atacar, pero la paciencia lo sostiene mientras soporta el miedo, el dolor y el agotamiento de la batalla.

Tomás de Aquino es el maestro de las distinciones sutiles. También distingue la paciencia de la longanimidad, aunque ambas implican soportar dificultades. La longanimidad, dice, se ocupa específicamente de la frustración de deseos u objetivos retrasados. Es la virtud que nos ayuda a perseverar cuando el bien que buscamos parece fuera de nuestro alcance.

Imagínese a un científico que busca incansablemente una cura, o a un atleta que no logra saltar la distancia deseada. La perseverancia los mantiene a ambos adelante a pesar de los repetidos reveses, impulsados ​​por la esperanza de un eventual éxito.

La paciencia, por otra parte, tiene un alcance más amplio. Abarca la capacidad de soportar todo tipo de males, grandes y pequeños, en la búsqueda de la virtud.

Cultivar la virtud

Entonces, ¿cómo cultivamos esta virtud esencial? Tomás de Aquino no sugeriría buscar el sufrimiento, pero sí abogaría por prácticas que generen resiliencia. A continuación algunas formas de desarrollar el músculo de la paciencia.

1
Practica la gratitud

Reflexionar sobre las cosas buenas de tu vida, incluso en medio de los desafíos, fomenta una actitud positiva y reduce la amargura que puede alimentar la impaciencia.

2
Desarrollar la empatía

Salir de tu propia perspectiva y tratar de comprender las luchas de los demás puede cultivar la compasión y la tolerancia, haciendo que tus propias dificultades parezcan menos abrumadoras.

3
Acepta pequeños desafíos

modlitwa kobiety

Empieza practicando la paciencia en situaciones cotidianas . Espera tu turno con calma, afronta las frustraciones menores sin enojarte y aumenta gradualmente tu tolerancia al malestar.

4
Busque inspiración

Lee historias de perseverancia y observa la paciencia de figuras inspiradoras. Estos ejemplos pueden servir como fuente de motivación y orientación en tu viaje.

Al incorporar estas prácticas a tu vida, podrás cultivar la paciencia que te permitirá afrontar los desafíos con fuerza, compasión y compromiso con tus objetivos.

Tags:
pacienciaSanto Tomás de Aquinosufrimiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.