Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 18 mayo |
San Juan I, papa y mártir
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Cría niños resilientes con The Rolling Stones y Aquinas

children-forest-nature

Jacob Lund | Shutterstock

Daniel Esparza - publicado el 12/05/24

"You Can't Always Get What You Want" de los Stones se hace eco de la sabiduría de Tomás de Aquino. La paciencia y la fortaleza ayudan a los niños a aprender a tener resiliencia y gratificación retrasada.

Puede que los Rolling Stones no sean la primera banda que nos viene a la mente cuando pensamos en los valores católicos. Y aún así, su letra icónica “ No siempre puedes conseguir lo que quieres ” resuena profundamente con la tradición católica y, aún más específicamente, con algunas de las enseñanzas de Santo Tomás de Aquino enfocadas a niños.

Tomás de Aquino, un pilar de la teología católica medieval y contemporánea, enfatiza las virtudes de la paciencia, la longanimidad y la fortaleza , todas esenciales para criar niños agradecidos y resilientes en un mundo rebosante de gratificación instantánea.

mom-dad-child-kids-homeschool-homework-learn-school-

1
Paciencia

La paciencia, como la describe Tomás de Aquino, es la capacidad de soportar las dificultades sin sucumbir a la ira o el resentimiento. Imagina (¡o simplemente recuerda!) a un niño haciendo un berrinche porque no puede tener ese juguete nuevo, o porque quería pasta y no pasteles de verduras para la cena.

Un padre paciente escuchará con calma, explicará las limitaciones y ofrecerá alternativas (como “bueno, supongo que podemos agregar un poco de parmesano a tu pastel de verduras, ¿verdad?”).

Esto fomenta la comprensión de que los deseos no siempre se traducen en una satisfacción instantánea , lo cual es una lección crucial para afrontar las inevitables decepciones de la vida.

2
Longanimidad

Estrechamente ligada a la paciencia está la longanimidad, que es la perseverancia que uno necesita para alcanzar metas a largo plazo. A muchos padres les encantaría que sus hijos apreciaran el valor del trabajo duro.

Una forma de ayudarlos a obtener los objetos deseados a través de tareas domésticas o buenas calificaciones es enseñarles el poder de la gratificación retrasada: hornear galletas juntos, cuidar un jardín o simplemente hacer planes juntos para el próximo verano pueden ser buenas maneras de ayudarlos a comprender que “No siempre pueden conseguir lo que quieren” aquí y ahora: algunas cosas llevan tiempo.

La noción de longanimidad de Tomás de Aquino sugiere que la verdadera satisfacción proviene del esfuerzo y el logro, no simplemente de recibir.

3
Fortaleza

Finalmente, la fortaleza nos permite afrontar los desafíos con valentía y determinación. Un niño que nunca obtiene un “no” como respuesta tendrá dificultades para afrontar los reveses. No permitir que tus hijos siempre obtengan lo que quieren es, de hecho, un acto de amor y cuidado. Tomás de Aquino enfatiza la importancia de la fortaleza para superar las dificultades.

Al permitir que los niños experimenten decepciones (siempre en dosis pequeñas, manejables y caritativas), podemos ayudarlos a desarrollar la fuerza emocional para recuperarse de obstáculos futuros.

Poner en práctica las virtudes

kids-with-friends

Entonces, ¿Cómo podemos incorporar estos valores en nuestra crianza? A continuación se ofrecen algunos consejos prácticos :

1. Intente aceptar la gratificación retrasada . Puede resultar tentador comprar todo lo que su hijo quiera, pero es importante resistir la tentación. En su lugar, anímelos a ahorrar para obsequios especiales, enseñándoles el valor de la gratificación retrasada.

2. En lugar de colmar a los niños de posesiones materiales, considere priorizar experiencias como salidas familiares, deportes y otras actividades. Esto puede fomentar un sentido de gratitud por lo que ya tienen. Si un niño se molesta cuando se le niega una solicitud, podría ser útil tener un plan sobre cómo manejar esto. Esto puede ayudarlos a comprender que sus acciones tienen consecuencias.

3. Es importante recordar que criar niños agradecidos y resilientes no significa privarlos de la alegría. Se trata de ayudarlos a desarrollar la fuerza interior para afrontar los inevitables desafíos de la vida.

Al incorporar la sabiduría de Tomás de Aquino y abrazar el espíritu central de “No siempre puedes conseguir lo que quieres”, podemos ayudar a los niños a desarrollar las habilidades que necesitan para estar contentos, ser capaces y, en última instancia, estar preparados para prosperar en un mundo en constante cambio. (y a menudo duro) mundo.

Tags:
educaciónfamiliapadres-hijosSanto Tomás de Aquino
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.