Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 23 mayo |
Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Los tres grandes obstáculos de la comunión eclesial

Kilka osób trzyma krzyż

HTWE | Shutterstock

Patricia Navas - publicado el 08/04/24

El Subsecretario de la Secretaría General del Sínodo explica las causas de desunión en la Iglesia y cómo superarlas para lograr la comunión

La Iglesia está llamada a vivir una comunión como la de la Trinidad y para lograrlo debe superar tres obstáculos. Habló sobre ellos el Subsecretario de la Secretaría General del Sínodo Luis Marín de San Martín en la Semana para la Vida Consagrada celebrada del 3 al 6 de abril en Madrid:

Obstáculos para la comunión eclesial
Semana para la vida consagrada, Madrid 2024

1
Pérdida del sentido de universalidad eclesial, de catolicidad

El localismo y el modo de vivir y actuar en desconexión, “a modo de pequeños reinos autárquicos” conlleva la desunión entre los distintos grupos y realidades eclesiales, alertó el agustino español.

Y citó las Aportaciones al Sínodo de la Unión Internacional de Superiores Generales, que han advertido que “la semilla de la sinodalidad se ve ahogada por el clima de división y polarización existente en algunas Iglesias y que se muestra en actitudes dogmáticas, orgullosas, hipócritas, envidiosas o celosas e incluso calumniosas”.

2
Creciente ideologización

El subsecretario de la Secretaría General del Sínodo afirmó que a menudo “se confunde lo esencial con lo accesorio, la unidad con la uniformidad y la pluralidad con la disgregación”.

“Esto se traduce en la búsqueda de la uniformidad ideológica llegando a caer en una terrible y destructiva polarización: los míos, los que piensan como yo son los buenos; los demás están en el error o incluso son malos y, ciertamente, no son mis hermanos sino mis enemigos”, lamentó.

El problema, ni más ni menos, es que hemos olvidado la realidad del amor como eje de la vida cristiana”.

Monseñor Marín de San Martín habló de frecuentes “enfrentamientos faltos de caridad” y afirmó que “así es imposible que el mundo crea”.

Ante estas situaciones invitó a “implicarse, con valentía, en la denuncia de los atentados a la comunión y en el modo de curar heridas“.

“No seamos nunca instrumentos de fractura en la Iglesia”, pidió. Y añadió: “Antes bien, demos testimonio de la Iglesia de Jesús: acogedora, fraterna, cariñosa, alegre, que es hogar porque es familia; donde se discrepa sin agresividad, donde se corrige sin violencia“.

Esto permitirá “discernir en comunión la voluntad del Señor y llevar con entusiasmo el Evangelio a todas las realidades de nuestro mundo”, aseguró.

3
La mundanización

Finalmente, el obispo destacó que orientarse según los criterios del mundo hiere también la comunión en la Iglesia.

“Aquí se inscriben el hiriente clericalismo y el empobrecedor asamblearismo“, explicó.

Porque, añadió, en su base “no está el servicio, que es donación gratuita de amor, sino el poder: cómo conservarlo, cómo repartirlo, o cómo participar en él”.

En este punto, propuso siete referencias para un buen ejercicio de la autoridad: comunión, información, participación subsidiaridad, corresponsabilidad, transparencia, evaluación.

El paradigma de la unidad de la Iglesia

En su ponencia, el obispo recordó que “la unidad de la Iglesia no es uniformidad, sino “integración orgánica de las legítimas diversidades”. Dijo que “no se trata de buscar un mero acuerdo en las cosas humanas o de procurar un equilibrio de subsistencia”.

Y propuso como paradigma de la comunión eclesial “la Trinidad, misterio de amor perfecto”
“Si la autocomunicación de Dios en tres Personas refleja la nueva forma de relación con Dios desvelada en Jesucristo -destacó-, la Iglesia es el rostro del Dios que se revela”.

Y concluyó que es entonces cuando la Iglesia es signo en el mundo de la comunión con Dios, de la universalidad-catolicidad del designio salvífico y del dinamismo escatológico del cumplimiento.

Tags:
autoridadclericalismocomunioniglesia catolica
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.