Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 21 febrero |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Tierra Santa no está tan lejos

Jérusalem, ville sainte, terre sainte, Israël, Palestine

Shutterstock

Vue aérienne de la vieille ville de Jérusalem.

Valdemar de Vaux - publicado el 23/01/24

No todo el mundo tiene la dicha de peregrinar a Tierra Santa, pero no debemos olvidar que Dios se manifiesta a cada uno de los que le escuchan aquí y ahora

La literatura cristiana está llena de textos tan magníficos como iluminadores sobre el misterio de Dios, empezando por la obra maestra que son las Confesiones de san Agustín. En ella, el obispo de Hipona describe su descubrimiento de Dios, y lo resume en estas famosas palabras:

«Tarde te he amado, oh Belleza, antigua y tan nueva; tarde te he amado. Tú estabas dentro de mí y yo estaba fuera, y allí te busqué. Mi fealdad eclipsó todas las cosas bellas que Tú has hecho. Tú estabas conmigo y yo no estaba contigo. Lo que me alejaba de Ti eran las criaturas, que solo existen en Ti.

Me llamaste, gritaste y venciste mi sordera. Tú mostraste tu Luz y tu Claridad ahuyentó mi ceguera. Has derramado tu Perfume, Te he olido, y Te anhelo. Te he saboreado, tengo hambre y sed de Ti. Me has tocado, y ardo en deseos de tu Paz. Amén».

NATIVITY
Tierra Santa. Belén, Gruta de la Natividad

Dios está presente en todo tiempo y lugar

Una hermosa oración que revela el principal descubrimiento del santo doctor: Dios está presente en medio de nosotros, y se nos muestra en la existencia concreta, en los lugares que frecuentamos, en las personas que encontramos, en la naturaleza que admiramos, en la conciencia que exploramos.

Y, lo que es más importante, en la Eucaristía, donde Jesús está verdaderamente presente en el pan y el vino consagrados.

Como muchos cristianos, san Agustín nunca fue a Tierra Santa, pero eso no le impidió experimentar la presencia de Cristo. Ciertamente, pasear por el desierto de Judea, admirar el lago de Tiberíades y los restos de la ciudad de Cafarnaún, orar ante la tumba del Hijo de Dios, todo ello es bueno y estimulante para la fe.

Sobre todo, nos permite experimentar de primera mano, en el sentido más auténtico de la palabra, el hecho de que Dios se hace presente en un lugar y en un tiempo.

JERUSALEM-OLD-CITY-shutterstock_1235650846.jpg
Ciudad antigua de Jerusalén

Accesible, aquí y ahora

Una lógica, la de la Encarnación, que es válida para nosotros, aunque la presencia de Jesús no sea la misma que en Jerusalén en el siglo I. Algunos santos, aunque inicialmente deseosos de vivir cerca de los santos lugares, renunciaron a ellos para servir al Señor en otros lugares, desde san Ignacio, que no consiguió ir allí, hasta san Carlos de Foucauld, que vivió algún tiempo en Nazaret antes de establecer su vida oculta en el Hoggar.

Tierra Santa, donde se revela hoy el amor de Dios, es, pues, el entorno mismo de todo ser humano. Y la Biblia, la historia de Dios con sus criaturas, es la historia que teje con cada uno de nosotros en los acontecimientos de nuestra vida. Aquí y ahora, el Creador es accesible a quienes están dispuestos a abrirle su corazón. Incluso en la cocina, como nos recordaba Santa Teresa de Ávila a mediados del siglo XVI:

«Cuando la obediencia te ocupe en cosas exteriores, no te angusties. Si te ocupa en la cocina, comprende que Nuestro Señor está allí, en medio de las ollas, ayudándote por dentro y por fuera».

Tags:
Jesústierra santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.