Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 20 mayo |
Santa María, Madre de la Iglesia
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

Putin devuelve el icono de la Trinidad de Rublëv a la Iglesia Ortodoxa

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
trinidad Rublëv

© NATALIA KOLESNIKOVA / AFP FILES / AFPNATALIA KOLESNIKOVA / AFP FILES / AFP

El Icono de la Trinidad de Rublëv había estado en exhibición desde 1929 en la Galería Tretyakok en Moscú.

Manuella Affejee - publicado el 24/05/23

El icono medieval de la Trinidad de Rublëv, cumbre del arte religioso ruso, había sido confiado por las autoridades soviéticas a la prestigiosa Galería Tretyakov de Moscú en 1929, considerando su valor artístico. Su restitución, vista como una prueba más de la cercanía entre la jerarquía ortodoxa y Vladimir Putin, genera muchas preocupaciones sobre su preservación

La noticia se hizo oficial en un comunicado de prensa publicado el 15 de mayo por el Patriarcado de Moscú: “En respuesta a numerosas solicitudes de creyentes ortodoxos, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha decidido devolver a la Iglesia ortodoxa rusa el icono milagroso de la Trinidad, escrito por San Andrei Rublëv”.

Primero debe ser transportado a la Catedral de Cristo Salvador en Moscú con motivo de la fiesta de Pentecostés – que se celebra el 4 de junio en el calendario juliano – para ser expuesto allí a la veneración de los fieles, antes de trasladarse a la catedral del Monasterio de la Santísima Trinidad y San Sergio  en la ciudad de Sérguiyev Posad, de cuyo iconostasio formó parte.

El propio patriarca Kirill alabó este significativo gesto del Kremlin. “Durante la persecución de la Iglesia, muchos santuarios ortodoxos fueron destruidos por los enemigos de Dios y gran parte de los objetos de nuestro patrimonio espiritual y cultural terminaron en museos, en el extranjero o en colecciones privadas”, se puede leer en una carta hecha pública en el sitio web del patriarcado.

“Es profundamente simbólico que la restauración de la justicia histórica se produzca durante un período decisivo en la existencia de Rusia como Estado”, escribe, en una alusión bastante explícita a la ofensiva militar llevada a cabo en Ucrania durante más de un año por Moscú. Una ofensiva de la que el Patriarca de todas las Rusias se muestra ferviente defensor, llegando a otorgar su bendición a los soldados. Afirmó incluso en una de sus homilías que la muerte en combate constituía un “sacrificio que lava todos los pecados”.

Algunos observadores también interpretan esta restitución como un regalo de agradecimiento de Vladimir Putin por este apoyo tan controvertido; especialmente porque no ha sido el único.

De hecho, hace unos días, el Museo del Hermitage de Petersburgo anunció que la Iglesia Ortodoxa también recibiría la tumba de San Alejandro Nevski, un príncipe guerrero y héroe nacional del siglo XIII. ¿Deberían verse estas medidas como prueba de vínculos cada vez más estrechos entre la jerarquía ortodoxa y el aparato estatal ruso? Muchos están convencidos de esto.

Problemas de conservación de iconos

Sea como fuere, muchos expertos han advertido de los riesgos que conlleva esta restitución. “La Trinidad” difícilmente soportaría ser movida repetidamente o mantenida en iglesias llenas de fieles y velas.

“Podríamos perderla; podría fragmentarse en varias piezas porque consta de tres partes que no están muy bien unidas entre sí”, advirtió el director del Museo Pushkin de Bellas Artes, entrevistado por la agencia Tass.

De hecho, la conservación del icono requiere condiciones muy especiales, un clima especial y una supervisión constante que solo la Galería Tretyakov podría ofrecer. Además, con infinitas precauciones había asegurado, en 2022, el transporte de la Trinidad a la catedral de Sérguiyev Posad. Luego permaneció allí durante varios días, los primeros en casi un siglo, dentro de una cápsula protectora que le garantizaba la temperatura y la humedad adecuadas.

Una obra maestra de la iconografía rusa

Con unas medidas de 141,5 por 114 cm, la Trinidad fue pintada entre 1422 y 1427 por San Andrei Rublev, monje del Monasterio de la Trinidad y san Sergio, uno de los principales monasterios de Rusia, fundado por San Sergio de Radonezh.

Basada en el tema de la “hospitalidad de Abraham” (Gn 18) – cuando Yahvé se aparece al patriarca bajo la apariencia de tres viajeros – Rublev en realidad realiza una representación de la Santísima Trinidad con una profundidad simbólica nunca antes vista para su tiempo y nunca igualada desde entonces.

Exquisitamente pintado, el icono muestra tres figuras similares, tres ángeles, sentados alrededor de una mesa en la que descansa una copa que representa el sacrificio de Cristo. El Padre estaría a la izquierda, el Hijo en el centro y el Espíritu Santo a la derecha. Esta interpretación comúnmente aceptada sigue siendo, sin embargo, fuente de debate entre los teólogos. Al manifestar la unidad de la Trinidad, este icono incomparable nunca ha dejado de inspirar el arte religioso, tanto oriental como occidental.

Lee este artículo
gratis
Crea tu cuenta gratuita y podrás acceder a todos los artículos de Aleteia, sin limitaciones, así como escribir comentarios.
Lee gratis registrándote
¿Ya eres miembro?

Tags:
iconosrusia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.