Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 13 abril |
San Martín, Papa y mártir
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

El consuelo que Jesús le pidió a una mujer

SACRED HEART

Cathopic

Claudio de Castro - publicado el 20/04/23

Santa Margarita María de Alacoque notó que un corazón cargado de desprecio se dirigía a ella diciéndole: "Tú, al menos, dame este consuelo"

Esta mañana fui con mi esposa Vida y mi nieta Ana Sofía a visitar a Jesús, estar con Él, hacerle compañía. Fue una visita familiar muy bonita.

He visto tantos milagros ocurridos ante Jesús en el Sagrario, verdaderamente extraordinarios, por eso suelo sugerir a las personas con dificultades que vayan a verlo.

Él tiene las respuestas que buscas, las gracias que necesitas, el amor que nadie más te podrá dar.

A veces me detengo a reflexionar sobre lo que hizo Jesús por nosotros. Su doloroso y cruel sacrificio.

Una vez leí esta frase que impactó y es muy cierta, lo resume todo:

“No fueron los clavos los que mantuvieron a Jesús en la Cruz. Fue su amor por ti”.

Él tenía el poder para bajar de aquella cruz sin ningún problema, pero no lo hizo. Soportó hasta el final, pensando en ti.

Amor abandonado

Suelo preguntarle: “¿Cómo puedes amarnos tanto?”.

Y hay motivos para mi pregunta. Mira a tu alrededor, o mejor, pasa por un oratorio donde esté el Sagrario. ¿Qué viste? Esa es la respuesta.

Nada hay más doloroso que un sagrario abandonado.

Suelo ir a visitarlo y a menudo encuentro el oratorio vacío y a Jesús sin compañía.

¿Por qué ocurre esto? Porque no hemos experimentado su amor. El mundo nos absorbe.

Lo conocemos poco.

Entra en la Biblia

He reflexionado mucho y me parece que los católicos debemos leer más la Biblia, no basta escuchar los Evangelios en Misa.

En tu casa o un parque, una biblioteca o una iglesia, abre tu Biblia y lee. Reflexiona sobre lo que lees. Y lo más importante, esto es un consejo de los grandes santos de nuestra Iglesia: métete en el Evangelio.

¿Qué es esto?

Muy sencillo. Usa tu imaginación.

Imagina que estás allí con Jesús, en medio de las personas lo que rodean y escuchan admirados sus palabras. Tú estás entre la multitud, y casi puedes tocar su manto.

Conocer a Jesús y amarle

No podemos amar lo que no conocemos.

Por ello es necesario conocer a Jesús, su vida, sus palabras. Debes conocerlo más para amarlo más.

Otra forma de conocerlo a profundidad es rezando el Santo Rosario, que es bíblico, cristocéntrico y sigue los pasos de Jesús en cada Misterio.

Me parece que fue a santa Margarita María de Alacoque en una de las apariciones del Sagrado Corazón, a quien Jesús le hizo estas fuertes revelaciones:

“Mi divino Corazón está tan apasionado de amor por los hombres y por ti en particular…
He aquí este Corazón que tanto ha amado a los hombres, que nada ha reservado hasta agotarse y consumirse para mostrarles su amor.

Tú, al menos, dame este consuelo: suplir cuanto puedas a su ingratitud.

Mira este corazón mío, que, a pesar de consumirse en amor abrasador por los hombres, no recibe de los cristianos otra cosa que sacrilegio, desprecio, indiferencia e ingratitud, aun en el mismo sacramento de mi amor.

Pero lo que traspasa mi Corazón más desgarradoramente es que estos insultos los recibo de personas consagradas especialmente a Mi servicio”.

¿Cómo regalarle consolación?

Me nace del alma decirle:

“Buen Jesús, perdona nuestra indiferencia. Haz que te conozcamos más, para amarte siempre más”.

Ya sabes que visitarlo en el Sagrario es una de mis actividades favoritas y cuando no puedo ir le pido a los amigos que me hagan el gran favor de saludarlo de mi parte. Busco sacarle una sonrisa de alegría. Que sepa que lo queremos.

Te pido un favor, no dejes solo a Jesús en el Sagrario. Visítalo, acompáñalo, dile que lo quieres. Tiene tantas gracias esperando para darte…

Y cuando vayas por favor dile: “Buen Jesús, Claudio te manda saludos”. Ya sabes que me encanta sorprenderlo desde diferentes países.

Justo hoy mi cuñada Alexandra me ha dicho: “Le dejamos tu saludo a Jesús”. Se encuentra peregrinando en Tierra Santa con mi hermano Henry. ¡Qué maravilla!

¿Te gustaría compartir tus experiencias con Jesús en el Sagrario? Escríbeme si lo deseas. Te dejo mi email personal: cv2decastro@hotmail.com

¡Dios te bendiga!

Tags:
consueloeucaristiajesucristoSagrado Corazónsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.