Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 15 abril |
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

“No tendréis mi odio”: un mensaje de vida y esperanza 

notendreis1.jpg

Haut et Court

Fotograma de No Tendréis mi Odio

José Ángel Barrueco - publicado el 20/03/23

La historia real de cómo un hombre afrontó la pérdida de su mujer tras un atentado 

No tendréis mi odio cuenta la historia real de un hombre que decidió que su respuesta frente al terrorismo consistiría en expresar el amor y la falta de miedo en vez de la ira y la venganza. El periodista Antoine Leiris estaba en casa con su hijo de 3 años la noche en la que perpetraron los atentados terroristas en la Sala Bataclan: el 13 de noviembre de 2015. Hélène, su mujer, figuraba entre los asistentes al concierto de rock. Había ido con Bruno, un amigo de la pareja. El hombre sobrevivió a pesar de sus heridas. Ella murió en sus brazos. 

Tras ver su cuerpo en el depósito de cadáveres, Leiris se dispuso a escribir una carta a los asesinos islamistas y la posteó en su perfil de Facebook. No se imaginaba que su texto se convertiría en viral y sería compartido por miles de personas en todo el mundo. Un tiempo después escribió un libro muy breve en el que relataba aquellos hechos y el calvario del duelo mientras trataba de arreglárselas solo con su hijo. 

La carta original puede encontrarse traducida si hacemos la búsqueda pertinente en Google. Copio aquí algunos fragmentos para que los lectores que la desconozcan se hagan una idea: 

“El viernes por la noche le robasteis la vida a un ser excepcional, el amor de mi vida, la madre de mi hijo, pero no tendréis mi odio. No sé quiénes sois ni quiero saberlo, sois almas muertas […] De manera que no, no os haré el regalo de odiaros. Y eso que os lo habéis buscado a conciencia, pero responder al odio con la cólera supondría ceder a la misma ignorancia que os ha convertido en lo que sois. Queréis que tenga miedo, que mire a mis conciudadanos con ojos desconfiados, que sacrifique mi libertad en aras de la seguridad. Habéis perdido”.

notendreis2.jpg

Decisiones de riesgo de un cineasta 

Antes del estreno del filme que nos ocupa, en 2016 Leiris participó en un documental de 70 minutos sobre estos hechos. Está disponible en plataformas como Netflix y Filmin. Ahora se estrena en Movistar la adaptación cinematográfica del realizador alemán Kilian Riedhof.

Pierre Deladonchamps encarna a Antoine Leiris de una manera muy peculiar: es un hombre herido pero siempre muestra un gesto entre lo hostil y lo inevitable, de tal manera que evita caer en el juego propio de los telefilmes de sobremesa en los que solemos ver a los personajes destrozados y con las lágrimas siempre al borde. 

Un cineasta debe tomar decisiones. La decisión de Riedhof es arriesgada de cara a la audiencia: elige no mostrar jamás la violencia; no vemos a los terroristas, no se recrea el atentado y la cámara no acompaña a Hélène (Camélia Jordana) de camino a su destino fatal en Bataclan. Sólo veremos algún fragmento real, aislado, en los telediarios que miran los personajes: una detención, sirenas, alguna imagen de archivo… La película se centra exclusivamente en Leiris y en sus circunstancias.

El espectador comparte con él las noticias del atentado que van llegando en forma de mensajes al teléfono móvil; asiste a su dolor, al día a día en el que debe mantener el equilibrio entre la angustia del duelo y la entereza ante su hijo; a la toma de decisiones que van fracturándole aún más por dentro (qué vestido escoge para el cuerpo, qué ataúd prefiere).  

notendreis3.jpg

En el mundo en el que vivimos, cada vez menos preocupado por los valores, la de Leiris fue una proeza: ofrecer amor y valentía en vez de odio y miedo. También la del director del filme lo es porque, como hemos dicho, se muestra reacio a enseñar la sangre, la acción, el lío: todo aquello que en una superproducción de Hollywood hubiese sido el meollo de la historia. 

En este recorrido por la fractura emocional de Leiris, Riedhof resuelve algunas secuencias de forma eficaz (el sobresalto de los primeros avisos, la noticia familiar consistente en miradas que transmiten que su mujer ha muerto, los paseos que el protagonista da por la calle y por el interior del metro y en los que nos llegan el miedo público y la desconfianza, el calor de quienes admiran su mensaje). Y, en otras, cede a ese sentimentalismo que bordea el telefilme (los momentos en que llora viendo fotos y objetos de su mujer, el niño buscando a su madre por la casa, las disputas que mantiene con los familiares que tratan de ayudarle). Esto, por un lado, lo convierte en un filme irregular. Pero, por el otro y a pesar de ello, nos cala su mensaje sobre la esperanza, sobre cómo seguir adelante para vivir sin miedo y resistir sin odio.  

Tags:
odioperdon
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.