Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 22 mayo |
Santa Rita de Casia
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Ortega rompe relaciones diplomáticas con el Vaticano

NICARAGUA

AFP PHOTO / NICARAGUAN PRESIDENCY / JAIRO CAJINA

Jaime Septién - publicado el 13/03/23

La cruzada en contra de la Iglesia católica emprendida por el presidente de Nicaragua Daniel Ortega Saavedra, ha subido de nivel. Después que el papa Francisco lo calificara como alguien que tiene un desequilibrio mental y encabeza una dictadura "guaranga", Ortega ha dispuesto suspender relaciones diplomáticas con el Vaticano.


Según una nota emitida por la cancillería del país centroamericano, las relaciones entre Nicaragua y la Santa Sede quedan suspendidas. El papa Francisco respondió a la pregunta del director de Infobae sobre la opinión de Ortega que considera a los sacerdotes, los obispos y a los papas como “una mafia”.

El pontífice –que hizo alusión en la respuesta al obispo Rolando Álvarez encarcelado por Ortega y condenado a 26 años de prisión por cargos absolutamente inventados– dijo que esas dictaduras (no solamente la de Ortega, por cierto) eran comparable a la dictadura comunista de 1917 o a la hitleriana, de 1935.

“Con mucho respeto, no me queda otra que pensar en un desequilibrio de la persona que dirige [el país]. Ahí tenemos un obispo preso, un hombre muy serio, muy capaz”, dijo el Papa al director-fundador de Infobae. Y luego habló de “dictaduras groseras” y utilizó el argentinismo de “guarangas” (vulgares).

Ante esta comparación, Ortega reaccionó de inmediato y la cancillería sandinista emitió el siguiente, escueto, comunicado: 

“Entre el Estado Vaticano y la República de Nicaragua se ha planteado una suspensión de las Relaciones Diplomáticas”.

 También, según cables de agencias noticiosas, Ortega mandó cerrar la embajada de Nicaragua ante la Santa Sede misma que solamente tenía una representación (no una embajador, pues desde septiembre de 2021 el dictador nicaragüense canceló el nombramiento de Eliette Ortega Sotomayor). 

Con este gesto, Ortega pone fin a 115 años de relaciones diplomáticas entre el país centroamericano y la Santa Sede, y se une a los otros trece países que no tienen relaciones diplomáticas con el Vaticano: Vietnam, Corea del Norte, China y Laso (del lado de los comunistas); Somalia, Mauritania, Maldivas, Islas Comores, Brunéi, Afganistán y Arabia Saudí (de la parte musulmana), así como Bután, el reino budista del sur de Asia.

La tensión está puesta, ahora, en la suerte que pueda correr la Iglesia católica en Nicaragua, y en especial el obispo mártir de Matagalpa, encarcelado por Ortega y que, según sus familiares y sacerdotes nicaragüenses en el exilio, no se encuentra en la cárcel “La Modelo” en donde, supuestamente, debería purgar sus “delitos”.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.