Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 05 junio |
San Bonifacio
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Consejos que no esperabas de Teresa de Ávila para vivir la Cuaresma

Peter_Paul_Rubens_166.jpg

Public Domain

Peter Paul Rubens, El éxtasis de Santa Teresa de Ávila, Rotterdam, Museo Boijmans Van Beuningen.

Matilde Latorre - publicado el 16/02/23

La santa mística y contemplativa no recomendaba a sus hijas espirituales centrarse en ayunos masoquistas o renuncias. Más bien les proponía centrarse en lo esencial: Jesús. De este modo, todo cambia en Cuaresma…

Estamos a punto de adentrarnos en la Cuaresma, cuarenta días de preparación para el triduo pascual (Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado de Gloria). ¿Tiempo de renuncias? ¿Tiempo de tristeza? Es posible que malentendidos o prejuicios no nos permitan vivir de manera cristiana este período litúrgico tan intenso.

Santa Teresa de Ávila, una de las contemplativas más grandes de la historia, con su vida y escritos, ha dejado consejos para vivir la Cuaresma de manera significativa. Déjate sorprender.

1No perder de vista el objetivo

Ni el objetivo ni el espíritu de la Cuaresma cristiana son masoquistas: no se trata de hacer sacrificios por hacer sacrificios. Si algo dejó claro santa Teresa de Ávila, es que el amor de Jesús, y, en particular, su pasión, muerte y resurrección, dan sentido a nuestra vida.

Santa Teresa se convirtió en edad ya adulta, a sus 39 años: en 1554, cuando llevaba viviendo casi veinte de religiosa carmelita en el monasterio de la Encarnación. Ella misma recuerda que vivía una vida doble: por momentos, vida de oración; pero muchos momentos más, vida anodina y pérdida de tiempo con amistades sin sentido religioso. «Como las muchas», dice ella. A pesar de los sacrificios y renuncias propios de la vida religiosa. 

Narra su conversión en su autobiográfico Libro de la Vida (capítulo 9), escrito diez u once años después. Fue un momento de encuentro personal con Cristo. Encuentro desencadenado por la presencia de una imagen emotiva del «Ecce Homo». Aquella escultura tocó lo más profundo de su ser: de repente, comprendió tangiblemente el amor de Jesús por ella hasta el punto de sufrir los tormentos.

«Fue tanto lo que sentí de lo mal que había agradecido aquellas llagas, que el corazón me parece se me partía», escribe la mística. Ese es el sentido de la Cuaresma: preparar el alma y la vida para experimentar el amor de Cristo en su pasión, muerte y resurrección.

La oración, tan importante en Cuaresma, consiste, por tanto, en algo muy sencillo: estar «muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama», como escribe la santa en su Libro de la Vida (capítulo 8, 5).

2Humildad

Con los ojos puestos en el amor de Cristo, santa Teresa invita a continuación a comprender la propia realidad. En esto consiste la verdadera humildad a la que invita la Cuaresma, que el cristiano necesita para cultivar poder vivir la experiencia del amor de Jesús. 

Teresa escribe: «Pongamos los ojos en Cristo, nuestro bien, y allí aprenderemos la verdadera humildad» (I Moradas 2, 10-11). El mismo Señor nos dice; «Aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón», (Mateo 11,29) 

Santa Teresa de Jesús se planteó en una ocasión «por qué razón era nuestro Señor tan amigo de esta virtud de la humildad» y esta fue la respuesta que encontró: «Dios es suma Verdad, y la humildad es andar en verdad» (Sextas Moradas 10,7). 

3«Desasimiento»

Del amor de Cristo surge una de las actitudes más típicas de la Cuaresma: el «desasimiento», es decir, el estado del alma que queda libre de todo afecto desordenado y egoísta hacia cualquier cosa o persona, que nos sea Dios. 

El desasimiento explica las prácticas cuaresmales, como son la abnegación, renuncia, despojamiento, desapego, desapropiación, etc. No significa supresión de todo deseo y aspiración, ni tampoco quiere decir fabricarse un corazón duro e insensible, ya que el amor es el primero y mayor de los deberes. El amor da sentido y matriz al desapego.

Santa Teresa de Jesús escribe: «Ahora vengamos al desasimiento que hemos de tener, porque en esto está el todo, si va con perfección». El secreto del cristianismo, está en abrazar toda la vida por amor a Cristo, y «desasirse» o desprenderse de todo lo que nos puede alejar de Él (Camino de Perfección, capítulo 8).

4Amor al prójimo

Por último, prepararse en Cuaresma para vivir el misterio de la pasión, muerte y resurrección de Jesús significa vivir la caridad, amar concretamente al prójimo. Teresa escribe en el libro «Las Moradas»: «Entendamos, hijas mías, que la perfección verdadera es amor de Dios y del prójimo, y mientras con más perfección guardáremos estos dos mandamientos, seremos más perfectas» (Moradas Primeras 2,17). 

Según santa Teresa, no se puede amar a Dios sin amar al prójimo y no se puede amar al prójimo sin amar a Dios. 

Aleteia, red global católica de información, en virtud de su misión fundacional, contribuye, en colaboración con la Fundación DeClausura, a comunicar la vida, espiritualidad  y productos de los monasterios contemplativos.
Tags:
cuaresmaDeClausuraTeresa de Ávila
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.