Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 15 abril |
San Damián de Molokai
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

Iglesia de Santa Felicitas: Un templo erigido para honrar la memoria de una mujer asesinada

ARGENTINA

@museosantafelicitas

Sandra Ferrer - publicado el 15/02/23

Situada en Barracas, recuerda la trágica muerte de quien fue considerada la "mujer más bella de Argentina"

En la ciudad de Buenos Aires se alza un hermoso templo dedicado a una mártir romana, Santa Felicitas Este mismo nombre es con el que fue bautizada la mujer que dio pie a la construcción del magnífico templo. Su historia es una historia triste y por desgracia nada excepcional. Porque la suya es una historia de feminicidio. 

Felicitas Guerrero había nacido en Buenos Aires el 26 de febrero de 1846 en el seno de una rica familia porteña. Hermosa, inteligente, con un futuro prometedor, nada hacía sospechar que el destino de la dama terminara siendo tan dramático. Como era habitual en las familias de la alta sociedad decimonónicas, Felicitas tuvo que aceptar el casamiento impuesto por sus padres. El elegido, Martín de Álzaga, era un hombre mucho mayor que ella e inmensamente rico. Felicitas, que entonces tenía dieciocho años, aceptó la decisión paterna no sin mostrar su disconformidad. 

La pareja se casó en 1864. Dos años después nacía su hijo Félix que fue para Felicitas una gran alegría. Alegría que se truncó tres años después cuando el pequeño falleció a causa de la fiebre amarilla que se extendió en aquellos años. En 1870, su marido también moría. Un día después daba a luz a un niño muerto. 

A sus veinticuatro años, Felicitas Guerrero había sufrido demasiado

Intentó superar aquellas dolorosas pérdidas intentando integrarse de nuevo en la vida social de la ciudad y participando en los más espléndidos salones literarios del momento. 

Tiempo después, Felicitas conoció a un joven llamado Samuel Sáenz Valiente que le devolvió la esperanza de vivir. Rica y viuda, podía elegir a su marido, por lo que no dudó en seguir a su corazón.

A finales de enero de 1872 reunió a sus familiares y amigos en la residencia de Barracas en la que vivía para anunciar su compromiso. Hasta allí se acercó también Enrique Ocampo, un hombre rico que llevaba tiempo amando a Felicitas en silencio. Enrique pidió hablar con ella.

Cuando estuvieron solos le exigió que anulara su compromiso y se casara con él, petición que ella rechazó sin dar explicaciones. Ante la negativa, enloqueció y le dijo que si no se casaba con él no se casaría con nadie. Sacó una pistola y le disparó mientras Felicitas intentaba huir.

Al día siguiente fallecía en el hospital, dejando a la sociedad bonaerense conmovida por el suceso. 

Los restos de Felicitas Guerrero fueron enterrados en el cementerio de La Recoleta en Buenos Aires. Sus padres, devastados por los acontecimientos, decidieron invertir parte del dinero que habían heredado de su propia hija para erigir un templo en su memoria.

La Iglesia pasó a llamarse Santa Felicitas. En ella, además de imágenes religiosas, se incorporaron imponentes esculturas hechas con mármol de Carrara que representaban a Martín y a la propia Felicitas abrazando a su pequeño Félix. Los padres también tienen sus propios bustos cerca de la sacristía. En los jardines cercanos se puede contemplar una reproducción de la Gruta de Lourdes. 

Muchas historias se han ido creando alrededor de este templo. Hay quien asegura que las campanas tañen misteriosamente mientras el fantasma de Felicitas deambula por su interior. Otras, cuentan que las jóvenes que se acercan a la reja de la iglesia recuperarán su amor perdido. Todas estas leyendas no pueden ocultar la memoria de una mujer que sufrió un terrible feminicidio; una dama que murió a causa de la violencia gratuita ejercida contra ella

Tags:
argentinatemploviolencia contra la mujer
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.