Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 10 junio |
San Landerico
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Han descubierto los científicos la vida después de la vida?

badania nad życiem po życiu

pixelaway | Shutterstock

Karol Wojteczek - publicado el 15/02/23

Interesantes conclusiones de un estudios científico: 1 de cada 5 personas que sobrevivió a una reanimación tuvo recuerdos de ese momento dramático...

«¿Se registra el más allá?», «¿El paro cardíaco no es el final de la vida?», este tipo de titulares sensacionalistas barrieron los medios a mediados de noviembre del año pasado.

Muchas páginas web escribieron sobre la investigación de científicos estadounidenses y británicos que, mediante el análisis de la actividad cerebral previa a la muerte, demostraron la existencia de una realidad distinta a la que conocemos del mundo mundano.

Era aún más desconcertante que la investigación mencionada aún no hubiera visto la luz del día. Finalmente la investigación se estrenó hace menos de un mes, el 11 de enero. Esta vez, sin embargo, los datos pasaron desapercibidos. O tal vez sea una pena, porque, aunque mucho menos sensacionalistas que los titulares de los discursos, mostraban la existencia de varias relaciones interesantes…

Conciencia de morir

El Dr. Sam Parnia, director del Departamento de Investigación en Cuidados Intensivos y Resucitación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, ha estado estudiando los procesos fisiológicos que ocurren en el cuerpo durante la reanimación (RCP) y la muerte durante casi 30 años. Para su última investigación, reunió a un impresionante grupo de colaboradores, recopilando datos y observaciones de 25 instalaciones médicas.

De los 567 pacientes resucitados monitoreados en detalle, 53 pudieron resucitar sus vidas. Luego se realizaron entrevistas médicas detalladas a 28 de ellos. De este grupo, 11 declararon vivir una experiencia que indica la ocurrencia de algún tipo de conciencia en el momento de morir y resucitar. El Dr. Parnia luego dividió estas cuentas en cuatro grupos:

Despertar del coma durante la reanimación (2 pacientes);
despertar del coma después de la reanimación (2);
la ocurrencia de sueños (3);
experiencias trascendentes (6).

La distribución de las declaraciones anteriores es generalmente consistente con la obtenida durante las entrevistas con un grupo más amplio de pacientes (126 personas) que sufrieron un paro cardíaco o respiratorio en el período anterior y no estaban sujetos a un monitoreo continuo de la actividad cerebral como parte del estudio discutido aquí.

Experiencias trascendentales de los moribundos

Nos interesa especialmente el último de los puntos mencionados anteriormente. Pero digamos primero ¿qué entiende el autor del estudio por experiencias trascendentes? Según las declaraciones de los pacientes, las más comunes son la sensación de estar viendo la RCP en curso desde fuera del cuerpo y la sensación de estar viendo el curso de la propia vida hasta ahora a un ritmo acelerado.

También se supone que estas experiencias van acompañadas de una sensación de calma absoluta, lo que contrasta con las descripciones de reacciones fisiológicas violentas observadas por los médicos en estos pacientes (agitación, gemidos, movimientos oculares rápidos).

Curiosamente, según investigaciones previas sobre el tema, alrededor del 10-20% de las personas que sobrevivieron a la reanimación declaran la ocurrencia de efectos psicológicos positivos después de este evento, incluida la transformación de sus propias vidas. Sin embargo, tales declaraciones son hechas principalmente por personas del grupo cuyas experiencias caen en la categoría de trascendencia.

Como regla general, entre los efectos psicológicos de la RCP, los pacientes mencionan con mayor frecuencia: deterioro de la memoria, trastornos depresivos y trastorno de estrés postraumático (TEPT). Según el estudio, el porcentaje de dichas declaraciones oscila entre el 20 y el 50 %.

¿Nuestro cerebro cobra vida cuando morimos?

Como destaca el Dr. Parnia en su último estudio, los resultados de su investigación, respaldados por un seguimiento detallado de la actividad cerebral de los pacientes reanimados, contradicen la suposición hasta ahora aceptada en medicina de que los pacientes durante la reanimación están inconscientes.

Lo que es más desconcertante, la experiencia de morir puede ir acompañada de un aumento particular en la actividad de las ondas cerebrales gamma, responsables de la concentración y la creatividad.

Absteniéndose de comentarios no científicos, el Dr. Parnia, sin embargo, saca una conclusión práctica de esto: tal vez los pacientes durante la RCP deberían (paradójicamente) ser sometidos a sedación adicional para reducir el riesgo de su posible trauma relacionado con experimentar el «estado límite».

«Las sensaciones fuertes no pueden ser pensadas como trucos de un cerebro moribundo y desorganizado, sino como experiencias únicas que ocurren al borde de la muerte. Cuando el cerebro comienza a apagarse, se liberan algunos frenos naturales y se abre el acceso a las capas profundas de la conciencia, incluidos los recuerdos y pensamientos de toda su vida. Si bien no sabemos cuál es el propósito evolutivo de este fenómeno, plantea preguntas interesantes sobre nuestra conciencia, también en el momento de la muerte», concluye el científico.

Tags:
corazónsaludtrascendencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.