Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 febrero |
San Ricardo Peregrino
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Cosas de la Iglesia que tienen raíces en el judaísmo

JUDAIZM

ungvar | Shutterstock

Aleteia Polaco - publicado el 25/01/23

La lámpara simboliza la presencia constante de Dios, y según algunos rabinos - la acción de Su Espíritu - y por lo tanto no debe apagarse

No se pierda esta Misa internacional para aquellos que necesitan sanación. Llevaremos sus intenciones al altar – sin coste. 

Haga click aquí

El Día del Judaísmo en la Iglesia católica, que se celebra desde hace 25 años cada 17 de enero, llama la atención sobre nuestras raíces como cristianos. 

Inspira a conocer la versión rabínica de la ley mosaica y a observar el proceso de diálogo judeo-cristiano, pero también a reflexionar sobre el concepto de fraternidad.

Y dirige repetidamente el pensamiento a la sinagoga, creando un espacio de confrontación, y al mismo tiempo haciéndonos conscientes de la continuidad y desarrollo de la revelación de Dios y la respuesta humana a ella. Intentemos retomar algunos hilos.

Lámpara – luz – presencia de Dios

Al entrar en una sinagoga activa, la atención de muchos cristianos se dirige a una lámpara encendida junto al cofre, que es engañosamente similar en tamaño y cortinas al tabernáculo durante el Triduo Pascual. 

Es un ner tamid, una luz que arde constantemente sobre el aron ha-kodesh, el arca (armario del altar) en el que se colocan los rollos que se leen durante los servicios de la sinagoga.

La lámpara simboliza la presencia constante de Dios, y según algunos rabinos la acción de Su Espíritu- y por lo tanto no debe apagarse

Evoca la menorá, el candelabro de siete brazos del Templo de Jerusalén, o el fuego siempre encendido en el altar de la ofrenda quemada.

candélabre

Los cristianos, en cambio, la asocian con una lámpara eterna, que señala la presencia viva de Jesús en forma de pan en el sagrario. Se apaga solo cuando el tabernáculo está vacío, brilla todos los días a través de las vidrieras/ventanas de la iglesia, como la luz de las casas residenciales, que, encendida por la tarde, confirma: alguien vive, vive, trabaja aquí.

Vuelve aquí la presentación bíblica de Dios en la imagen de la luz y la descripción de su pensamiento, relación con el hombre y el mundo, como influencia vivificante, como la luz, con toda su variedad de reflejos y colores. 

Y de repente el hombre se convence de la unidad que Dios ha creado entre el judaísmo y el cristianismo, y el desarrollo con el que Él está conduciendo según su plan original.

Escritura – Aleluya – Salmos

Köln-Tora-und-Innenansicht-Synagoge-Glockengasse-040.jpg
Sefer Torahexpuesto en la sinagoga de Glockengasse, en Colonia (Alemania)

Los rollos están escondidos en el arca, mientras que en la iglesia la Santa Biblia y los leccionarios que contienen textos seleccionados para la liturgia se encuentran en el atril. 

oiremos de él muchas veces, lo mismo que el judío en la sinagoga. Las diferencias serán el idioma -allí hebreo, aquí el del propio país- y el Nuevo Testamento, el testimonio de JHWH dando un paso más hacia nosotros en el acto de la Encarnación de Su Hijo.

Incluso podríamos captar algunas frases que literalmente suenan igual, como «Aleluya». Literalmente significa: alabar/adorar a YHWH

Las palabras de oración contenidas en los salmos resultarán comunes. Estos textos son expresión de la experiencia de la cercanía de Dios y respuesta a ella. Como sugiere el texto mismo, encontrar a Dios requiere alabarle.

FR322583A.jpg

Realizadas en forma de canto, para un judío reflejan el éxtasis que implica percibir la gloria de YHWH, donde en libertad y liviandad el hombre reconoce la grandeza y el valor de Dios y lo confiesa con la boca, sin eliminar las emociones, permitiendo que el vínculo que tiene con YHWH salga a la luz.

Leído durante la liturgia de la sinagoga o en la misa, el Tanaj (la Biblia hebrea) o las Sagradas Escrituras, llega como un mensaje de Dios , una invitación al diálogo.

Y la sinagoga parafrasea e interpreta lo que contiene de manera interesante, lo que para nosotros los cristianos toma la forma de homilía/sermón.

Agua bendita – purificación

Ahora vayamos por el otro lado: crucemos el umbral de la iglesia y leamos la herencia de Israel en sus decoraciones y letreros. 

El agua bendita evoca las tinajas de piedra para la purificación judía, que todos conocen bien por el pasaje evangélico del milagro de Caná de Galilea.

HOLY WATER FONT

La fuente no tiene dos o tres medidas bíblicas, y no tenemos la costumbre de lavarnos las manos en ella aflojando el puño. 

Sin embargo, nos permite sumergirnos en Dios con pensamiento e intención, para que Él pueda penetrarnos por completo, sin dejar lugar a nada que nos distraiga de Él. 

Se supone que el agua bendita no es para lavarse. Más bien debe ponernos ante la pregunta: ¿quieres que Dios te libre del mal ahora mismo? Y te invita a tomar una decisión.

Lugar sagrado – altar – Pascua

Los portones y puertas que encontramos naturalmente al entrar separan dos espacios: el espacio vital y el espacio para el encuentro más cercano. En entornos familiares, sus análogos son la sala de estar/pasillo y el dormitorio.

shutterstock_1286513572.jpg

Al abrir la puerta, me viene a la mente el Salmo 24, que contiene una serie de preguntas que los sacerdotes hacían a los peregrinos que llegaban al templo, inspirándolos a una especie de examen de conciencia antes de entrar en el espacio de intimidad con Dios: «¿Quién subirá al monte de Yahveh?, ¿quién podrá estar en su recinto santo?». Podrías preguntarte: ¿yo? ¿seguro?

«El de manos limpias y puro corazón, el que a la vanidad no lleva su alma, ni con engaño jura», responde el salmista. 

Prestando atención a la importancia de verificar las acciones (manos), el espacio de toma de decisiones (corazón) y tu nishmat hajjim, el aliento de vida recibido de Dios, el texto no permite la toma de decisiones irreflexivas.

El altar en el que los cristianos celebramos la Eucaristía es una transposición de la mesa pascual, en la que cada judío se sentaba con su familia o vecinos más cercanos para construir la comunión con Dios y celebrar la liberación. Allá de Egipto, aquí del pecado.

familia januca
Familia judía celebra a Janucá

Actualmente, no tiene nada que ver -aparte del nombre- con, por ejemplo, altares de holocaustos. Sólo vuelve el tema del sacrificio, entendido todo el tiempo de la misma manera -el sacrificio soy yo, me representa, a través de él quiero ponerme a disposición de Dios, reconocer y confesar mi pertenencia a Él.

Offertoire-ciric_384826
Ofertorio en una misa

XXV Jornada del Judaísmo en la Iglesia católica

Después de constatar tanta compatibilidad, surge la pregunta sobre la legitimidad de las diferencias, sobre el plan de Dios escondido en la existencia de los judíos y de nosotros los cristianos, y sobre las diferencias de caminos. 

La respuesta parece estar escondida en el eslogan de la 25ª Jornada del Judaísmo en la Iglesia católica del año 2022: «Mis pensamientos no son vuestros pensamientos» (Isaías 55,8).

Sí, por un lado explica poco, pero al mismo tiempo ofrece mucho: la certeza de que Dios «abraza» todo el mundo y todo el tiempo, y porque es Bueno, podemos aceptar con confianza el estado de nuestras diferencias y ofrecernos para lo que pida el amor mutuo.

Por la Hermana Joanna Nowinska

Tags:
cristianismodialogo interreligiosoiglesia catolicajudaismomisasímbolostradiciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.