Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 febrero |
San Ricardo Peregrino
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

En un aniversario: «Te doy mi corazón, Jesús»

New year resolutions 2023 on desk

LanaSweet | Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 19/01/23

El escritor Claudio de Castro da gracias por sus 7 años escribiendo en Aleteia y nos muestra una manera inspiradora de celebrar las cosas

No se pierda esta Misa internacional para aquellos que necesitan sanación. Llevaremos sus intenciones al altar – sin coste. 

Haga click aquí

«Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación»

Marcos 16, 15

6:30 a.m. Ese día, como todas las mañanas, mi esposa Vida me llamó para que bajara a tomar el café con ella. Estoy despierto desde las 5:00 a.m. Me gusta mucho disfrutar los amaneceres y recordar que todas estas maravillas Dios las creó por amor a nosotros. 

A través de su creación podemos descubrirlo, sentirlo, saber que nos ama infinitamente. Las Sagradas Escrituras nos dicen:

«Lo que es y que no podemos ver ha pasado a ser visible gracias a la creación del universo, y por sus obras captamos algo de su eternidad, de su poder y de su divinidad»

Rom 1,20

Yo, por mi parte, veo su creación y aún me maravillo.

Descubrir a Dios a través de los pequeños

No solía ser de esta forma. Redescubrí el mundo siendo padre de familia. Me ayudaron mucho mis hijos de pequeños.

Recuerdo que salíamos a pasear y todo a su alrededor los maravillaba. Se agachaban sorprendidos a recoger una piedra, un trocito de hoja, una hormiga, y por la noche se sentaban en el balcón de la casa para admirar la luna. 

Ellos me enseñaron con su inocencia que si tienes el corazón de un niño podrás descubrir fácilmente lo que Dios tiene preparado para ti, amorosamente, como el Padre bueno que es.

La fuerza de los salmos

Me gusta mucho rezar en las madrugadas. ¿Lo has hecho alguna vez? Para ello uso mi librito de Salmos. Puedes conseguir uno en cualquier librería católica cercana. Son 150 plegarias para alabar y adorar a Dios. Me llenan mucho por su sencillez y profundidad. Suelo memorizar algunos para rezar en diferentes situaciones de la vida.

Me aprendí este fragmento del salmo 143 para rezar en medio de los amaneceres. Es hermoso.

Hazme sentir tu amor desde la mañana, pues en ti yo confío;
haz que sepa el camino que he de seguir, pues levanto a ti mi alma.

7 años con Aleteia

Esa mañana celebraba algo muy especial como escritor católico. Y le comenté a mi esposa.

—Cumplo 7 años publicando en Aleteia.

Tomé su mano.

—… y 38 felices años casado contigo.

—Es maravilloso —respondió y me dio un tierno beso—. Hay que festejarlo en grande.

Pensé que en todo ese tiempo lo más gratificante ha sido:

  • La presencia de Dios en nuestras vidas.
  • La compañía de mi esposa y mi familia.
  • Las experiencias de vida y enseñanzas recibidas.
  • Ser parte de un equipo con tantas personas buenas en Aleteia.
  • Tu amable compañía, querido lector, tus palabras de aliento, tus comentarios, y tus oraciones para que podamos continuar. 

En familia

Celebro este día contigo amable lector, y con el equipo de Aleteia.

Somos una gran familia. Por ello suelo hablarte en mis escritos de mi esposa Vida, mis hijos, nuestra fe en común, mi vida en familia, siempre con Dios en medio. Tengo el corazón lleno de gratitud. Dios es bueno y juntos hemos recorrido este trayecto.

Lo más curioso y simpático que me ha pasado es que alguien se nos acerca en un centro comercial y nos dice señalando a Vida.

—Usted es Vida, la esposa del señor Claudio, ¿verdad?

Ella asiente y sonríe.

—¿Cómo lo sabe?

—Es que su esposo siempre la menciona en sus escritos de Aleteia.

Claudio de Castro y su esposa Vida
Claudio de Castro con su esposa Vida

Un testimonio hermoso

He recibido a lo largo de estos años cientos de testimonios y comentarios edificantes de nuestros lectores. En Aleteia nos encanta estar en contacto con ustedes y responder a sus inquietudes.

¡Qué difícil elegir uno! Todos son maravillosos.

De tantos testimonios recibidos elegí hoy, que celebro con ustedes, uno muy especial para compartirles. Es de una catequista de niños de Primera Comunión.

Mi nieta acaba de hacerla y ese testimonio me llegó al alma, me enterneció el corazón y me llenó de esperanza.

Veo la bondad, la inocencia, la pureza de los niños, la dulce presencia de Jesús en el Sagrario, esperándonos, amándonos. Te va a encantar. Léelo.

«Hola. Soy catequista y desde hace trece años ayudo a los niños a conocer a Jesús. Mi fe ha crecido con ellos, por la gracia de Jesús y María.

Durante la pandemia hicimos catequesis en la Iglesia ya que las aulas eran demasiado pequeñas para permitir el distanciamiento.

Todos los sábados antes de partir pasábamos frente al sagrario a saludar a Jesús, agradecerle las cosas buenas que pasaban durante la semana y pedirle que nos ayudara en nuestras dificultades.

Los niños le dirigían oraciones espontáneas y todos juntos cantamos: «Te doy mi corazón, Jesús».

En algunas ocasiones les hice llamar a la puerta del sagrario para hacerles sentir que Jesús nos esperaba y deseaba más nuestra compañía que cualquier otra cosa.

Las reuniones de catequesis continuaban siempre en la iglesia. Y recibía tanta inspiación, que a veces me bastaba leer un pasaje del Evangelio y pedirle a Jesús una oración para que las palabras salieran de mi boca sin tener que prepararme con actividades o juegos.

Los niños estaban siempre atentos, con un «corazón abierto». Parecían sentir su presencia y hacían muchas preguntas y a veces incluso lograban darse las respuestas ellos mismos, con su sencillez, pero ciertamente «guiados» por el Espíritu.

Se prepararon para la Primera Comunión con un gran deseo de recibirlo y desde entonces siempre me piden que vaya a adorarlo (dicen que lo salude) antes de comenzar las reuniones.

Doy gracias al Señor por estos niños y le pido que los acompañe en su vida. Un fuerte abrazo para todos ustedes en Aleteia».

En Aleteia necesitamos tus oraciones y también tu generoso apoyo. ¿Te gustaría colaborar?

https://es.aleteia.org/apoya-a-aleteia/

Tags:
agradecimientoaniversariocelebraciónjesucristotestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.