Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

3 consejos para asegurar la vigilancia espiritual

web woman hands writing notebook©A. and I. Kruk:Shutterstock

© A. and I. Kruk/Shutterstock

Cécile Séveirac - publicado el 15/01/23

Velad y orad, dice Jesús. Esta exhortación se repite repetidamente tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. ¿Por qué la atención plena es tan importante en la espiritualidad cristiana?

«No necesitamos nada más que una mente vigilante», dijo Abba Poemen (340 a. C.), considerado una de las más grandes figuras de los Padres del Desierto y maestro del discernimiento. 

Vigilancia, virtud que el papa Francisco también invitó a trabajar diariamente, en su audiencia general, el 14 de diciembre de 2022 con esta exhortación: «¡Vigilad vuestros corazones!«.

Todos los Padres del Desierto han hablado de esta noción, a la que llaman en griego «nepsis», pictóricamente «la guardia del corazón», «la guardia de la mente», o incluso sobriedad -mucho más vital que la sobriedad energética. 

Es una especie de faro en medio de las noches de nuestras almas. Es la virtud que los cristianos deben buscar por encima de todo, porque es la que ahuyenta el orgullo y conduce a la humildad, reina de las virtudes y recto camino de la santidad. 

Cuestionarse a uno mismo, bajo la mirada de Dios

La vigilancia espiritual consiste en una introspección perpetua. Es la mirada que el alma tiene sobre sí misma. 

Su objetivo: permitir una conversión constante y una mirada clara y honesta sobre el estado de su alma.

Así evita toda ilusión, toda autosatisfacción, toda autocomplacencia. Por lo tanto, estar alerta significa cuestionarnos sistemáticamente a nosotros mismos, cuestionarnos qué debemos tratar de hacer mejor para vencer nuestros demonios. Y eso significa… conocer tus demonios. 

«Conócete a ti mismo», dijo Sócrates. Conocerse a sí mismo como cristiano se reduce a saber identificar las propias debilidades –lo que no excluye mirarlas con benevolencia– porque estas debilidades generalmente nos llevan a cometer pecado

El diablo es astuto. Generalmente presiona «donde duele» y por eso no siempre tiene que mirar muy lejos para darnos una oportunidad de caer. 

Así que es astuto… y perezoso. Sabiendo dónde somos débiles, aprovechará esto para colarse en los intersticios de nuestra alma. 

De nuestras faltas y nuestras debilidades, simplemente hará la mejor arma contra nosotros mismos. Solo está esperando una cosa: que bajemos la guardia. 

Por supuesto, todo esto sólo fructificará si nos ponemos bajo la mirada profundamente amorosa de Dios.

El objetivo de la vigilancia es buscar la voluntad divina. Por tanto, es ante todo una actitud a adoptar frente a Dios, una actitud de escucha y de observación, seguida de la acción

Debe permitirnos hacer el espacio necesario para acoger al Espíritu Santo y dejarlo actuar en nosotros. 

Concretamente: trabajar la propia lucidez 

¿Qué acciones concretas puede tomar un cristiano para permanecer sobrio y lúcido? 

1LA MEDITACIÓN

Orar. Oren, oren y oren, sin descanso. Esta es ciertamente la principal recomendación que nos han dejado los santos y los Padres del Desierto. Sin oración, el cristiano no puede hacer nada. 

Por la mañana, podemos orar al Espíritu Santo para que venga y habite en nuestra alma y guíe cada una de nuestras acciones, nuestras palabras y nuestros pensamientos. 

A lo largo del día, orar a Cristo, aunque sea brevemente, es posiblemente el arma más formidable del cristiano. 

Los Padres del desierto rezaban sin cesar, sin interrupción alguna, con la oración del corazón. Consiste en pronunciar el santo nombre de Jesús, hasta que esta oración se convierte como en un segundo aliento, en una salmodia del corazón: «Jesús, Hijo del Dios vivo, ten piedad de mí, pecador».

2EXAMINARSE, entrar en uno mismo

Consultando con tu alma, hacer un diagnóstico diario. Al final del día, por ejemplo, es posible hacer un breve examen de conciencia, prestando atención a los puntos en los que sabemos que somos débiles: ¿he caído? Si es así, ¿por qué ? ¿Qué debo hacer mañana para hacerlo mejor? 

Los seguidores de los retiros de san Ignacio de Loyola seguramente conocerán esta técnica, a la vez concreta y útil, que requiere rigor y resistencia pero que ¡realmente ayuda con la vigilancia! 

Toma un pequeño cuaderno y escribe al menos una gracia recibida durante el día. Luego los errores o pecados cometidos. 

A menudo son los mismos los que vuelven, ¡pero no desanimarse! El confesarse regularmente es también un verdadero ejercicio de purificación del alma. Es una especie de resurrección que se ofrece a todo cristiano, que nos ayuda también a conocernos a nosotros mismos y mejorar.

3CALLAR

El silencio regular es esencial para educar nuestra alma en la vigilancia: el ruido del mundo es nuestro enemigo. 

Esto no significa que debamos huir de este mundo en el que estamos llamados a vivir. Pero tienes que arreglártelas para alejarte de él para volver a centrarte en las necesidades de tu alma.

Entonces será más fácil mantener el control de tus deseos e impulsos, de tus pensamientos. 

No te dejes avasallar, para alcanzar la serenidad interior, eso que los Padres del Desierto llaman «hesicasmo» en griego. 

Todo cristiano puede alcanzar, con su voluntad y la gracia de Dios, este estado de vigilia interior. Es entonces cuando de centinelas nos convertiremos en santos.

Tags:
atenciónespiritualidadoraciónsilencio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.