Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Una oración de Ignacio de Loyola para los momentos de sufrimiento emocional

DONNA SOLA GUARDA IL MARE

Alex_VLC|Shutterstock

Sheila Morataya - publicado el 14/01/23

La psicoterapeuta Sheila Morataya propone un auxilio espiritual cuando la soledad pesa demasiado

Personalmente, me llena de esperanza,  que en los últimos tres años, la salud mental,  ha sido un tema, al que se le da tanta prioridad, como al de la familia misma. 

El encierro de la pandemia, empujó a muchos, a quizá por primera vez estar a solas consigo mismo. Efectivamente,  muchos nos conocimos  más como personas, gracias a esa soledad impuesta.  Leí una frase que dice: lo peor de la soledad es que trae  un cara a cara con uno mismo. Es verdad. 

Hay cientos, miles, millones de personas que no saben como afrontar las emociones negativas, como el miedo, la ira, los celos o el desamor; personas que no saben qué hacer cuando se quedan a solas. Lo he escuchado muchas veces: -no me gusta estar solo -, -le tengo miedo a estar sola- ; – no sé qué hacer conmigo cuando estoy solo-. 

Y es que quedarse a solas es darse cuenta, de que se puede pensar. Quién no ha aprendido a pensar, a reflexionar , a conocer sobre su propia naturaleza cuando hay  que entrar al  silencio, siempre huirá.  Pensar  estando a solas, es descubrir que se es feliz o descubrir que se es miserable.  El que no sabe pensar, porque no sabe estar a solas, no lo sabe. 

El año pasado tuve una experiencia inolvidable en la Montaña de Monserrat,  cerca de Barcelona, España. Ahí se encuentra el Monasterio de Monserrat, a cargo de monjes Benedictinos. Escucharlos cantar, en el momento de la Santa Misa, me ayudó a comprobar lo que hace el silencio. La transformación que se produce en la mente, el corazón y el alma. Esa misma transformación que se produjo en el gran San Ignacio de Loyola. Este hombre, de profesión  soldado,  amante de lo mundano, casi pierde la vida en una guerra. De un momento a otro, se vio obligado  a estar a solas con el mismo como nunca antes lo había hecho. Confinado en  una habitación aprendió a pensar. En esa habitación se vio forzado a leer para matar las horas, pero también en esa habitación, Dios le devolvió la salud mental y por lo mismo la paz del corazón y el alma. 

Quiero compartir contigo esta oración escrita por el mismo San Ignacio: 

“Oh Cristo Jesús, cuando todo es oscuridad y sentimos nuestra debilidad e impotencia, danos el sentido de tu presencia, tu amor y tu fuerza. Ayúdanos a tener una confianza perfecta en tu amor protector  y poder fortalecedor, para que nada nos asuste o inquiete, pues viviendo cerca de ti, veremos tu mano , tu propósito , tu voluntad a través de todas las cosas” Amén. 

Repite esta oración en momentos de enfermedad, dolor, dolor del corazón  o angustia existencial , para  mantener la valentía,  entereza y la paz  en medio de los sentimientos negativos producidos siempre por la mente.  Cristo, se llevará todos tus miedos, dolores, cargas y sentimientos. 

Tags:
psicologíasalud mentalsoledad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.