Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El arzobispo Scicluna defiende los esfuerzos de Benedicto XVI en la lucha contra los abusos

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
VATICAN SEX ABUSE

Antoine Mekary | ALETEIA | I.Media

Isabella Haberstock De Carvalho - Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 13/01/23

El arzobispo maltés Charles Scicluna, que ha sido una figura clave en la lucha de la Iglesia contra los abusos, defiende los esfuerzos de Benedicto XVI.

El fallecimiento de Benedicto XVI ha reavivado la polémica sobre la forma en que abordó los abusos sexuales en la Iglesia. Desde ser el primer Pontífice en reunirse con víctimas de abusos, pasando por tomar medidas contra sacerdotes poderosos y culpables, hasta ser acusado de gestionar mal los casos en su diócesis cuando era obispo en Alemania, el Papa emérito dejó un historial variopinto, según muchos observadores.

Sin embargo, el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, ha defendido enérgicamente los esfuerzos del Papa emérito en diversas declaraciones publicadas por múltiples medios de comunicación. El prelado maltés trabajó junto a Benedicto XVI entre 2002 y 2012 como promotor de justicia, como fiscal encargado de tratar los delitos graves de abusos, para la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF).

El cardenal Ratzinger fue «instrumental en el largo proceso que actualizó la ley y los procedimientos sobre los delitos canónicos más graves», dijo el arzobispo Scicluna a Vatican News, al tiempo que destacó que estos esfuerzos sólo se intensificaron una vez que el prelado alemán se convirtió en Papa.

En la actualidad, el arzobispo Scicluna sigue siendo considerado una figura clave en la lucha contra los abusos. Desde 2018 ejerce como secretario adjunto del ahora rebautizado Dicasterio para la Doctrina de la Fe y ese mismo año el papa Francisco le pidió que dirigiera una investigación sobre los abusos en la Iglesia en Chile.

La labor del cardenal Ratzinger en la CDF

La lucha del cardenal Ratzinger contra los abusos dentro de la Iglesia comenzó cuando fue nombrado Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1981. Desde este cargo, pudo comprobar la omnipresencia de este problema en la Iglesia y la inadecuación de las estructuras y normas existentes para tratar a los sacerdotes problemáticos. Según la Associated Press, en 1988 intentó persuadir al departamento jurídico del Vaticano para que le permitiera expulsar rápidamente a los abusadores, pero se lo denegaron alegando «la necesidad de proteger el derecho de defensa del sacerdote.»

Como destaca el arzobispo Scicluna en sus comentarios a Vatican News, el cardenal Ratzinger pudo abordar la cuestión más directamente en 2001. Presentó a Juan Pablo II un proyecto de ley que luego se convirtió en el Motu Proprio Sacramentorum Sanctitatis Tutela, que daba más poder a la CDF para poder hacer frente a estos graves delitos.

Luego, en noviembre de 2001 y febrero de 2002, el cardenal Ratzinger obtuvo del Papa otras dos facultades especiales para que la CDF pudiera tratar los casos más graves de abusos, explicó el arzobispo Scicluna. La primera consistía en poder derogar la prescripción y la segunda en agilizar los procedimientos para determinados casos. La aceptación de la segunda función hizo que se presentaran muchos casos «en masa», especialmente desde Estados Unidos, destacó el Arzobispo.

En 2002, el prelado maltés comenzó a ayudar al cardenal Ratzinger en su trabajo. «Solíamos discutir los casos los viernes; él lo llamaba la penitencia de los viernes», dijo Scicluna a Associated Press.

En 2004, poco antes de ser elegido Papa, el cardenal alemán también ordenó revisar todos los casos pendientes en la CDF, entre los que, según Crux, se encontraban algunos de alto perfil como el mexicano Marcial Maciel Degollado, fundador de la Legión de Cristo.

«Vi… al cardenal Ratzinger madurar en su comprensión del fenómeno», dijo el arzobispo Scicluna al National Catholic Reporter. «Revisábamos cientos de casos cada año y las narraciones te enseñan mucho. Te enseñan no sólo la debilidad humana, sino también la cara oscura del abuso, los efectos en las víctimas y también el hecho de que hay una narrativa que se repite.»

Scicluna también dijo a NCR que, aunque el cardenal Ratzinger era lo suficientemente humilde como para saber cuándo confiar en expertos, tenía «esta enorme comprensión de la naturaleza humana, y también de la teología y la antropología detrás de la mala conducta», lo que le ayudó a discernir en ciertos casos.

German Cardinal Joseph Ratzinger

La lucha de Ratzinger continuó como Papa

Cuando el cardenal Ratzinger se convirtió en el Papa Benedicto XVI en 2005, «se aseguró de que el trabajo de la CDF no sólo continuara, sino que fuera apoyado», subrayó el arzobispo Scicluna a Vatican News. Destacó cómo el Papa alemán renovó todas las facultades especiales de la CDF y actualizó en 2010 el Motu Proprio de Juan Pablo II de 2001.

En 2014, el Vaticano había revelado que en la década anterior había recibido 3.400 casos de abusos y había expulsado a 848 sacerdotes y sancionado a otros 2.572. Associated Press informó entonces de que casi la mitad de las destituciones se habían producido en los dos últimos años del papado de Benedicto XVI.

El arzobispo Scicluna también subrayó a Vatican News que Benedicto XVI fue el primer Pontífice que se reunió con víctimas de abusos sexuales, a partir de 2008. Además, afirma que la «Carta a los católicos irlandeses» (2010) del Papa, escrita cuando estallaron las acusaciones de abusos en el país, es un «texto de referencia básico.»

El arzobispo Scicluna destacó que «el Papa Francisco continuó construyendo sobre el progreso hecho bajo el papado del Papa Benedicto en la respuesta de la Iglesia a los casos de abuso clerical.»

«Francisco toma la teología de la solidaridad de una manera muy profunda; cuando un miembro sufre, todos sufrimos», dijo el arzobispo Scicluna a NCR. «Hay una continuidad, pero también hay un desarrollo; no es simplemente repetir».

Las acusaciones del informe de Múnich

A principios de 2022, la archidiócesis de Munich-Freising, en Alemania, publicó un informe en el que acusaba a Benedicto XVI de haber gestionado mal cuatro casos de abusos cometidos por sacerdotes cuando era arzobispo, entre 1977 y 1982. Benedicto publicó entonces una carta en la que abordaba las conclusiones y negaba las acusaciones, al tiempo que expresaba su «dolor» y «vergüenza» a las víctimas de los abusos.

Leer el artículo original publicado en inglés

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
abusos sexualesbenedicto xvi
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.