Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El Papa bautiza a trece niños: «Es como un cumpleaños»

baptism

Josh Applegate | Unsplash CC0

Bautismo de un bebé

Vatican News - publicado el 08/01/23

En la fiesta del Bautismo del Señor, algunos bebés de los empleados del Vaticano recibieron este Sacramento de manos del Pontífice en la Capilla Sixtina. El Papa Francisco invitó a padres y padrinos a acompañar a los pequeños en el camino de la fe. "Enséñenles desde ahora a rezar, porque la oración es lo que les dará fuerza durante toda la vida”, dijo

Llantos y pequeños gritos caracterizaron esta celebración, si bien se oyeron pocos este año en la Capilla Sixtina, donde el Papa bautizó a trece bebés, hijos de empleados del Vaticano, en la fiesta del Bautismo del Señor.

Damiano, Francesca, Olimpia y otros diez niños y niñas dormían o permanecían tranquilos en brazos de sus madres y padres. «Ahora están todos callados, pero quizá alguien dará el La… Y como los niños son sinfónicos, todos seguirán al primero «, dijo el Papa Francisco en su homilía, en que se expresó libremente hablando poco a propósito para no «cansar» a los pequeños.

“Déjenlos que griten, déjenlos que lloren. Quizá alguno llora de hambre, amamántenlos, con libertad… Quizá alguno tenga calor: ¡que se sientan cómodos! Todos cómodos. Lo importante es que esta celebración sea la fiesta de un bello camino cristiano”

Fue una verdadera fiesta en la que las familias se convierten en una sola familia con la Iglesia a través de un Sacramento que, como subrayó repetidamente el Papa, «hace renacer a la vida cristiana».

«Es como un cumpleaños, enseñen a los niños la fecha»

Una fiesta de familias

De este modo Francisco prosiguió en este 2023 la tradición iniciada en los años 80 por san Juan Pablo II, es decir la de bautizar a los hijos de los empleados del Vaticano. Una evocadora ceremonia que reunió a más de cincuenta personas entre los majestuosos frescos de la Capilla Sixtina – muy bien climatizada para esta ocasión – incluidos padres, padrinos, hermanos y hermanas.

Es precisamente a estos últimos a los que el Papa dirigió su atención, repartiendo caricias y palmadas en las mejillas, como hizo, por ejemplo, con los dos pequeños gemelos pelirrojos que se apoyaron en la pila bautismal que representa el Árbol de la Vida, con el sol saliendo entre las ramas y, en la base, una piedra del río Jordán donde Cristo recibió el Bautismo.

El inicio de un camino

Hasta el 2020, eran más de treinta los bebés bautizados por el Santo Padre. En el 2021, debido a las restricciones de la pandemia de COVID, se saltó la celebración; luego se reanudó el año pasado con menos familias. También este año el número fue reducido: trece niños y niñas. El pensamiento del Papa – durante su homilía – fue para su futuro:

«Estos niños que traen ahora empiezan un camino, pero les corresponde a ustedes y a los padrinos ayudarlos a continuar en este camino»

«Es de niños cuando aprenden a rezar, al menos a hacerlo con las manos, con los gestos… Pero es de niños cuando aprendemos la oración, porque la oración será lo que les dará fuerzas a lo largo de su vida: en los buenos momentos para dar gracias a Dios, y en los malos, para encontrar la fuerza».

Como un cumpleaños

Además de la oración, el Papa Francisco recomendó a los padres que enseñen a sus hijos la fecha del Bautismo:

«Es como un cumpleaños, porque nos hace renacer a la vida cristiana. Por eso les aconsejo que enseñen a sus hijos la fecha del Bautismo, como un nuevo cumpleaños: que cada año recuerden y den gracias a Dios por esta gracia de venir a ser cristianos»

El saludo al final de la celebración

Con el Papa concelebraron el cardenal Konrad Krajewski, limosnero pontificio, y el cardenal Fernando Vérgez Alzaga, presidente del Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano. Los dos cardenales marcaron el pecho de cada recién nacido con el óleo consagrado. La celebración estuvo marcada por los diferentes ritos: la túnica blanca, la profesión de fe, el encendido del cirio.

Al término de la celebración, el Santo Padre, aferrado al bastón de cuatro puntas que lo acompaña desde hace unos meses, descendió entre las familias y se detuvo a saludar a cada uno de los presentes.

Acarició los vientres de las mujeres embarazadas, intercambió algunas palabras con los familiares de los bautizados, especialmente con los niños, y distribuyó rosarios y bendiciones. Luego incluso posó para alguna foto de grupo. Finalmente se dirigió al pequeño belén instalado en la Capilla Sixtina y allí permaneció unos instantes a solas para rezar.

Tags:
bautismopapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.