Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 04 febrero |
Santa Genoveva Torres Morales
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

«Señor, te amo»: El mismo susurro antes morir de Benedicto XVI y santa Teresita

therese-benoit.jpg

Mazur/catholicnews.org.uk I AFP Archives I Montage Canva

Benedicto XVI y Santa Teresa de Lisieux

Matilde Latorre - publicado el 05/01/23

No solo les unen sus últimas palabras; ambos consagraron los últimos nueve años de su vida a la vida contemplativa en un monasterio. Dos testigos que muestran el papel imprescindible de los contemplativos en la Iglesia. 

«Señor, te amo». Estas tres palabras, pronunciadas como un susurro antes de morir, unen a dos de los personajes más importantes de los últimos tiempos de la Iglesia: Benedicto XVI y santa Teresa del Niño Jesús (1873-1897).

Benedicto XVI las pronunció en la noche del 30 al 31 de diciembre pasados, con una voz sumamente débil, pero «muy nítida», según ha revelado su secretario particular, el arzobispo Georg Gänswein. 

125 años antes, sobre las 7:20 de la noche del 30 de septiembre de 1897, mientras apretaba fuertemente un crucifijo entre sus manos, Teresa de Lisieux, de 24 años,  pronunciaba sus últimas palabras: «¡Oh!, ¡le amo! … Dios mío… te amo…», como relatan la madre Inés y sor Genoveva, las monjas presentes a su lado.

En una ocasión, el Papa Benedicto había comentado estas “últimas palabras” de la santa que tanto admiraba: «son la clave de toda su doctrina, de su interpretación del Evangelio». 

«El acto de amor, expresado en su último aliento, era como la respiración continua de su alma, como el latido de su corazón. Las sencillas palabras “Jesús, te amo” están en el centro de todos sus escritos»  (Benedico XVI, 6 de abril de 2011).

Dos contemplativos

No es casualidad que las palabras espontáneas que vinieran a sus labios fueran las mismas: los dos habían dedicado los últimos nueve años de su vida a la contemplación: Teresita en el Carmelo de Lisieux, Joseph Ratzinger en el monasterio «Mater Ecclesiae» del Vaticano. 

Teresita, era junto a las otras dos Teresas (la de Ávila y la de Calcuta, sin contar a la Virgen María, obviamente), la santa preferida de Joseph, como acaba de confirmar el mismo monseñor  Gänswein, en una entrevista

La decisión de Benedicto XVI de retirarse a la vida contemplativa había sido algo profundamente meditado. El anuncio efectivo tuvo lugar el 28 de febrero de 2013. 

Desde el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, el Papa alemán renunció oficialmente a su ministerio pontificio y declaraba que a partir de ese momento sería «simplemente un peregrino que comienza la última etapa de su peregrinación en esta tierra». 

Antorchas «que arden de oración y amor»

Y anunciaba que a partir de ese momento serviría a la Iglesia, «principalmente a través de la oración», al igual que tantos monjes y monjas contemplativos, esparcidos por los cinco continentes.

Se comprende así la importancia que siempre había dado Benedicto XVI al papel de los contemplativos en la Iglesia: «tenéis en la Iglesia la misión de ser antorchas que, en el silencio de los monasterios, arden de oración y de amor a Dios», poniendo ante él «las necesidades de cuantos viven en esta tierra» (6 de septiembre de 2009).

Te puede interesar:¿Qué sucede cuando 550 monasterios rezan por ti?

Aleteia, red global católica de información, en virtud de su misión fundacional, contribuye, en colaboración con laFundación DeClausura, a comunicar la vida, espiritualidad y productos de los monasterios contemplativos.

Tags:
benedicto xviDeClausuraTeresa de Lisieux
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.