Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 febrero |
San Ricardo Peregrino
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Las 10 declaraciones clave de Benedicto XVI

Pope-Benedict-XVI-walks-through-the-entrance-of-the-Auschwitz-camp-28-May-2006-AFP

Photo by JANEK SKARZYNSKI / AFP

inmaalvarezmira - publicado el 31/12/22

Diez frases que marcaron el pontificado del papa alemán, y que quedan para la historia

No se pierda esta Misa internacional para aquellos que necesitan sanación. Llevaremos sus intenciones al altar – sin coste. 

Haga click aquí

Sin duda menos hábil con los medios de comunicación que su predecesor Juan Pablo II o su sucesor Francisco, el Papa Benedicto XVI, sin embargo, encontró en ocasiones las palabras para denunciar las deficiencias de la sociedad contemporánea o de la Iglesia.

Sus comentarios también han provocado a veces decepciones en los medios y reacciones de indignación, a veces incluso violentas. I.MEDIA ha seleccionado diez fuertes declaraciones del Papa alemán.

1«Un pedófilo no puede ser sacerdote»

Muchos reconocen hoy la actitud de Benedicto XVI ante el escándalo de la pederastia en la Iglesia, un flagelo que el Papa se ha esforzado por denunciar.

Preguntado por los abusos sexuales cometidos por ciertos sacerdotes estadounidenses en el avión que lo llevó a Washington en abril de 2008, dijo estar «profundamente avergonzado» por estos actos. «Excluiremos totalmente a los pedófilos del sagrado ministerio», agregó.

2«En un lugar así, las palabras escasean y, en el fondo, sólo puede quedar un silencio atónito, un silencio que es un grito interior a Dios: ¿Por qué, Señor, callaste?»

Estas palabras fueron pronunciadas por Benedicto XVI en el campo de exterminio de Birkenau en Polonia. Fue «como hijo del pueblo alemán» para orar el 28 de mayo de 2006.

Esta visita, como sus muchas señales de diálogo enviadas a la comunidad judía, colocó a Benedicto XVI en la continuidad de Juan Pablo II. Además, por su nacionalidad y su alistamiento contra su voluntad en las Juventudes Hitlerianas, este viaje le había marcado los ánimos.

3«Estamos instalando una dictadura del relativismo que no reconoce nada como definitivo y que da como última medida sólo su propio ego y sus deseos»

Durante la homilía de la Misa Pro eligendo Romano Pontifice, pocas horas antes del cónclave que debía elegirlo, el entonces cardenal Ratzinger se había distinguido con estas palabras que suscitaron un estruendoso aplauso entre los cardenales.

Incluso antes de su elección, marcó así el tono de su pontificado: el de un cooperador de la verdad, su lema episcopal. La lucha contra el relativismo marcará muchos de sus futuros discursos.

4«El problema del SIDA no lo podemos superar solamente (…) con la distribución de preservativos. Al contrario, aumentan el problema»

Esta frase «chocante» del pontífice alemán en el avión que lo llevaba a Yaundé (Camerún) el 17 de marzo de 2009 provocó la reacción de muchos medios de comunicación y prelados africanos. Unos días después, la Santa Sede publicó una versión abreviada de estas declaraciones.

La segunda parte de la declaración del Papa, a menudo cortada, arroja luz sobre esta declaración. Para Benedicto XVI, la lucha contra el sida es «doble»: implica «una humanización de la sexualidad, es decir una renovación espiritual y humana» así como «una verdadera amistad con respecto, especialmente, a las personas que sufren, incluso con sacrificios y renuncias».

5«La distribución de bienes y recursos, de la que procede el verdadero desarrollo, no está asegurada únicamente por el progreso técnico (…), sino por la fuerza del amor que vence el mal con el bien»

En medio de una crisis económica, el pontífice publicó su encíclica Caritas in Veritate el 7 de julio de 2009.

Cuarenta años después de la Populorum Progressio, que reflexionaba, entre otras cosas, sobre las consecuencias de la globalización en el desarrollo humano, Benedicto XVI actualizó el discurso de la Iglesia sobre el mundo de la economía, particularmente marcado por la crisis financiera de 2008. Recordó en particular la carácter primario del amor en el seno de la economía, iluminado por el prisma de la razón.

6«Las religiones no pueden temer una laicidad justa, una laicidad abierta que permita a cada uno vivir lo que cree, según su conciencia»

En un video publicado el 25 de marzo de 2011 en París, el pontífice se dirigió a los cristianos franceses sobre el laicismo. El gobierno francés se preparaba entonces para abrir un acalorado debate sobre el tema.

7«Ha llegado el momento de acabar con la fuerza con la prostitución femenina y la difusión de material con contenido erótico y pornográfico»

Nuevamente en 2011, en un texto entregado al nuevo embajador alemán, el Papa subrayó con fuerza la necesidad de que la Iglesia se comprometiera «en cuestiones fundamentales que conciernen a la dignidad del hombre».

Además de la necesidad de luchar contra la prostitución, el pontífice había mencionado el respeto por todas las etapas de la vida, otro tema que le era muy querido.

8«Muéstrame entonces lo que Muhammad trajo de vuelta, y sólo encontrarás cosas malas e inhumanas, como su mandato de difundir por la espada la fe que predicaba»

Sacada de contexto, esta frase provocó una de las mayores crisis mediáticas en la historia del Vaticano. El 12 de septiembre de 2006, Benedicto XVI fue invitado a la Universidad de Ratisbona para hablar sobre el tema «Fe, razón y universidad».

El Papa emérito había citado aquí las palabras del emperador bizantino Manuel II Paleólogo dirigiéndose a un interlocutor persa. Estas palabras no reflejaban su pensamiento sino que formaban parte de una reflexión más general sobre el vínculo entre religión y violencia, explicará posteriormente.

«El Papa no quiere dar una lectura interpretativa del Islam en el sentido violento, sino afirmar que en el caso de una lectura violenta de la religión, estamos en contradicción con la naturaleza de Dios», había declarado en su momento el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, cuestionado tras la polémica que había generado graves reacciones en el mundo musulmán.

9«He llegado a la certeza de que mis fuerzas, por el avance de mi edad, ya no son adecuadas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino»

El 11 de febrero de 2013, ante los cardenales reunidos en el consistorio, Benedicto XVI se convirtió en el primer Papa de la historia moderna en dimitir. Con esta frase revolucionaria, Joseph Ratzinger ciertamente, según muchos observadores, ha transformado el ministerio petrino.

10«Me sentí como San Pedro con los Apóstoles en la barca en el lago de Galilea. (…) Siempre he sabido que en esta barca está el Señor y siempre he sabido que la barca de la Iglesia no es mía, no es nuestra, sino de él. Y el Señor no deja que se hunda; es Él quien lo conduce»

Estas palabras de la última audiencia general del pontífice parecen concluir su pontificado con una nota de esperanza. Pocos días antes de ser elegido, el 25 de marzo de 2005, el entonces cardenal Ratzinguer había pronunciado una meditación retomando este tema de la barca-Iglesia, durante el vía crucis en el Coliseo.

Sus palabras traicionaron su preocupación. «Tu Iglesia nos parece una barca a punto de hundirse, una barca que se llena de agua por todos lados», escribió dirigiéndose directamente a Cristo.

Tags:
abusos sexualesbenedicto xvimuerte
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.