Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 febrero |
San Ricardo Peregrino
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Benedicto XVI, primer Papa emérito contemporáneo

Pope-Benedict-XVI

Alessia Pierdomenico | Shutterstock

I.Media - publicado el 31/12/22

La posición de Benedicto XVI como "Papa emérito" era un traje a la medida: ningún Papa había renunciado voluntariamente en la historia

No se pierda esta Misa internacional para aquellos que necesitan sanación. Llevaremos sus intenciones al altar – sin coste. 

Haga click aquí

Durante su vida, Benedicto XVI fue Papa emérito por más tiempo que Papa en el cargo. De hecho, ocupó el cargo de Vicario de Cristo durante 2.873 días (del 19 de abril de 2005 al 28 de febrero de 2013) y pasó XXXX días como Papa emérito.

Benedicto XVI, el primer pontífice contemporáneo en vivir bajo el estatus de «ex Papa», le ha dado a este estatus contornos muy personales, incluso si eso significa ser objeto de algunas críticas.

La posición de Benedicto XVI como «Papa emérito» era un traje a la medida: ningún Papa había renunciado voluntariamente en la historia, si exceptuamos el caso de Celestino V en 1294 -que había regresado a la ermita de la que lo despedimos pocos meses después de su elección. Así definió los contornos del estatus de Papa emérito: «no más autoridad legal concreta, sino una misión espiritual que permanece, incluso si es invisible».

Retirado desde mayo de 2013 al monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines del Vaticano, donde disfrutó de una vejez apacible, acompañado de su fiel secretario monseñor Georg Gänswein y de varios laicos consagrados que lo asistieron, Benedicto XVI aparece muy raramente en público – menos de diez veces.

Al contrario de lo que se puede leer a menudo, nunca hizo voto de silencio, recuerda su biógrafo Peter Seewald. Por lo tanto, se permitió la libertad de expresión durante este período, incluso si el pontífice emérito insistía a menudo en su deseo de no intervenir en el magisterio de su sucesor.

Ropa blanca de emérito

Tener dos papas ha sido a menudo sinónimo de desunión en la historia de la Iglesia: por eso Benedicto XVI quiso asegurarse de que el estatus de papa emérito lo distinga claramente del papa en el cargo.

El Papa emérito se deshizo así del anillo del pescador (que, como después de una muerte, fue destruido) o la mozzetta (la capelina del hombro). Sin embargo, mantuvo el hábito del pontífice blanco, lo que le valió algunas críticas, como la del cardenal australiano George Pell.

Este detalle, sin embargo, no parece haber sido particularmente tenido en cuenta por el ex jefe de la Iglesia Católica. Explicó en una entrevista de 2014 que era una opción predeterminada: «En el momento de mi renuncia, no había otra ropa disponible».

¿Obispo… o profesor emérito?

Para vivir bajo el estatus de papa emérito, Benedicto XVI se inspiró en el estatus de obispo emérito, que estipula desde el Vaticano II que un ex prelado «no tiene ninguna implicación en el contenido jurídico concreto del oficio episcopal, pero al mismo tiempo [… ] ve el vínculo espiritual [con su diócesis, nota del editor] como una realidad”. En el caso de Benedicto XVI, este vínculo, consideró, es ante todo una cuestión de oración.

Dada su formación docente y su condición de teólogo, Benedicto XVI –o Joseph Ratzinger, como le gusta firmar sus trabajos de investigación– también podría considerar esta condición de “emérito” como la de los profesores jubilados de una universidad occidental del sistema.

Del mismo modo que un profesor emérito puede seguir enseñando e interviniendo en la vida intelectual, el pontífice emérito continuó sus publicaciones durante su «jubilación» para compartir su experiencia, dejando su lugar en el «púlpito» a su sucesor. En 2013, el Papa Francisco describió a Benedicto XVI como un “abuelo en casa” a quien consultaba regularmente.

¿Debe un ex papa guardar silencio?

La mayor parte del tiempo, la libertad de expresión del «papa anterior» no interfirió en el ministerio petrino. Sin embargo, la cuestión del riesgo de una doble titulación de máster se ha planteado en varias ocasiones.

Así sucedió por primera vez en 2015 con la publicación de un texto contra el matrimonio de los sacerdotes en la Iglesia latina en una reedición de sus Obras Completas, cuando se celebró en Roma el Sínodo sobre la Familia. Percibida como contraria al espíritu sinodal e irrespetuosa del primado de su sucesor, la noticia había irritado particularmente al ala “progresista” de la Iglesia, especialmente en su país.

En 2017, Benedicto XVI escribió un mensaje leído en el funeral del cardenal Joachim Meisner. Una metáfora utilizada, la del “barco casi lleno para zozobrar”, fue percibida como una crítica a la Iglesia dirigida por el Papa Francisco; para gran pesar de Benedicto XVI, que dice referirse a un texto de san Gregorio Magno.

Durante sus escasas entrevistas con la prensa, el alemán también ha dejado de recordar que efectivamente había dejado de tener una palabra magisterial.

Aunque presionado por los teólogos, incluido un consorcio liderado por la poderosa escuela teológica de Bolonia, para regular el estatus de papa emérito, Francisco, por su parte, nunca habrá tenido en cuenta su advertencia contra el vacío legal que la creación sue generis de este estatus por Benedicto XVI representado.

Unos le pidieron que impusiera el término “obispo emérito”, otros que le impusieran silencio. En una entrevista concedida a Televisión Española en 2022, el Papa Francisco explicó que no le interesaba este tema y no quería tocarlo. “Tengo la sensación de que al Espíritu Santo no le interesa que me ocupe de estas cosas”.

Tags:
benedicto xvi
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.