Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Cómo enseñar a los niños a orar en silencio

PRAY

By MIA Studio | Shutterstock

Cecilia Pigg - publicado el 28/12/22

Estos 4 pasos tomados del padre Thomas Dubay puede ayudar a tus hijos a adquirir el hábito de hablar con Dios desde una edad temprana

Estoy agradecida con mi mamá por muchas, muchas cosas que me enseñó mientras crecía. Pero hay una experiencia que se destaca como quizás la más formativa de toda mi infancia.

No recuerdo exactamente cuántos años tenía. ¿Quizás 11 o 12? Pero un día, mi mamá me entregó un diario especial y me explicó que era un libro para que yo hablara con Jesús en oración. 

Luego me dijo que tenía la edad suficiente para caminar sola hasta a la iglesia y me dio un tiempo fijo cada semana para tomar un descanso del trabajo escolar e ir a la iglesia a orar.

La iglesia estaba a solo unas cuadras de distancia, y la puerta de una pequeña capilla estaba abierta durante el día. ¡Yo estaba muy emocionada! Me sentía tan madura por que me permitían caminar sola…

Y con mi diario en la mano, comencé a tener un tiempo de oración personal constante que me enseñó cómo orar más que cualquier otra cosa. 

Mi objetivo principal para mis propios hijos es enseñarles a orar . Si pueden aprender a una edad temprana cómo hablar con Dios, entonces pueden tener ese don para guiarlos por el resto de sus vidas.

Las oraciones como el Padrenuestro y el Ave María son importantes. Pero la oración meditativa o la oración en silencio, donde te comunicas con Dios en tus propias palabras, también es muy importante. Esta oración silenciosa es más difícil de enseñar. Por lo tanto, he buscado recursos. 

En este momento tengo un niño de 5 años y otro de 2 años, y quiero que comiencen a aprender la oración meditativa desde una edad temprana. 

La guía más práctica que he encontrado en cuanto a enseñar a los niños pequeños a orar es el capítulo 12 de un libro llamado Manual básico de oración: Encender un fuego interior, del padre Tomás Dubai. 

El resto del libro está dirigido a adultos y adolescentes (y es excelente), pero el capítulo 12 trata sobre la oración familiar. Aquí hay algunos pensamientos y consejos basados ​​en sus ejemplos. 

Paso 1: Prepara sus corazones con asombro

Los niños pequeños (¡especialmente los niños pequeños!) son curiosos y tienden a estar encantados y asombrados con numerosas cosas. 

Pasa tiempo maravillándote de las cosas con ellos. Mira las hojas, los insectos, el cielo nocturno y sus dedos, y deléitate con ellos. 

Responde a sus «¿por qué?» para ayudarlos a ver lo increíble que es el mundo que los rodea. 

El Padre Dubay escribe que un espíritu de asombro hace que sea fácil adorar a Dios nuestro Creador en oración.  

Paso 2: Establece una hora y un lugar

Por lo general, tenemos tiempo de oración en familia justo antes de preparar a nuestros hijos para ir a la cama. En nuestra sala tenemos una mesita con un cuadro de Jesús y unas velas encima. 

Es útil tener un lugar y una hora establecidos para la oración para que podamos hacer de la oración una parte arraigada de nuestra rutina.

Si no lo priorizamos como parte de nuestra rutina, ¡es mucho menos probable que saquemos tiempo para hacerlo! 

Si tienes una imagen sagrada o un crucifijo, intenta sentarte con tu hijo allí y simplemente explícale que vamos a hablar juntos con Jesús.

Paso 3: Guíalos en una breve meditación

Hagan juntos la señal de la cruz. Padre Dubay sugiere que podrías decir algo como lo siguiente, con tu hijo a tu lado:

«Ahora cierra los ojos porque vamos a pensar en Dios viviendo dentro de nosotros, y luego háblale en voz baja. Él está en todas partes, y está en tu corazón. Ahora (Pausa)

Y te quiere mucho, mucho más de lo que te quieres tú (Pausa)

Señor, yo también te amo (Pausa)

¡Guau, realmente eres algo! (Pausa)

Tú me hiciste, me amas tanto (Pausa)

¿Cómo puedo agradecerte lo suficiente? (Pausa)

Ayúdame a pensar en ti más a menudo. Te adoro y te alabo. Tú hiciste toda la tierra y cada flor grande y pequeña (Pausa). 

Te quiero. ¡Adiós por ahora!».

Paso 4: ¡Perseverar!

Continúa orando con tus hijos incluso si te sientes extraño al principio o si no parecen entender. 

Mantén tus meditaciones cortas, especialmente cuanto más pequeños sean tus hijos.

Puedes ayudarles a imaginar cómo fue el cumpleaños de Jesús en oración. Ayúdalos a pensar en un bebé, en un bebé cerca de donde comen los animales, en lo maravilloso y sorprendente que debe haber sido para los pastores encontrar al Rey del mundo en un bebé pequeño. 

Tags:
educaciónfamilianiñosoración
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.