Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 febrero |
San Blas
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

«La paz interior»: ¡El mejor regalo!

THINK

Karl Fredrickson - Unsplash

Claudia Elena Rodríguez - publicado el 21/12/22

El sacerdote francés Jacques Philippe nos explica en un inspirador libro por qué es una prioridad conseguir la paz del corazón: "Dios actúa en el alma en paz"

En cierta ocasión santa Teresita de Lisieux pasaba por un momento angustioso. Entonces se acercó a saludar a la madre Genoveva, y esta, apenas la vio, y sin saber nada de la pena que embargaba a Teresita, le dijo:

«Sirve a Dios con paz y alegría. Recuerda, hija mía, que nuestro Dios es elDios de la paz«.

Se acerca la Navidad y el Dios de la paz pronto nacerá en un pesebre. Los cristianos lo estamos esperando con mucha alegría… pero también con mucha agitación.

La agenda navideña

Los afanes que nos acompañan todo el año se incrementan en diciembre. Desde noviembre comienza el alboroto navideño, que arranca con la decoración del antejardín y la puerta.

Luego avanza espectacularmente por la sala, con el árbol y el pesebre, y continúa hasta invadir cada rincón del hogar.

Al montaje anterior, hay que sumarle las listas de regalos, la impecable cena navideña con invitados, las novenas y los eventos especiales.

Pero como todo eso ocurre en medio de las cotidianas obligaciones, entonces, para cuando nace el Niño Jesús, estamos exhaustos.

Dios tiene el control

Este libro nos enseña a vivir en la serenidad de quien se sabe en las manos de Dios, aun en medio de la agitación del mundo. El padre Philippe tituló esta pequeña joya La paz interior.

Pero si quisiéramos ponerle otro título -más comercial­-, tal vez podría ser «Descansa en Dios». Porque la idea principal que atraviesa el libro es: habitúese a confiar cada vez más en el Señor, sólo así experimentará que Dios le ama y provee. Serénese, suelte, y permita que el Padre del cielo se manifieste en su vida.

La turbulencia no es de Dios. Entonces tratemos de hacer todas nuestras tareas a la manera de Dios, es decir, tranquilamente, apoyándonos siempre en Él.

Cuando el corazón está en paz, como veremos a continuación, la gracia de Dios se despliega, nos inunda y florecemos espiritualmente.

La paz del mundo

La idea de «paz interior» que muchos tienen en su cabeza está relacionada con aromaterapia, yoga o una tarde en el spa.

También suele asociarse al descanso pasajero de quien disfruta de un rato de tranquilidad; algo así como: ya pagué las cuentas, por fin se me quitó el dolor de espalda y los niños están donde la abuelita… ¡qué dicha!

La anterior es una paz mundana. Se trata de un corto recreo que nos fabricamos nosotros mismos con nuestros recursos humanos, para darnos un respiro entre tanto ajetreo.

El problema es que en cualquier momento se acaba. Tan es así, que ni siquiera debe ocurrir algo grave para que se desplome esa «paz» hecha de cartón y pegante.

A veces basta con un trancón en la vía, y otra vez quedamos a merced del ventarrón del mundo.

La paz de Dios

El Hijo de Dios viene a traernos la paz verdadera.  Es una paz totalmente distinta a la que solemos fabricarnos o nos vende el mundo.

Se trata de un don, una gracia que nos llena de gozosa serenidad y también, de una libertad que no conocíamos. 

El padre Philippe expone, de manera muy sencilla, que la verdadera paz del corazón procede de la confianza total en Dios, es decir, del abandono.

En la primera parte de este texto nos explica en qué consiste esa paz del corazón, por qué es tan importante lograrla y cuál es el proceso para llegar a «darle carta blanca a Dios», es decir, colocar toda nuestra vida en Sus manos.

La paz que Jesucristo nos ofrece es un regalo tan, pero tan grande, que miren lo que dice el padre Lorenzo Scupoli, citado en este libro:

El demonio pone en juego todo su esfuerzo para arrancar la paz de nuestro corazón, porque sabe que Dios mora en la paz, y en la paz realiza cosas grandes.

Regreso a la confianza

En la segunda parte del libro, encontramos todos los obstáculos que se nos pueden presentar en el camino hacia la paz interior y cómo superarlos.

El sacerdote resuelve todas las preguntas que se nos pueden ocurrir y nos convence de que no abandonarnos en el Padre del cielo es una insensatez:

Qué injustificada es esa falta de confianza!… ¿No es absurdo que un hijo dude así de su Padre, cuando ese Padre es el mejor y más poderoso que puede existir, cuando ese padre es el Padre del cielo?

Un libro estupendo

Finaliza el padre Philippe con broche de oro. En las últimas páginas nos regala una selección con los mejores pensamientos sobre la paz interior, escritos por grandes santos como santa Teresita de Lisieux, san Francisco de Sales y san José María Escrivá.

Este maravilloso libro podría leerse de una sola sentada, porque es muy breve, valioso y fácil. Pero como el lector quiere apropiarse su contenido, entonces amerita sentarse varias veces para meditarlo y disfrutarlo.

Descansemos en Dios

¿Por qué seguir viviendo preocupados, inquietos, corriendo de un lado a otro, si el Señor nos quiere libres, felices y en paz?

Si nos abandonamos en las manos del Padre del cielo, experimentaremos que el Señor nos ama, guía y acompaña siempre.

Es simple: si permitimos que Dios actúe en nuestra vida, ¿qué creen que va a suceder?… pues que ¡Dios actúa!

El Dios de la paz está muy cerca, pronto nacerá. Recibámoslo serenamente. Este fin de año, confía en Dios, y no corras. ¡Feliz Navidad!

Tags:
diosgracialibroluznavidadpazserenidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.