Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El Papa: «Piensen en los niños ucranianos que no pueden sonreír»

Pope Francis during his weekly general audience in Paul VI Hall

Antoine Mekary | ALETEIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 21/12/22

Audiencia General antes de Navidad. El papa Francisco concluyó la catequesis de hoy con un llamamiento en favor de los niños ucranianos, golpeados por una guerra «inhumana».

«Pensemos en los muchos niños de Ucrania que están sufriendo mucho a causa de esta guerra». Lo dijo el Papa Francisco al final de la audiencia general realizada en el Aula Pablo VI del Vaticano este miércoles 21 de diciembre de 2022.

«En esta fiesta del Dios que se hace niño, pensemos en los niños ucranianos», añadió el Papa, quien expresó su dolor por lo que ha visto: «Cuando me encontré con ellos aquí, la mayoría no puede sonreír, y cuando un niño pierde la capacidad de sonreír es grave. Estos niños cargan con la tragedia de esa guerra tan inhumana, tan dura. Pensemos en el pueblo ucraniano, esta Navidad: sin luz, sin calefacción, sin lo principal para sobrevivir. Y roguemos al Señor que les traiga la paz lo antes posible».

En el centro de la catequesis, la relación con la Palabra de Dios como «ayuda» para el discernimiento. «La voz de Dios no se impone, es discreta, respetuosa, humilde y precisamente por esto es pacificadora.», afirmó el Obispo de Roma. «En la calma podemos entrar en lo profundo de nosotros mismos y reconocer los auténticos deseos que el Señor ha puesto en nuestro corazón».

En este sentido, el Papa Francisco invitó a ver a Dios en los que sufren y confrontarse con la Palabra de Dios.

Pope Francis greets faithful dressed as the Three Wise Men during his weekly general audience in Paul VI hall
El Papa saludó a los Reyes Magos de Juan Díaz, Puerto Rico, en peregrinación al Vaticano y Roma junto a 73 personas que componen la delegación.

La paz en el corazón

«A menudo – continuó el Papa – no es fácil encontrar la paz en el corazón porque estamos ocupados todo el día, corriendo de un lado para el otro.

Por favor calma, entra en ti mismo, en ti misma. Por dos minutos, detente; siente lo que pasa en tu corazón. Pero, hermanas y hermanos, hacer esto nos ayudará tanto porque en ese momento de calma enseguida la voz de Dios te dirá: ‘Mira esto que estas haciendo es bueno…’. Pero dejemos que en la tranquilidad llegue la voz de Dios. Él nos espera para este momento (de calma).»

Para el creyente, – dijo el Papa -, «la Palabra de Dios no es simplemente un texto para leer, es una presencia viva, obra del Espíritu Santo que conforta, instruye, da luz, fuerza, descanso y gusto por vivir. Es un auténtico anticipo de paraíso».

La amistad con Dios

Otro elemento importante que ayuda al discernimiento, según el Papa, es vivir una relación afectiva con Jesús.

«La amistad con Dios nos hace experimentar su amor, su compasión y su ternura; esto nos va transformando el corazón y nos mueve a imitarlo. Por último, recordemos que otro gran auxilio para la vida espiritual es el don del Espíritu Santo que habita en nosotros.

Su presencia vivificante nos guía y nos instruye, nos ilumina en los momentos de oscuridad y nos anima a seguir adelante sin miedo, sostenidos por su amor», añadió.

Reza al Espíritu Santo

«Rezamos al Padre, rezamos a Jesús, pero nos olvidamos del Espíritu». Lo dijo el Papa. «Pregunto: ¿rezas al Espíritu Santo? Pero, ¿quién es él, el gran desconocido?», preguntó el Papa sin ver las hojas en sus manos. «Una vez, haciendo catequesis a niños, hice la pregunta: ‘¿Quién de vosotros sabe quién es el Espíritu Santo?’.

El Papa dijo que uno de los niños lo confundió con el paralítico, aludiendo al paráclito. «Tantas veces para nosotros el Espíritu Santo es como una persona que no cuenta», se quejó Francisco. «El Espíritu Santo es el que da vida a tu alma, ¡déjalo entrar!».

Luego dijo: «El Espíritu Santo es el discernimiento en acción, la presencia de Dios en nosotros, es el don, el mayor don que el Padre concede a quien lo pide. Es interesante dar vida con el Espíritu Santo: te cambia, te hace crecer».

Pope Francis receives a gift from Yuliya Fedosiuk, wife of Azov battalion fighter Arseniy Fedosiuk
El Papa saluda a Yuliya Fedosiuk, esposa del soldado del batallón Azov Arseniy Fedosiuk. El Pontífice ha mediado por el respeto de la vida de los prisioneros de guerra

Pedir la alegría del corazón

La Liturgia de las Horas, en efecto, «hace que los principales momentos de oración del día comiencen con esta invocación: ‘Oh Dios ven y sálvame, Señor ven pronto en mi ayuda’. Señor, ayúdame’, porque solo no puedo seguir, no puedo amar, no puedo vivir… Esta invocación a la salvación es la petición incontenible que brota de lo más profundo de nuestro ser».

El discernimiento- afirmó el Papa- «sirve para reconocer la salvación obrada por el Señor en mi vida, me recuerda que nunca estoy solo, y que si estoy luchando, es porque lo que está en juego es importante».

«El Espíritu Santo está siempre con nosotros», aseguró el Papa: « Padre, he hecho una cosa mala, habla con el Espíritu que está contigo, no olvides el diálogo con el Espíritu Santo. ‘Estoy en pecado moral’, no importa, habla con él, para que te ayude a perdonar. Con estas ayudas, que el Señor nos da, no tenemos por qué temer. Sigamos adelante, con valor y con alegría».

Saludo de Navidad del Papa

Tras resumir su catequesis en las distintas lenguas, el Papa dirigió expresiones especiales de saludo a los fieles presentes.

El Papa saludó cordialmente a los peregrinos de lengua española. «Cercanos a la celebración de la Navidad, pidamos a la Virgen María y a san José que nos enseñen a comprender el verdadero sentido de esta fiesta, y que nos ayuden a vivirla con paz y alegría, compartiendo lo que somos y tenemos con las personas que más lo necesitan. Que Dios los bendiga. Muchas gracias». La Audiencia General concluyó con el rezo del Pater Noster y la Bendición Apostólica.

Tags:
audiencia generaldiscernimientonavidadniñospapa franciscoucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.