Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Curro Romero, el matrimonio y lo eterno

SPAIN

Cortesía

Alvaro Real - publicado el 21/12/22

Curro Romero y Carmen Tello se casaron por la Iglesia, en la capilla de Pilatos, en Sevilla. 27 años llevaban casados civilmente. ¿Para qué pasar por el altar?

Jueves 19 de mayo de 1966, día de la Ascensión. Fiesta en Sevilla. Curro Romero torea seis toros a beneficio de la Cruz Roja. Cortó ocho orejas y abrió la Puerta del Príncipe. Pero lo mejor, dicen los que estuvieron allí, es que el tiempo se detuvo. Algunos todavía siguen en la plaza esperando a que termine la última verónica. El capote y el toro se hicieron eternos.

Ese día comenzaría lo que muchos denominan el «currismo», algo que es muy difícil de explicar y de entender. El documental «Curro Romero. Maestro del Tiempo» intenta acercarnos a su figura, una figura que va mucho más allá del toreo. Son la vida, la experiencia y las impresiones de un artista, con mayúsculas, de 89 años. 

En cada imagen, en cada anécdota, en cada frase suya se acaricia esa eternidad de quien  manejó durante años el tiempo con un golpe de muñeca. Como cuando tras un sorbo de vino nos aconseja: «El tiempo se te escapa de las manos y no se da cuenta la gente de que de reírte y de disfrutar no te “jartas» nunca» o cuando expresa: «A mí me gustaría ser eterno… para reírme» y muestra su sonrisa.

89 años del «Faraón de Camas». Una vida llena de éxitos y de fracasos, de alegría y de tristeza. Pero todo con su tiempo, manejando su destino y sin que nadie le marcara lo que debía o no hacer. Como cuando en 1987 se negó a matar un toro en La Plaza de las Ventas. Consideró que ya estaba «toreao». Y se armó. Un aficionado irrumpió en la arena y golpeó al torero. Lluvia de insultos y de almohadillas. Acabó en comisaría. No era su tiempo y lo sabía. Prometió volver al día siguiente y ese día hizo una de sus mejores faenas y abrió la Puerta Grande de Las Ventas. 

Claroscuros de su toreo, incomprensión de su arte que, como dicen algunos «curristas» como Joaquín Sabina, «se disfruta a pinceladas». Como las que dejó durante 23 domingos de Resurrección seguidos en la Maestranza. Podría torear mejor o peor, pero siempre dejaba una pincelada que hacía que los seguidores del «currismo» quedaran saciados hasta el próximo domingo de Resurrección. Manejaba su tiempo.

Toda una liturgia. La del toreo, la del honor, la del control del miedo. Y en todos estos momentos enseñanzas. Como su amor y comprensión con el toro, como su momento de ermitaño en las montañas de Marbella, su amistad con Camarón y su amor por el flamenco. También el dolor por la muerte de su hija Coral, la benjamina fruto de su matrimonio con Concha Márquez Piquer, a los 19 años en un accidente de tráfico en Tennesee.

En medio de sus reflexiones, de pasar revista a su carrera como torero, Curro Romero hace una profunda confesión: «Cuando toreaba, que me estaba jugando la vida, no me acordaba de mi padre ni de mi madre, sólo me acordaba de ella». Esa ella es Carmen Tello, la mujer con quien lleva casado civilmente 27 años (no tenía la nulidad matrimonial) y con quien ahora ha decidido pasar por el altar y casarse por la Iglesia.

«Qué tendrá el amor», reflexiona en el documental: «cuánto se sufre por amor y no podemos vivir sin él». Ahora, a los 89 años Curro Romero y Carmen Tello se casaron por la Iglesia. En la capilla de Pilatos, en Sevilla, en una ceremonia íntima con familiares y amigos más cercanos. Lo hacen más de un año después de la muerte de Concha Márquez Piquer de la que obtuvo el divorcio, pero nunca obtuvo la nulidad eclesiástica. 

SPAIN

La penúltima demostración de Curro Romero. El maestro del tiempo, el que con su muñeca conseguía pararlo y mecerlo con el capote, el que convertía una tarde en maravillosa o el mayor de los fracasos… quiso pasar por el altar y sellar su gran amor ante Dios. Una nueva demostración de arte. Porque Curro Romero sabe bien lo que es el tiempo y la necesidad de lo eterno. 

Tags:
arteespañamatrimoniovida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.