Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 febrero |
San Blas
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Carlos Baute canta su primer villancico con alumnos del colegio de sus hijos

carlos-baute-2.jpg

Carlos Baute. Vídeo "El niño Dios".

Carlos Baute con los niños del colegio, en el videoclip de "El Niño Dios".

Merche Crespo - publicado el 17/12/22

Después de 30 años dedicados a la música ha escrito esta canción navideña, titulada "Al Niño Dios", con su inconfundible toque latino

Fue hace unos meses cuando el colegio al que acuden sus hijos pequeños propuso al cantante venezolano escribir un villancico. Siempre había querido hacerlo, pero consideraba que «era una superresponsabilidad», y más cuando la propuesta venía del colegio, ya que él es padre de Markuss, de Liene y de Álisse, alumnos de ese centro.

Carlos Baute contó durante la presentación de la canción que fue su mujer Astrid quien le animó: «Tienes que hacer un villancico». Sin embargo, el decía: «No, no me metas en eso porque imagínate que sale mal», explicó divertido.

Videoclip en el colegio

Pero al final aceptó la propuesta lanzada por el colegio Highlands School Los Fresnos ubicado en Madrid y se lanzó a escribir esta canción «llena de alegría, amor y esperanza», como él mismo la ha definido.

Un villancico muy especial en el que ha contado con todos los alumnos, profesores y personal del colegio, que le han ayudado a crear el videoclip.

En el video aparecen más de 700 personas: niños de todas las edades, desde los más pequeños hasta los adolescentes, además de todo el personal educativo del centro. «No saben lo bien que la pasamos grabando este mágico vídeo», ha expresado el artista en sus redes sociales.

Mientras suenan los acordes de la canción «El Niño Dios» los niños se van pasando las figuritas del belén, contagiándose de la alegría y del espíritu navideño y preparando la llegada del Niño Jesús, gran protagonista de la letra de este villancico.

Podéis disfrutarlo desde este enlace:

Letra de la canción

Baute se siente muy motivado después de haberlo escrito y anima a todos a cantarla: «¡Quiero que la escuchen, la guarden para ustedes y la canten en familia!!!!».

Además, afirma que su deseo es que tenga mucho éxito y se «replique» pero no tanto por su carrera musical, sino por el mensaje que tiene la canción. Ha reconocido que es una de las canciones más fáciles que ha escrito «porque yo tengo el whatsapp del de allá arriba, y el de allá arriba, el niño Dios, me dictó esta canción.»

Unión familiar

El cantante también ha querido transmitirnos en su letra la importancia de la unión familiar con mensajes navideños basados en buenos valores, la alegría, el refuerzo de nuestras costumbres y la esperanza.

Además, le ha dado ese toque latino tan cálido de sus canciones. Y ha añadido a la canción un par de ingredientes más: «Es superalegre, bastante pop, quería que la gente se pusiera super happy«, ha comentado muy emocionado y con ganas de que la gente la disfrute tanto como él.

Cariñosa dedicatoria

También ha tenido palabras entrañables y ha querido dedicársela a todo el mundo, tanto los que están como los que nos han dejado. Y ha tenido un recuerdo especial para su padre en estas fechas tan señaladas: «Yo quisiera que estuviera mi padre en Navidades conmigo, es difícil y duro, pero es así. Algunos mueren y otros nacen», refiriéndose al Niño Jesús.

El cantante, casado con Astrid Klisans desde hace 10 años, comentó que esta Navidad la pasarán en Madrid con su familia y sus suegros, que residen en Letonia. Y continúa diciendo:

«En estas fechas en mi casa hay una silla vacía que es la de mi padre, una ausencia que se hace menos dura por la presencia de los niños. Mi padre era comerciante, pero bailaba como nadie, yo no bailo ni la mitad de bien que lo hacía él, con un ritmo increíble.»

Recuerdos navideños

Carlos Baute ha recordado también su infancia en Venezuela cuando escuchaba villancicos de artistas como Luis Miguel con Navidad, NavidadAlejandro Fernández con Blanca NavidadMaracaibo 15 y su tema Amparito y también José Feliciano y su versión de Feliz Navidad.

El cantante recuerda la Navidad en su casa preparando hallaca y ponche crema y reconoce que esta música le transporta a esos recuerdos de infancia. Por eso su mayor deseo es que sus hijos también disfruten de estas canciones y ritmos, que son parte de sus raíces latinas.

«A los niños hay que darles la máxima alegría; ellos me piden ahora El burrito sabanero, que es un tema antiguo de nuestra infancia y al que yo he querido hacer un guiño en mi nuevo villancico», ha asegurado el artista.  

Regalar AMOR

Hace unos días el cantante se disfrazó de Rey Mago y salió a la calle a cantar su nuevo villancico. Como dice él, «es una de las canciones más especiales, con más energía y amor que he compuesto.»

Pero el objetivo, tal como explica él mismo, es regalar AMOR. Para él la Navidad es un momento de agradecer y muchas veces de regalar.

«¿Pero que regalar? Hace una semana salimos a la calle parte de los peques que cantaron el Villancico conmigo, para hacer el primer regalo de esta Navidad, que es el AMOR.»

En la cuenta de Instagram del cantante podemos ver ese momento:

View this post on Instagram

A post shared by Carlos Baute (@carlos_baute)

Disfrutad de la letra de “El Niño Dios”

Me desperté pensando en la Nochebuena

Y al Niño Dios lo que le voy a ofrecer

Me hace ilusión poner de nuevo el arbolito

Y campanitas pa´ adornar el Belén

Con mi burrito sabanero

Voy a ver al Niño Dios

Al Niño Dios, al Niño Dios

A ver al niño

Es María quien nos dio la luz

La esperanza nos la dio Jesús

Y José mostró el camino

Sueño ver al Niño Dios

Todos los niños dicen sí, que sí, que sí

Y bailan borriquito como tú

Saltando la cabuya haciendo bulla

gritando aleluya

bailando como tú, como tú

Cómo me gusta tener costumbres

y qué bonito tener creencias

cómo disfruto diciembre enero

con los amigos de mi colegio

Hoy ha nacido nuestro Redentor

Así es que recemos por el Niño Dios

Oye las campanas que suenan din don

Ay cómo suenan, salta la cabuya y grita aleluya

Es María quien nos dio la luz

La esperanza nos la dio Jesús

Y José mostró el camino

Sueño ver al Niño Dios

Al Niño Dios hay que despertarlo hoy

Y las campanas suenan, óyelas

Din din don don din

suenan por ti

Óyelas

din din don don din

suenan por ti

Al Niño Jesús, hay que despertarlo

Niño Jesús, él fue el elegido

Al Niño Jesús, hay que despertarlo

Al Niño Jesús, ay qué rico duerme

Es María quien nos dio la luz

La esperanza nos la dio Jesús

Y José mostró el camino

Sueño ver al niño Dios

Todos los niños dicen sí, que sí, que sí

y bailan borriquito como tú

saltando la cabuya haciendo bulla

gritando aleluya

bailando como tú, como tú

Tags:
advientoeducaciónmúsicaMúsica católicanavidadpadres-hijosvillancicos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.