Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 febrero |
San Ricardo Peregrino
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

Celebra la Inmaculada decapitando una serpiente (de chocolate)

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
LU SERPE DI FALERONE

@marche.tourism

Lucia Graziano - publicado el 08/12/22

Una tradición poco conocida, pero llena de símbolos: fue inventada por las Clarisas del monasterio de San Pedro Apóstol de Falerone, en Italia

No es exactamente el tipo de postre que asociaríamos con la temporada navideña. En efecto, seamos realistas: el plato que les presentamos hoy tiene un aspecto bastante inquietante, que mejor asociaríamos con una fiesta de Halloween de temática macabra. Es una gran serpiente de masa quebrada, enrollada sobre sí misma para ocultar un sabroso relleno, con la piel oscurecida por una capa de chocolate negro.

En resumen: una gran bestia que está allí en el centro de mesa, apoyada en la bandeja, mirando siniestramente a los comensales con dos pequeños ojos confitados.

Es realmente difícil imaginar el vínculo entre una imagen tan lúgubre y el ambiente alegre de las fiestas. Sin embargo, La Serpe (así se llama el pastel) tiene una simbología tan profunda y multifacética. Esto la convierte en una especialidad navideña definitivamente digna de redescubrir.


El pastel de Navidad de las Clarisas de Falerone

La patria de este postre es Falerone, un pequeño pueblo en la región de las Marcas, no lejos de la ciudad de Fermo, en el centro de Italia.

Desde el siglo XIII, el pueblo se caracterizó por una fuerte devoción franciscana. Es la patria chica de Pellegrino di Falerone, uno de los primeros discípulos del Poverello (además de uno de sus compañeros de viaje durante la famosa peregrinación a Tierra Santa). Actualmente, el martirologio lo conmemora el 27 de marzo con el título de beato.

En virtud de este vínculo con los Frailes Menores, el municipio de Falerone cultivó durante mucho tiempo el deseo de acoger una comunidad franciscana entre sus muros. Un sueño que se hizo realidad en 1681, cuando un pequeño grupo de Clarisas se instaló en el monasterio de San Pedro Apóstol que había sido construido expresamente unos años antes.

Y es precisamente el convento de las Clarisas de Falerone el que dio origen a este extraño postre con forma de serpiente, en una época que parece difícil de datar con precisión.

¿Antiguo, o no tanto?

Algunos autores hablan de un postre de origen muy antiguo cuya elaboración habría atravesado siglos. La historiadora Sebastiana Papa, autora de uno de los primeros recetarios dedicados a La cucina dei monasteri(Il Formichiere, 1978) declara prosaicamente que consultó los archivos del convento y encontró la primera huella escrita de este postre en un documento fechado el 10 Diciembre de 1951.

Está también el testimonio de Nicola Pezzotta, autor del blog de viajes Con in faccia un po’ di sole. Éste, al entrevistar a una de las monjas del monasterio de Falerone escuchó contar la génesis de este plato, que se remonta a un no tan pasado lejano. «Una Hermana en el tiempo de recreo, se propuso hacer una torta para la fiesta de la Virgen Inmaculada. Y pensó en hacer la serpiente, cuya cabeza aplastó con el talón».

En resumen: parece posible decir que La Serpe di Falerone no es un postre particularmente antiguo. No obstante, ahora está muy extendida en la zona de Fermo. Y quién sabe, tal vez incluso algunos de nuestros lectores quieran llevárselo a casa este año.

¡Cuántos símbolos, en este pastel de Navidad!

En las intenciones de las monjas de Falerone, era explícita la referencia al pasaje bíblico del Génesis 3, 15 en el que Dios castiga a la serpiente tentadora. «Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la de ella: ella te aplastará la cabeza, y tú le herirás el calcañar».

No es casualidad que las versiones más antiguas de la receta recomendaban que las amas de casa llevaran a la mesa la gran serpiente, cuidando de modelar su cabeza para darle una forma aplanada, como la de alguien que acaba de ser golpeado. Una referencia evidente a la inmaculada concepción de María y a la lucha de la Virgen contra Satanás.

Según la tradición local, el postre se lleva a la mesa no antes del 8 de diciembre. (¡Y qué simbólico es celebrar la Inmaculada Concepción decapitando a la malvada serpiente tentadora con un cuchillo afilado!).

Pero, a partir de ese día, todo momento es bueno para disfrutar de este postre navideño, que se sigue consumiendo hasta el día de Navidad. Al fin y al cabo, fue la venida de Jesús a Belén lo que cambió para siempre el destino de la familia de la humanidad, agobiada por el pecado original.

Un significado menos religioso

En los últimos años, muchos han querido asociar este postre con una nueva simbología, de carácter (aparentemente) más secular.

Según la antigua tradición, este postre parece una serpiente enroscada. Probablemente, la explicación sea de lo más prosaico, dado que la mayoría de las bandejas tienen forma circular.

Pero, en los últimos años, la imagen de esta serpiente enroscada sobre sí misma ha resultado muy sugestiva para algunos autores culinarios. Éstos (no está del todo mal) han destacado su parecido con el ouroboros, la serpiente que se muerde la cola, antiguo símbolo de renovación y renacimiento.

En efecto, el parecido se hace aún más sugerente por el hecho de que este dulce se come en las últimas semanas de diciembre. Y es en ese período en el que se cierra un ciclo a la espera de que comience el nuevo año.

Y si la referencia al ouroboros pudiera hacer que muchos creyentes fruncieran el ceño (debido a sus asociaciones con el esoterismo, que en realidad hizo un uso extensivo de este símbolo), no estaría de más recordar que los cristianos también hicieron suya esta antiquísima imagen.

Por citar un ejemplo llamativo, una serpiente que se muerde la cola enroscándose en un cristograma aparece en la tumba del cardenal Consalvi, secretario de Estado del Papa Pío VII. Eran precisamente los religiosos quienes la querían allí, que siempre habían visto en el símbolo del ouroboros la promesa cristiana de una nueva vida después de la muerte, en el mundo venidero.

Y, reflexionando sobre el ciclo de vida de la serpiente que muda su piel a intervalos regulares, los autores cristianos de los primeros siglos captaron numerosas intuiciones.

Por ejemplo, leemos en el Physiologus (pequeña obra compuesta en el siglo III en un ambiente gnóstico, pero en realidad muy popular a lo largo de la Edad Media y decididamente bien recibida también por el clero católico):

«Si la serpiente quiere volver a ser joven , permanece en ayunas hasta días y cuarenta noches hasta que se le cae la piel; en ese punto, busca una grieta estrecha, se desliza en ella y comprime el cuerpo. Al hacerlo, muda su piel vieja y vuelve a ser joven. Así también tú, hombre, consume y mortifica tu cuerpo si quieres despojarte de tu vieja piel por el camino angosto y angosto, es decir, por el ayuno y la templanza”. Esta es la mejor manera de renacer a la vida nueva .

¿Tomamos esto como una buena resolución para el nuevo año?

La receta de la Serpiente de Falerone

La Serpe di Falerone tiene una receta compleja, que requiere algo de tiempo libre y una buena organización aguas arriba. Aquí informamos la receta basada en la que apareció en el periódico Sale e Pepe de diciembre de 2021; naturalmente, la preparación será considerablemente más corta si decidimos ayudarnos de productos preparados (por ejemplo para masa quebrada y glaseados).

Relleno:

  • 250 g. de azúcar
  • 250 g. de almendras molidas
  • 200 gramos de macarrones
  • 50 gramos. de cacao amargo en polvo
  • 5 gramos de canela en polvo
  • 2 huevos enteros + 3 claras de huevo
  • la ralladura de 2 limones y 1 naranja
  • 1 vaso pequeño de licor de amaretto

Masa quebrada:

  • 600 gramos hecho con harina
  • 300 gramos de mantequilla
  • 300 gramos de azúcar
  • 5 gramos de canela en polvo
  • 2 huevos enteros + 1 yema
  • la ralladura de 1 limón

Glaseado de chocolate:

  • 50 gramos. de chocolate negro
  • 50 gramos. de cacao amargo en polvo
  • 50 gramos. de azúcar

Para adornar y decorar:

  • 80 gramos de azúcar glas
  • 1 clara de huevo
  • 2 cerezas confitadas

Preparación:

En primer lugar, dediquémonos al relleno, mezclando todos los ingredientes que lo componen en un bol grande: tendremos que obtener una mezcla blanda pero no demasiado líquida, que se pueda trabajar fácilmente con las manos. Déjalo reposar en el refrigerador por una noche.

A continuación, preparamos la masa quebrada, trabajando todos los ingredientes hasta que la mezcla esté homogénea: también en este caso, la dejamos reposar en la nevera una noche.

Al día siguiente, extienda la masa en láminas rectangulares de aproximadamente 1 cm de grosor.

Damos forma al relleno con las manos hasta formar una salchicha enrollada con forma de serpiente (por lo tanto, cuidando de dejar un extremo más grueso para la cabeza y otro más fino para la cola). Envuelva su serpiente completamente en la masa, teniendo cuidado de sellar bien el pastel y recortar el exceso de masa. Ha llegado el momento de que la serpiente termine en el horno: ponla en una fuente engrasada y hornéala a 170 grados durante unos 30 minutos.

Cuando el postre se haya enfriado, es el momento de decorarlo. Preparar el glaseado de chocolate poniendo a hervir los ingredientes anteriores en 2,5 dl de agua y removiendo hasta obtener una mezcla líquida y homogénea. Echamos el glaseado sobre la serpiente ayudándonos de un cepillo de cocina para extender mejor la capa, y dejamos secar.

Para los toques finales, preparamos un glaseado de blanco batiendo la clara de huevo y el azúcar glas, en las cantidades indicadas, y ayudándonos de un sac à poche. Siguiendo nuestra inspiración, podemos decorar la serpiente dibujando sobre ella muchas escamas pequeñas: para los ojos, aplicamos un poco de glaseado sobre las cerezas confitadas y las pegamos al hocico de la serpiente. ¡Que ahora está listo para ser llevado a la mesa!

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
dulcesinmaculada concepciónitaliamonasteriorecetas del conventovirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.