Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 febrero |
San Blas
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿La JMJ de Lisboa se rinde a la Agenda 2030 de la ONU?

LancementJMJ_Lisboa_equipe.jpg

diocèse de Lyon

Equipo de la JMJ de Lisboa

Claudio de Castro - publicado el 28/11/22

15 maneras constructivas de reaccionar a la desunión en la Iglesia, extraídas de la Biblia

«Que todos sean uno como tú, Padre, estás en mí y yo en ti. Que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado».

Juan 17, 21

¿Te ha pasado? Casi a diario leo en las redes sociales noticias alarmantes sobre nuestra Iglesia.

Apenas ayer empecé a ver cómo algunos señalaban alarmados que la JMJ Lisboa 2023 tiene como uno de sus pilares la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Acostumbrado a leer tantas noticias sensacionalistas, busco las fuentes, antes de opinar para descartar que sea una «cuenta troll».

En este caso, si entras en la página oficial de la JMJ podrás leer textualmente.

Nuestra misión es construir la JMJ Lisboa 2023 teniendo en cuenta los objetivos de sostenibilidad abrazados en todo el mundo, los Laudato Si’ Goals presentados por el Vaticano y la Agenda 2030 de las Naciones Unidas (ODS).

Recuerdo también el escándalo que suscitó en el sínodo una publicación con ilustraciones en su página oficial que fue muy comentada por alejarse de las raíces de nuestra tradición; y los comentarios de los obispos en Alemania.

Problemas en la Iglesia

Es evidente que hay alguien con sus propios motivos aprovechando las circunstancias. Ydebemos descubrirlos.

Es verdad, no podemos cerrar los ojos a una realidad, ni negarla. Hay problemas en la Iglesia, como las divisiones surgidas con el Sínodo alemán, los abusos sexuales de algunos sacerdotes, los católicos que no creen en la presencia -viva, verdadera- de Jesús en la Eucaristía, los que piensan que el demonio es una historieta de los Hermanos Grimm. A esta generación le ha tocado vivirlo.

Hace poco leí una breve reflexión que me gustó mucho. Judas Iscariotefue un apóstol muy cercano a Jesús, caminó a su lado, comió con el, estuvo presente en la última cena y al final habiéndolo conocido, traicionó a Jesús.

Y aunque esto ocurrió, el resto de los discípulos y apóstoles nunca abandonaron la Iglesia.

¿Traidores? Parece que eventualmente existirán, pero eso no es motivo para dejar nuestra santa religión. Debemos amar nuestra Iglesia, cuidarla, protegerla.

Mirar lo bueno

Amable lector, pienso que cometemos un error al enfocarnos solo en las cosas negativas de la Iglesia.

Recuerdo un seminario de emprendimiento en el que nos mostraron un tablero blanco con un pequeño punto negro en el centro.

«Qué ven?», nos preguntaron. Todos vieron el diminuto punto negro pero nadie el enorme tablero blanco alrededor. Ocurre igual con nuestra Iglesia que es Madre y Maestra.

Miramos lo que pensamos que está mal, pero no vemos lo bueno. Millones de almas que pueden salvarse, su extraordinaria labor social, los innumerables santos que han surgido de ella, sus frutos de eternidad y a Cristo quien es la cabeza de la Iglesia.

Seamos uno en Cristo

Te he comentado que me gusta mucho segur a los sacerdotes en Twitter. Uno de ellos, el padre Rafael Pacaníns@PRafaelL, ha estado comentando mucho sobre estos temas, aclarando dudas, alertando. Recientemente escribió:

No más divisiones. Seamos uno, formemos un solo cuerpo en Cristo, como nos dicen las Escrituras.

«Miren cuántas partes tiene nuestro cuerpo, y es uno, aunque las varias partes no desempeñan la misma función. Así también nosotros formamos un solo cuerpo en Cristo».

Romanos 12, 4, 5

Una vez un buen sacerdote me dio este sabio consejo:

«Como el jugador de fútbol se concentra en el balón, tú concéntrate en escuchar, mirar y seguir a Jesús«.

Respuestas bíblicas a la desunión en la Iglesia

«Pero Claudio», me dices, «ante lo malo que vemos, ¿cómo debemos actuar?».

Busquemos la respuesta a tu inquietud en la Biblia, Palabra de Dios. ¿Tienes a mano tu Biblia? Ábrela en Romanos 12 y lee estas instrucciones, por el bien de nuestra Iglesia y la salvación de nuestras almas.

  • Que el amor sea sincero.
  • Aborrezcan el mal y procuren todo lo bueno.
  • Que entre ustedes el amor fraterno sea verdadero cariño.
  • Adelántense al otro en el respeto mutuo.
  • Sean diligentes, y no flojos.
  • Sean fervorosos en el Espíritu y sirvan al señor.
  • Tengan esperanza y sean alegres.
  • Sean pacientes en las pruebas.
  • Oren sin cesar.
  • Compartan con los hermanos necesitados.
  • Sepan acoger a los que estén de paso.
  • Bendigan a quienes los persigan.
  • Bendigan y no maldigan.
  • Alégrense con los que están alegres.
  • Lloren con los que lloran.

En pocas palabras: VIVE EL EVANGELIO.

Ahora lo sabes…: «Ante los ataques, siembra amor, habla y escribe serenamente, conserva tu dignidad, la fe, da ejemplo con tu vida y responde con la verdad y la misericordia». ¿Te animas?

¡Ánimo! La Iglesia siempre prevalecerá.

¡Dios te bendiga!

Tags:
bibliaiglesia catolicajornada mundial de la juventudlibertadonuPortugalunidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.