Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 04 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Santos que amaron a sus suegros

Frances of Rome

Public Domain

Meg Hunter-Kilmer - publicado el 07/11/22

Estas personas nos enseñan a amar bien, incluso con las dificultades que puede traer la unión de dos familias

Tanto si das gracias por tus maravillosos suegros, como si tienes relaciones difíciles con ellos o buscas un ejemplo de cómo ser un buen cuñado, seguramente te beneficiarás de conocer a un pocos santos que modelaron un comportamiento bondadoso y generoso con sus familias políticas. 

Estos santos nos enseñan a amar bien, incluso con las dificultades que puede traer la unión de dos familias.

San Juan el ibérico 

Fue un noble ibérico y comandante militar que finalmente se separó de su esposa (con su consentimiento) para convertirse en monje. Después de liberar a su hijo (San Eutimio el Iluminador) de su cautiverio como rehén del emperador en Constantinopla, a Juan se le unió su cuñado (San Juan Tornikios). Juntos, los tres hombres fundaron el monasterio de Iveron en el famoso Monte Athos.

Santa Isabel de Portugal 

Esta reina consorte de Portugal fue una gran pacificadora. Terminó una guerra entre su padre y su esposo; muchos años después ella intervino para detener otra entre su hijo y su yerno. Esta última intervención en nombre de su nieto político fue demasiado para su delicada salud y la llevó a la muerte poco después.

Santa Francisca de Roma 

Fue una italiana introvertida que estaba tan abrumada por la vida social que requería ser la esposa de un noble que sufrió una crisis nerviosa. Después de encontrar la curación, descubrió que su cuñada Vanozza también anhelaba el silencio y la oración. Las dos comenzaron a trabajar juntas, ayudándose mutuamente en sus tareas diarias para que cada una pudiera retirarse al silencio más a menudo, haciendo de su mansión un pequeño monasterio.

La beata Lucy Yun Un-Hye  

Fue una mujer coreana que sufrió gravemente a manos de su suegra y suegro, los padres de su esposo el beato Bernabé Jeong Gwang-Su. Pero ella no permitió que eso la envenenara contra su cuñada; en cambio, dirigió a la beata Barbara Jeong Sun-mae a la fe. Barbara ayudó a Lucy y a Bernabé en la distribución de libros religiosos hasta que los tres fueron arrestados y martirizados.

Beata Columba Kang Wan-suk 

Fue una catequista coreana y líder de la Iglesia. Su suegra la amaba tanto que cuando el esposo de Columba se divorció de ella, su madre decidió no quedarse con su hijo sino irse con ella. De hecho, fue su ex nuera Columba quien la llevó a la fe y la guió en el catolicismo hasta el día en que Columba fue martirizada.

Beato Francis Choe Bong-han 

Se crió en una familia cristiana en Corea. Aunque se sentía atraído por el celibato, se sometió a la presión de sus parientes y se casó con la hija de los beatos Barbara Ku Seong-yeol y Andrés Seo Seok-bong. Fue detenido con su suegra y su suegro durante una celebración de Semana Santa. Mientras estaba en prisión, Francisco vio que la fe de Bárbara comenzaba a desvanecerse. Él la animó diciendo: «Es un gran honor y una bendición morir por Cristo». Hizo lo mismo por muchos otros que vacilaron, ganándose la reputación de líder de los católicos en prisión y la tortura justificada por su condición de columna vertebral de la comunidad. Tanto Francisco como Andrés murieron a causa del trato recibido antes de que pudieran ser martirizados, pero Bárbara (fortalecida por el aliento de su yerno) fue decapitada.

San Miguel Nguyễn Huy Mỹ 

Fue un esposo y padre vietnamita, alcalde de su aldea. Cada día comulgaba y hacía penitencia, y se preocupaba mucho por guiar a sus hijos en la oración y ser un líder espiritual para su familia y toda su aldea. Cuando estalló una persecución, Miguel fue arrestado con un sacerdote (San Jaime Ðo Mai Nam) y su anciano suegro (San Antonio Nguyễn Đích). En prisión, Miguel se ofreció para tomar el lugar de su suegro cuando fue el turno de torturar a Antonio. Tres veces sustituyó a su suegro. Entre las sesiones de tortura, instó al anciano a permanecer fuerte frente a la muerte. La esposa y los hijos de Miguel los visitaron en prisión para alentarlos. Los dos hombres fueron asesinados junto con su sacerdote.

Beata Barbara Choe Jo-i 

Fue una mujer coreana que sufrió mucho después del martirio de su padre, el beato Marcelino Choe Chang-ju. Su sufrimiento solo se interrumpió brevemente durante su breve matrimonio, tras el cual Bárbara quedó viuda. Pero ella no estaba sola; su suegro, el beato Pedro Sin Tae-bo, la acogió para que se quedara en su casa, donde vivió muchos años. Cuando los dos fueron arrestados en 1827, Bárbara pronto fue liberada, pero continuó visitando a su suegro en prisión, ofreciéndole todo el apoyo material y moral que pudo durante 12 años, antes de que ella también fuera encarcelada y ambos fueran martirizados.

Tags:
familiamartiresrelacionessantossuegros
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.