Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 07 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo
Curiosidades
separateurCreated with Sketch.

La Virgen aparecida en el vidrio de una ventana

Virgen de Absam

Shutterstock/Zvonimir Atletic

Maria Paola Daud - publicado el 06/11/22

Una devoción muy querida por la familia del Papa Benedicto XVI

Corría el año 1797, año agitado por la Revolución Francesa, y en un pequeño pueblo tirolés de Austria, llamado Absam, la Virgen se «aparece» a la joven Rosina Puecher.

Así puede leerse en el testimonio escrito de su hermano Johan Puecher que a la edad de 76 años, en presencia de dos testigos, escribió lo siguiente:

«El 17 de enero de 1979 mi hermana, una joven ya formada (18 años) de nombre Rosina cosía en la sala de la planta baja sentada a la mesa frente a la ventana. 

De repente entre las 15 y las 16, notó algo que a memoria de hombre  nunca antes se había visto: una imagen de la Virgen había aparecido pintada en el interior de una ventana.

Rosina, agitada,llamó a su madre, que también estaba presente pero en otra parte de la habitación. La madre (continua Johan) se acercó apresuradamente y al principio  se asustó un poco al ver la imagen de la Santísima Virgen porque pensó que a mi padre o a mi nos podría haber sucedido algo en la salina donde trabajábamos.

Por eso le dijo a mi hermana Rosina, ‘hay que orar’, y así lo hicieron.

Al terminar la oración, la madre limpió con un trapo la imagen de la Santísima Virgen porque se veía como si estuviese  empañada en el cristal; pero, en cuanto se lo hizo la imagen se rediseñó como antes.

La imagen volvió a aparecerse el martes y el jueves siguiente cuando mi padre y yo volvimos a casa desde la montaña.

Con alegría y asombro vimos lo que había sucedido mientras tanto. El 17 de enero de 1797 cumplí 16 años y todo lo que vi lo guardé en la memoria».

(El original de esta transcripción se encontró en un resumen de Parish News n. 2 de 1955).

En una época difícil para la Iglesia, debido a las reformas de la Ilustración; y en las montañas tirolesas, las tropas napoleónicas imponían las ideas de la Revolución Francesa, con la fuerza.

En este contexto esta Señora, aparece detrás de esta ventana a la luz del atardecer, y queda milagrosamente impresa.

Su cabeza inclinada a un lado, está cubierta por un pañuelo. Tiene una mirada triste y seria, pero que a la vez trasmite esperanza.

Santuario de Absam

La incredulidad de los científicos

Obviamente por la época que se vivía, la imagen provocó incredulidad y desaprobación entre los científicos.

En un principio se creyó que se trataba de una pintura y en consecuencia se frotó con cuidado y repetidas veces, haciendo desaparecer la efigie; que luego reaparecía con su antiguo esplendor sobre el vidrio.

Como no podían eliminarlo por las «buenas» pasaron a lo más fuerte, el ácido, sin ningún éxito: la imagen volvía siempre.

Es así que por decisión del obispo la imagen fue llevada a la iglesia del lugar dedicada a san Miguel, para que todos los devotos pudieran visitarla.

Imagen acheropita

Santuario de Absam

La imagen acheropita (no realizada por las manos del hombre) se encuentra hoy custodiada en un relicario de oro.

Mide 13 por 18 centímetros y más que una fotografía, parece una xilografía con una gama de grises.

La religiosidad popular

Santuario de Absam

La Virgen de Absam, es muy querida y es considerada muy milagrosa; de ello da testimonio la cantidad de ex votos que le han donado por agradecimiento de los fieles.

Aparte, muchas parejas de novios solían elegir el santuario para celebrar su matrimonio. Entre ellos Maria Tauber-Peintner (1855-1930) e Isidor Rieger (1860-1912), los abuelos de Joseph y Georg Ratzinger.

Toda la familia de Benedicto XVI tuvo siempre una gran veneración por la Virgen de Absam; por ello, más tarde, la hija de la pareja Rieger, también llamada María como su madre, se casó en el mismo santuario.

Para saber más: María conoció a su futuro esposo, el agente de policía Joseph Ratzinger, gracias a un curioso aviso publicado en el diario local:

Tags:
alemaniaaparicionesbenedicto xvisantuariovirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.