Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 03 diciembre |
San Francisco Javier
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

En el epicentro del narco en México, Carlo Acutis salvará jóvenes

CULIACAN

Dimensión Diocesana de Pastoral Juvenil Culiacán

Jesús V. Picón - publicado el 31/10/22

Entrevista al impulsor del primer Centro de Pastoral Juvenil que va a tener el nombre del beato Carlo Acutis en Latinoamérica

Hablar del narco en México es hablar obligadamente de Culiacán y Sinaloa, cuna de legendarios narcotraficantes y sanguinarios sicarios.

La belleza de este lugar, su comida, su música, son atractivos para el turismo y para el mundo.

Algunos dicen que también la belleza de sus mujeres es un atractivo pero es muy peligroso tratar de enamorarlas. Muchas de ellas ya están elegidas por sicarios y por los grandes jefes del narco para ser sus esposas, novias o amantes.

Y el problema actual es su narcocultura que se ha permeado en la sociedad y lo ha normalizado como algo bueno y aceptable hasta dentro de las familias y en ciertos ambientes católicos.

Las jovencitas y adolescentes anhelan tener un novio sicario, puntero, halcón. Y si les va bien, ser novias, amantes o esposas del jefe de plaza o jefe de sicarios.

Esto les asegura para ellas y sus familias, estatus, reconocimiento, dinero, lujos y respeto en la ciudad.

Les asegura una vida de comodidades, viajes y dinero fácil, operaciones estéticas, ropa de marca, una vida de placeres.

Tal cual una vida corta, por el riesgo a morir al lado de sus parejas sicarios y narcos. Eso sí, con mucha adrenalina y coca en la sangre para no sentir miedo. Pero eso es lo que les han dejado los narcocorridos y las narcoseries y de paso el reguetón. 

Los varones, desde niños aspiran a tener y heredar su cuerno de chivo y su escuadra bien fajada, traer la troca, para subir a las mujeres más hermosas.

Su mentalidad es servir y matar por dinero y enamorar a la que ellos elijan.

Saben que el precio es alto. Morirán jóvenes, masacrados, descuartizados, desechos en ácido, decapitados o algunos terminarán en algún centro federal de readaptación condenados de por vida.

Aquí hay una larga historia de muerte y sangre que corre por generaciones, sangre que se ofrenda por una falsa valentía y una falsa aspiración de superación para dejar la pobreza.

Una mentira que los condena a una eterna vida de violencia, odios y resentimientos que enluta sus corazones.

Y es aquí donde Carlo Acutis ha llegado a salvar a los jóvenes de las garras de la narco cultura, de la mano de un sueño y un proyecto que surgió en el corazón del padre Francisco Javier.

CULIACAN

El padre Francisco Javier Navarro Barraza tiene 34 años de edad y ya casi nueve de ministerio sacerdotal. Actualmente reside en la diócesis de Culiacán (Sinaloa, México).

Está encargado de la Pastoral de adolescentes y jóvenes como asesor diocesano, y también presta su servicio como encargado de la Comisión de prevención de abusos a menores de edad.

– ¿Cuál es la situación actual, en referencia a la narcocultura, y cómo influye en los jóvenes?

La diócesis de Culiacán se ubica en el estado de Sinaloa. Y como bien sabes, Sinaloa es un estado conocido a nivel internacional por cosas buenas y muy malas, como es el narcotráfico y grandes nombres de narcotraficantes conocidos y sicarios.

Y eso hace que el sinaloense, que es una persona orgullosa de sus raíces, también se vaya dejando permear por estas corrientes del narcotráfico, sobre todo a través de la música.

La cultura del narcotráfico ha ido permeando el ambiente musical, los ambientes laborales, incluso los ambientes familiares.

Esto hace que las nuevas generaciones de sinaloenses vean muy atrayente esta narcocultura y quieran, también ellos, apropiarse de esta cultura y se sientan orgullosos, incluso de esto.

También hace que las nuevas generaciones universitarias busquen fácilmente el dinero, siendo punteros o lo que se conoce como halcones, o vendiendo droga.

Así muchos jóvenes, en lugar de vivir un proceso de lucha en su trabajo, ven el lado fácil, ven cómo conseguir el dinero fácil.

– Nos puede explicar un poco cuáles son los riesgos que ve usted en los jóvenes para poder desarrollarse y por qué con tanta facilidad se incorporan a las filas del narcotráfico.

Vivimos en un cambio de época en la que los jóvenes, en la sociedad actual, se dejan dominar por las pasiones, por los sentimientos.

Hoy la gente no desarrolla sus capacidades de razonamiento, cognoscitivas, intelectuales.

Porque a través de los medios de comunicación o de la tecnología actual todo lo tenemos en la palma de la mano y eso nos incapacita muchas veces a razonar, a discernir, a reflexionar.

Y eso hace también la cultura del narcotráfico en la que vivimos. Van despertando las nuevas generaciones este interés por la vida fácil del narcotráfico, de las drogas, de la pornografía, del alcohol en exceso.

El joven cree que ese modo que la sociedad le presenta es el único, y no. El Evangelio te presenta una vida nueva, una vida en plenitud de valores, de lucha, de esfuerzo y de conversión.

– Padre, sabemos que usted va a desarrollar un centro comunitario de atención para los jóvenes, ¿nos puede dar información al respecto?

Este inmueble es de la diócesis de Culiacán, donado en 1989 por un laico. Ha sido convento, colegio, después fue casa de pastoral y después Caritas diocesana. Es una casa muy antigua que se ha rehabilitado con cooperación de distintos laicos.

CULIACAN

Tiene el nombre de Carlo Acutis, este joven recientemente beatificado que es modelo de castidad para muchos adolescentes y jóvenes.

Y se va ofrecer este espacio para el encuentro con los adolescentes y jóvenes de la ciudad, en donde puedan recibir formación, cursos, talleres, capacitación.

CULIACAN

Donde tengan sus experiencias juveniles, retiros espirituales, terapia y otros programas que en los próximos meses se van a ir desarrollando. 

CULIACAN

También está un proyecto de una casa del estudiante, donde jóvenes de escasos recursos puedan vivir mientras estudian en la ciudad.

Muchos vienen a la ciudad de distintos pueblos, comunidades lejanas y son de escasos recursos.

Y vamos a hacer esa vinculación con los párrocos, para que ellos puedan tener ese espacio en donde puedan vivir dignamente.

¿Considera que esta casa pueda ser aliciente o motivación para que los jóvenes encuentren respuestas a lo atractivo, o a la vida fácil del narcotráfico?

Te platico una experiencia vivida hace unos meses en la Semana Santa con un joven que era sicario, que estaba en ese ambiente de las drogas.

Vivió la experiencia de Pascua Juvenil y él se acercó a mí y me decía: “Padre, yo sé que estoy haciendo las cosas mal, quisiera salir de esto pero no sé cómo”.

Entonces, es crear un espacio en donde tal vez estos jóvenes se den cuenta que no es una vida, una verdadera vida, la que están viviendo.

Se trata de que a través de este espacio puedan ellos recibir formación, se les pueda abrir esa visión de una auténtica vida que les haga despertar de esa somnolencia creada por este ambiente de la narcocultura.

CULIACAN

Yo creo que este espacio, este Centro Juvenil Carlos Cutis, va ser un aliciente para muchos jóvenes.

No solamente para que no sean sicarios, sino también para personas, por ejemplo, con cierta orientación sexual, que estén confundidos.

Habrá programas de apoyo hacia ellos, de acompañamiento. Por eso la terapia y la dirección espiritual.

– ¿Para cuánta gente está pensada esta casa y por qué eligen a Carlo Acutis?

Este centro de Pastoral juvenil tiene un auditorio con capacidad para 200 jóvenes.

Tiene unas cinco o seis aulas medianamente grandes; tiene comedor, cocina, baños, regaderas, una capilla.

CULIACAN

Y tiene un espacio en el segundo piso para el proyecto de casa del estudiante o universitario.

CULIACAN

Se escoge el nombre de Carlo Acutis por la gran influencia actual que tiene el beato en adolescentes y jóvenes que viven insertados en ese mundo virtual, y que va tener una gran influencia cuando sea canonizado.

Muchos jóvenes en el mundo están despertando hoy a ese sueño de la fe a través del testimonio de Carlo Acutis.

CULIACAN

En México no hay ningún centro de Pastoral juvenil con el nombre de Carlo Acutis, pero sí hay centros de Pastoral juvenil en distintas diócesis de México donde también se van desarrollando programas de acompañamiento y asistencia a jóvenes en las diócesis.

Este proyecto nace precisamente de lo que la Pastoral Juvenil mexicana nos invita a ir creando: espacios de centros juveniles. 

– ¿Cómo la gente puede apoyar y cuál es el impacto que esperan que tenga?

Este proyecto inicia de manera personal. Como asesor de la Pastoral Juvenil ya se venía buscando, desde hace muchos años, un inmueble para hacer un centro de pastoral.

Y este verano se dio la oportunidad de empezar con la rehabilitación de este inmueble que estaba en muy malas condiciones.

Los jóvenes de la Pastoral Juvenil fueron voluntarios en la limpieza, en sacar escombro.

Muchos laicos, con mucha generosidad, aportaron económicamente, otros materialmente, otros con tiempo. Pongo el ejemplo del señor que rehabilitó toda la línea eléctrica y lo hizo gratuitamente.

Todo fue donado y ese es el gran milagro que nos hizo Carlo Acutis en nuestra diócesis.

En dos meses y medio se pudo conseguir la cantidad de más de medio millón de pesos para la rehabilitación de esta casa.

Y tuvo a bien, este sábado, ser la reinauguración de esta casa ahora como Centro de Pastoral Juvenil Carlo Acutis en el ámbito de la novena asamblea diocesana de la Pastoral Juvenil en nuestra diócesis.

CULIACAN

Asistieron más de 200 personas de nuestra ciudad, la mayoría jóvenes, los bienhechores, alrededor de 20 sacerdotes que son comprometidos con la Pastoral Juvenil y el obispo que presidió la santa misa.

CULIACAN

Hubo un ambiente festivo, un ambiente de Iglesia doméstica, un ambiente de jóvenes que con mucha alegría están disfrutando de este gran regalo de Dios.

Y también Carlo Acutis quiso estar presente. Se pudo traer las reliquias de Monterrey.

En Monterrey hay un relicario con un cabello de Carlo Acutis. Fue una sorpresa para los jóvenes que en la misa estuvieran presentes las reliquias.  

CULIACAN
Tags:
jovenesmexiconarcotraficopastoral
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.