Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 03 diciembre |
San Francisco Javier
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Qué es la providencia divina? 3 claves para descubrirla

shutterstock_1590213535.jpg

Shutterstock

Recibir todo de Dios

Luisa Restrepo - publicado el 20/10/22

Es en contacto profundo con la realidad y con lo que Dios hace en ella, como podremos entender qué es la providencia divina. Luisa Restrepo nos explica cómo

Dios actúa en nuestra realidad. Es en la realidad donde está Dios y donde se manifiesta su acción.

Contrario a esto, a veces creemos que su acción se puede ver o percibir en nuestra vida solo en ciertos momentos en los que lo extraordinario se hace presente, sea bueno o malo.

1Dios no es un Dios arbitrario

A veces creemos que Él diseñó el mundo y luego lo dejó para que todo marche con una autonomía absoluta. Pensamos que solo se manifiesta de vez en cuando para darnos algún mensaje.

También solemos creer que las cosas pasan solo porque “Dios quiere”.

En este pensamiento nuestra libertad no juega ningún papel, pues nuestro destino está ya fijado. Nuestras decisiones son una ficción, no importa qué camino tomemos, al final llegaremos a un mismo lugar ya predestinado por Dios.

Por otro lado, la vida nos lleva a pensar que la voluntad de Dios es caprichosa. Si Dios quiere, interviene. Y si no quiere, no. Sus decisiones no obedecen a otra razón que lo que sienta en el momento.

Todas estas afirmaciones nos llevan a pensar que Dios actúa como un ser humano y nos hacen olvidar que Dios actua con sus propias categorías que a nosotros nos cuesta entender porque no somos Dios.

Una relación con Él nos permite conocerlo como un Dios providente que cuida a sus criaturas.

2La creación no está acabada

La vida del mundo no está acabada. La realidad no termina en lo que podemos dimensionar los seres humanos. Somos seres en movimiento, en cambio constante, y Dios está al tanto de ello.

Él guarda la creación desde su providencia y la conduce a su perfección. Tiene cuidado de todo, desde las cosas más pequeñas hasta los grandes acontecimientos de la historia.

Todo lo que sucede, aunque parezca arbitrario y sin sentido, tiene una lógica dentro de esa realidad de perfección en el amor a la que Él nos quiere conducir.

«No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿qué vamos a comer? ¿qué vamos a beber? […] Ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura».

Mt 6, 31-33; Mt 10, 29-31

En la escritura nos ha ido mostrado cómo es su providencia. Él es el Emmanuel, el Dios con nosotros, que se ha hecho hombre para experimentar todo lo que es humano. Él es el buen pastor que nos cuida y nos demuestra su constante atención por nosotros.

3Somos socios de su providencia

Siendo sus amigos comprenderemos cada vez más cómo obra para unirnos a Él en la construcción de este mundo.

Dios busca al ser humano como socio para sus designios. En medio de un mundo que está en vía de perfección, Él nos elige como aliados para construir juntos este mundo y permitir que su amor se manifieste.

En la medida en que nos dispongamos a recibir el amor de Dios y seamos receptores activos de este, la realidad estará más llena de Dios, incluso las circustancias más complejas.

Benedicto XVI nos dice:

Esto es importante también en nuestra oración: debemos aprender a abandonarnos más a la Providencia divina, pedir a Dios la fuerza de salir de nosotros mismos para renovarle nuestro «sí», para repetirle que «se haga tu voluntad», para conformar nuestra voluntad a la suya. Es una oración que debemos hacer cada día, porque no siempre es fácil abandonarse a la voluntad de Dios, repetir el «sí» de Jesús, el «sí» de María.

Démosle nuestro sí a Dios, aun en las situaciones más adversas. Así, su providencia y su amor se manifestarán de formas misteriosas en nuestra vida.

Tags:
cooperacioncuidardioslibertadProvidencia Divinavoluntad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.