Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 26 noviembre |
San Juan Berchmans
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

La desgarradora historia de una madre canadiense muestra el peligro real de la eutanasia

EUTHANASIA

Shutterstock-Art_Photo

La legalización de la eutanasia se ha convertido en una máquina de destrucción.

J.P. Mauro - publicado el 15/10/22

Cuando Margaret Marsilla descubrió que su hijo de 23 años había programado su propia muerte, comenzó una carrera contra el tiempo.

Un informe del 11 de octubre de Common Sense cuenta la desgarradora historia de una madre canadiense que descubrió que su hijo estaba programado para morir. Su historia ofrece un relato de la vida real de los peligros que la eutanasia legalizada puede representar para las personas en peligro, las familias que dejan atrás y la sociedad en general.

Eutanasia inminente

Margaret Marsilla, de 46 años, es madre de dos hijos y vive en Toronto con su esposo y su hija. Su hijo de 23 años, Kiano Vafaeian, vive con su tía y, por lo general, mantiene sus negocios para él solo. Marsilla a menudo se preocupa por Kiano, pues este sufre una depresión derivada de su diabetes, condición que empeoró este verano, provocando la pérdida de la vista en uno de sus ojos.

Las preocupaciones de Marsilla por el bienestar de su hijo la llevaron a husmear un poco, con la ayuda de su hija, que tenía acceso a las cuentas de Facebook y correo electrónico de Kiano. Fue entonces cuando se enteró de que su hijo había buscado y había sido aprobado para el suicidio asistido médicamente, como parte de la ley de “Asistencia médica para morir” de Canadá, también llamada MAiD.

Al descubrir que a su hijo le quedaban solo dos semanas de vida antes del procedimiento, Marsilla comenzó a investigar. Al día siguiente, llamó al médico y fingió ser una posible paciente, describiendo su condición como la de su hijo. El médico, Joshua Tepper, pareció complaciente y llegó a ofrecer una «evaluación formal», que podría realizarse en persona o por videoconferencia.

Redes sociales

Sin saber qué más hacer, Marsilla recurrió a las redes sociales, compartió su historia y buscó consejo. Cuando otro médico que realizó los procedimientos MAiD expresó su sorpresa de que Kiano fuera aceptado debido a la diabetes, Marsilla organizó una reunión con todas las partes involucradas: Kiano, Tepper, la tía de Kiano y la propia Marsilla.

Desafortunadamente, esta reunión fue en su mayor parte infructuosa, debido a que una fuente de noticias canadiense recogió la historia. La publicidad había provocado una tormenta de furiosas llamadas telefónicas a la oficina de Tepper. Sin embargo, el rechazo del público llevó a Tepper a retrasar y finalmente cancelar el procedimiento de Kiano.

Sin embargo, hablando con Common Sense, Kiano dijo que sus sentimientos sobre buscar el suicidio no han cambiado:

«Estaba listo. De hecho, tenía muchas ganas de poner fin a mi dolor y sufrimiento. Traté de hacer todo lo que pude y, con suerte, al hacerlo, podría encontrarme con algo o alguien que pudiera hacerme cambiar de opinión».

El joven de 23 años agregó:

«Mis pensamientos son que estaría más cerca de Dios.»

Si bien el joven reconoce que las acciones de su madre se basaron en el amor, sigue enojado con ella por su intervención. En una acalorada serie de mensajes de texto entre madre e hijo, él la maldijo por «aumentar [su] dolor y sufrimiento». Aún así, los esfuerzos de Marsilla han ayudado a mantener vivo a Kiano, ya que señaló que la mayoría de los médicos de MAiD no quieren tener nada que ver con él ahora.

Muertes de sirvientas

Common Sense señala que las muertes por MAiD solo han aumentado en los años transcurridos desde que se aprobó la ley, en 2017. Se estima que en algunas provincias canadienses las muertes por MAiD representan casi el 5% del total anual. Si bien la mayoría de los 31,664 procedimientos MAiD registrados se realizaron en ancianos y enfermos terminales, la cantidad de jóvenes que eligen sacrificarse a sí mismos ha aumentado constantemente cada año.

Este aumento constante se debe a un alcance cada vez mayor de cómo los médicos definen la muerte «razonablemente previsible», así como a un número cada vez mayor de afecciones médicas que los médicos pueden aceptar como «intolerables» para el paciente.

Se espera que el próximo año, los legisladores canadienses ajusten los criterios de elegibilidad para la eutanasia, para incluir a los enfermos mentales y a los «menores maduros«. Este último permitiría que los pacientes menores de edad tomen tales decisiones por sí mismos si el médico los considera lo suficientemente «maduros»; sin embargo, la base para el reconocimiento de la «madurez» en este caso no está claramente definida.

Lea la historia completa en Common Sense.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.