Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 26 noviembre |
San Juan Berchmans
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Las ondas gravitacionales contradicen lo que dice la Biblia sobre la Creación?

shutterstock_381790750 (1)

Shutterstock

Gelsomino del Guercio - publicado el 04/10/22

El astrofísico Sigismondi: la ecuación que lo explica todo sigue sin existir

El descubrimiento de las ondas gravitacionales no desmiente lo que dice la Biblia sobre la Creación del Universo. Un astrofísico autorizado se lo explicó a Aleteia.

¿Qué son las ondas gravitacionales?

Las ondas gravitacionales son las ondas del espacio-tiempo generadas por eventos cósmicos violentos, al igual que las ondas que se producen cuando se arroja una piedra a un estanque (Ansa).

Fue la colisión entre dos agujeros negros que ocurrió hace mil millones de años lo que provocó la primera señal de ondas gravitacionales jamás descubierta, detectada por las antenas del instrumento Ligo y analizada entre Europa y Estados Unidos por las colaboraciones Ligo y Virgo, a las que Italia participa con el Instituto Nacional de Física Nuclear (Infn).

Agujeros negros

Para la física es un resultado sin precedentes. El resultado es doblemente sorprendente porque, además de confirmar la existencia de ondas gravitacionales, también proporciona la primera evidencia directa de la existencia de agujeros negros.

Un «capricho» de la física

«A la luz de este descubrimiento, la relación entre ciencia y fe no cambia ni un milímetro», dice a Aleteia el profesor Costantino Sigismondi, astrofísico de ICRANet (International Center for Relativistic Astrophysics Network) y de la Universidad «La Sapienza» de Roma. .

«Hay una serie de experimentos en curso – continúa Sigismondi – y el eco de este descubrimiento nos muestra la importancia de un resultado muy complejo, a saber, la medición de las ondas gravitacionales, un «capricho» de la física.

Ya en 1969 el físico Joseph Weber había intentado medir lo que nos había predicho Albert Einstein a través de la teoría de la Relatividad General. Si hay masas en movimiento, deben producir ondas gravitacionales. Pero el «ruido» de fondo en el que se encontraba el laboratorio producía señales falsas. Medio siglo después el «ruido» se ha reducido un billón de billones de veces».

Las olas y la religión

Mientras que Einstein había proporcionado el marco teórico, Weber trabajó en el marco experimental. «Y hoy el descubrimiento de las ondas gravitacionales es un éxito muy ligado al aspecto experimental de la física. Con las ondas gravitacionales se ha encontrado la última evidencia a favor de la teoría de la relatividad.

El problema epistemológico, si se quiere, es si el descubrimiento de las ondas gravitacionales nos proporciona la clave que explica por completo la génesis del Universo. En este sentido podemos preguntarnos: ¿es la relatividad una teoría que lo explica todo? Y, si lo explica todo, ¿podría de algún modo sustituir al Creador?».

«No es una teoría del todo»

La teoría de la Relatividad General, observa Sigismondi, «no se propone como teoría del todo; su gran éxito en el siglo XX fue la Cosmología Física, ciencia que estudia el Universo como un todo. La relatividad explicaba que la fuerza de gravedad de su propia masa-energía gobierna la evolución del Universo, mientras faltaba ese «detalle» que iremos adquiriendo en todos los aspectos, que son las ondas gravitatorias.

Pero la Relatividad General no explica todo ni la totalidad de la evolución del Universo. Por ejemplo, de los primeros instantes en que, a temperaturas y densidades muy altas, las cuatro fuerzas de la Naturaleza deberían haberse unificado, no tenemos ecuaciones que describan bien la física de esas fases, donde la gravedad también debería ser cuántica».

La búsqueda de medidas

¿Será esta la prueba contundente y definitiva que responda con certeza a la pregunta «¿de dónde venimos?»? «La búsqueda de medidas en una teoría tiene un objetivo específico. O bien confirman la teoría o requieren una más actualizada a medida que aumenta la precisión de la medición.

Cuando la teoría falla, las mediciones la integran gradualmente a un nivel de precisión creciente, hasta que alguien encuentra una nueva teoría que comprende y supera a la anterior. Estas medidas no encuentran nuevas realidades, sino que confirman un marco teórico y lógico en el que la ciencia contemporánea trabaja desde hace un siglo»

En otras palabras, tenemos una valiosa confirmación más del hecho de que el Universo, lejos de ser un contenedor aséptico e inmaculado de eventos, es una entidad «viva» que interactúa y cambia según lo que alberga y lo que sucede en su interior.

Dudas sobre el cosmos

Con respecto a esta consideración, el astrofísico invita a la cautela: por ahora sí sólo certificó la existencia de lo que Einstein había predicho a través de la teoría de la Relatividad General, establecida sobre la base de los datos que el científico tenía disponibles de la astronomía de la época. «Aún falta el mundo cuántico: a nivel subatómico, por ejemplo, las cuentas aún no cuadran».

El origen del universo

Por tanto la teoría de la Relatividad General, reitera Sigismondi, «no explica todo, y sobre todo el origen del Universo. Observar ondas gravitacionales nos hace respirar aliviados, pero no es la pieza lo que nos hace entender cómo se generó.

En cuanto al Creador, con la ciencia podemos conocer mejor Sus maravillas, y reconocer que son manifestación de Su Palabra, inteligible por nosotros. Nosotros que somos a su imagen y semejanza.

Tags:
cienciacreaciondios
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.