Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 09 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Qué hacer cuando tienes aburrimiento

shutterstock_1816833623.jpg

New Africa - Shutterstock

Un joven se entretiene con poco entusiasmo con videojuegos tendido en el sofá.

Guillermo Dellamary - publicado el 03/10/22

La solución no es la industria del entretenimiento. El psicólogo Guillermo Dellamary nos sitúa frente al espejo para que nos conozcamos mejor y tomemos la decisión acertada

Según Bertrand Russell, el siglo XX iba a ser el inicio de tiempos de mucho ocio, porque la tecnología disminuía el esfuerzo y el trabajo cotidiano, con multitud de tareas que antes obligaban a estar ocupado, como lavar la ropa, preparar los alimentos, reparaciones domésticas y largas jornadas de trabajo.

La iluminación en los hogares rompió con los ciclos relacionados con el día y la noche. Ha facilitado a las últimas generaciones el hecho de que puedan realizar muchas actividades durante la noche en vez de dormir.

Desde luego que al tener más tiempo libre, habrá que ocuparlo en algo, pues de lo contrario surgiría el terrible aburrimiento.

Del aburrimiento al entretenimiento

La visión y el pronóstico de Russell se ha cumplido. La vida actual consume muchas horas de entretenimiento como una inmediata solución a tanto aburrimiento.

La sensación de no estar haciendo algo, llega a convertirse en una fuente de estrés. Hay quien hasta llega a desesperarse y tener momentos de enojo, por no encontrar en qué ocupar el tiempo libre.

Estar tranquilo es un tesoro

Se ha perdido el sentido de estar tranquilo, sin hacer nada en particular. Simplemente observando, reflexionando, orando, meditando o disfrutando de un momento de introspección.   

Hay dos tipos de personas: los que son activos y los pasivos.

Los primeros tienden a estar haciendo algo sea lo que sea, están ocupados y prefieren aprovechar el tiempo. Ya sea haciendo algo de limpieza, ordenando sus pertenencias, haciendo algo creativo o leyendo algún texto.

En cambio los pasivos no hacen nada más que consumir lo que está a su alcance. Prefieren consumir, recibir u obtener algo sin mucho esfuerzo. Por eso eligen encender el televisor y ver una serie o escuchar música o simplemente estar descansando sin hacer nada.

Los activos difícilmente se aburren. En cambio, las personas pasivas fácilmente se desesperan porque, según ellos, no hay nada que hacer y, como se sienten tan aburridos, buscan algún entretenimiento.

Entonces, el reto de nuestro estilo de vida actual es buscar estar ocupados, porque de lo contrario, irremediablemente llegaremos a seguir siendo consumidores pasivos de la gran industria del entretenimiento.

Tenemos que tomar consciencia de lo que hacemos con nuestra vida diaria y descubrir qué tanto estamos siendo pasivos y nos hemos convertido ya en consumidores de entretenimiento.

Dedícale un rato a revisar lo que haces durante una semana de tu vida y descubre qué tanto le dedicas a estar viviendo de manera pasiva. Desde luego, sin considerar tu vida laboral, pues sin duda ahí siempre estás haciendo algo. Por ello nos referimos a cuando ya has dejado de trabajar.

Las abuelas nos enseñaron que la «ociosidad es la madre de todos los vicios» y que razón tenían.

Pues efectivamente al no hacer nada provechoso, caemos fácilmente en alguna de las adicciones hoy tan extendidas en el mundo relacionadas con todo tipo de pantallas, sean de un móvil o de un ordenador. Pero se pierde el tiempo de una manera exagerada pasando imágenes, vídeos cortos y series. Y todo esto, desperdiciando el valioso tiempo, en vez de realizar algo que valga más la pena.

Tomar consciencia del valor de nuestro tiempo y ocuparlo en algo más interesante y valioso es el primer paso para comenzar un nuevo modo de vida, en donde el aburrimiento no se convierta en el centro de lo que te motiva a tomar decisiones.

Promover el aprendizaje

Necesitas encontrar nuevas actividades a realizar, moverte más y dedicarle tu tiempo a promover más tu aprendizaje en el desempeño de nuevas ocupaciones que te mantengan más atento a hacer que a estar viviendo de una manera pasiva.

shutterstock_2199813009.jpg
La lectura te nutre y te conectará con otras personas.

Estar en la realidad y promover el desarrollo

Hoy las empresas valoran más a los que tienen la capacidad de ser realizadores, a los que en inglés les denominan doers porque sí ejecutan las cosas. Las ideas  que tienen las llevan a construir cosas reales, a concretar proyectos.

En cambio, los pasivos pasan muchas horas soñando e imaginando proyectos porque no tienen ni el tiempo ni las ganas de realizarlos. Se quedan en el tintero y se convierten en ideas que nunca se plasmaron.

Ora et labora (en nuestro idioma: reza y trabaja). Se refiere a una vocación de la orden de los benedictinos de alabar a Dios con el trabajo manual diario. A ocupar la mente, las manos y los pies en actividades provechosas. A no dejar espacio ni a la pasividad ni a la ociosidad. Es ponerse a hacer algo que valga la pena y no desperdiciar lo más valioso que tenemos, que es el tiempo, el que irremediablemente se consume diariamente, y en algún momento tiene su caducidad.

Haz lo que quieras, ejerce tu libertad; pero usa tu inteligencia y junto con tus manos crea algo, ten alguna actividad. Invéntate algo que te guste hacer; para que pronto ya dejemos de ser consumidores pasivos de toda la industria del entretenimiento.

Paso a darte una sugerencia: empieza por la oración y la lectura, en tus tiempos libres.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.