Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 03 marzo |
Beata Concepción Cabrera de Armida
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

‘Llenos de Gracia’: fe en el espíritu de equipo 

LLENOS DE GRACIA

Paramount Pictures Spain

José Ángel Barrueco - publicado el 02/10/22

 Carmen Machi protagoniza la historia real de Sor Marina

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Tras su paso por las carteleras españolas, llega en estos días a las plataformas de streaming “Llenos de Gracia”, la segunda película de Roberto Bueso como director. Basada en hechos reales ocurridos en el verano de 1994, cuenta la historia de los cambios que se produjeron con la llegada de una monja, Sor Marina (Carmen Machi), al Colegio – Internado El Parral, en Madrid.

Al comienzo de las vacaciones, a casi todos los niños van a buscarlos sus familias. Salvo a unos pocos, que son huérfanos y tendrán que pasar allí el verano, aburridos en las clases mientras sus compañeros se divierten en las playas y en las piscinas.

LLENOS DE GRACIA

Añoran a sus madres y a sus padres, y la rutina en un internado les ha ido convirtiendo en una banda de golfillos que se escapan por las noches, se dedican a cometer hurtos menores y a hacerles la vida imposible a las hermanas religiosas.

Incluso la Madre Superiora (Nuria González) ha perdido la esperanza de enderezarlos y se conforma con que alguien los eduque o, al menos, les haga pasar el tiempo en las aulas. Sobre el colegio, además, pende la evaluación de un cierre inminente. Sólo “un milagro” puede salvarles para que no los envíen a un hospicio al que los niños denominan La Perrera

Sor Marina, que pertenece a las Esclavas de la Casa de Caridad de Cáritas, ya ha tenido algunos desencuentros en otros centros y la precede cierta fama de difícil: su empeño, su obstinación en cambiar las cosas desde dentro, la han convertido en una persona problemática a ojos de las autoridades eclesiásticas.

Cuando llega al aula se topa con una docena de niños desmotivados, que disparan palabrotas como si fueran metralletas, que no tienen apenas intereses y que se quejan de seguir asistiendo a clases mientras los demás alumnos disfrutan de las vacaciones junto a sus familias. 

LLENOS DE GRACIA

El fútbol y el espíritu de equipo   

Sor Marina pronto hace piña con la Hermana Angelines (Paula Usero), bibliotecaria, y la Hermana Tatiana (Anis Doroftei), cocinera. Una noche, Sor Marina descubre que los chavales han salido de sus camas para jugar al fútbol en el patio. Por entonces, este deporte les estaba prohibido.

La monja halla ahí la esencia de la motivación. Y decide preparar un equipo, con el permiso de la Madre Superiora, para que los niños empiecen a entrenarse y jugar contra otros colegios. Al principio cuenta con la asistencia de Rafael (Pablo Chiapella), el jefe de bedeles, un hombre apasionado por el fútbol pero deprimido por su divorcio. Cuando este entrenador amateur renuncia, Sor Marina empieza a hacerse cargo del entrenamiento e incluso a lanzar unos pases con el balón. 

Una de las virtudes de “Llenos de Gracia”, un filme bien rodado que rehúye la blandenguería propia de esta clase de películas, es la visión que nos ofrece de las monjas. No sólo las consideramos a través de nuestras miradas, también las vemos bajo los ojos de los niños a los que intentan domar: para ellos, es inaudito que una monja juegue al fútbol, fume algún pitillo y se ría y se divierta.

Ése es el personaje, carismático, agradable y cargado del afán de superación, que construye Carmen Machi, una actriz que siempre destaca. La Sor Marina real, que en la actualidad vive en Salamanca, contribuyó con su esfuerzo entre los muchachos a que uno de ellos, Valdo, se convirtiera en jugador del Real Madrid. 

LLENOS DE GRACIA

Otra de sus virtudes es que establece el espíritu de colaboración de las comunidades cerradas como un salvavidas para quienes no encuentran motivaciones. Aunque en ningún momento se habla de fe, la fe en ese espíritu de equipo es el motor del filme. Sólo colaborando unos con otros podrán destacar en ese deporte y, quizá, salvar el colegio del derribo. Necesitan cooperar y mantener una actitud deportiva que jamás incluya la violencia.

Con el cambio, la comprensión y la empatía podrán alcanzar esa gracia del título. Concebida como una comedia familiar, nos recuerda a esas películas en las que un profesor se encargaba de los alumnos más difíciles; pienso en “El rector”, “Mentes peligrosas” o “Rebelión en las aulas”.   

LLENOS DE GRACIA

El reparto también está a la altura. A los actores adultos mencionados hay que añadir el nombre de Manolo Solo, otro de esos intérpretes capaces de crear personajes llenos de matices incluso si su papel es mínimo. Los niños elegidos desprenden desparpajo y habilidades para hacernos reír con sus salidas de tono y sus ocurrencias. Es una película agradable, respetuosa y con la que uno pasa un buen rato.         

Tags:
cinefutbolreligiosasvalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.