Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 04 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

¿Significa «pagano» lo que crees que significa?

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
MODEL OF ANCIENT CITY OF ROME

Jean-Pierre Dalbéra | CC BY 2.0

Daniel Esparza - publicado el 29/09/22

Durante el imperio romano, ser pagano significaba pertenecer a una clase predominantemente rural

La palabra pagano se utilizó por primera vez (incluso se podría decir que acuñaron) los cristianos en el siglo IV; para referirse a las personas que vivían en el Imperio Romano y practicaban religiones precristianas distintas al judaísmo.

Siendo principalmente una religión urbana y cosmopolita después de la promulgación de la libertad religiosa en el Imperio por Constantino en el año 313; el cristianismo se distinguió incluso geográficamente de las religiones practicadas y preservadas en las áreas rurales.

La palabra latina pāgānus (de la que deriva el inglés pagan) significa rural, rústico y, por lo tanto, «sin educación» o «sin habilidades». El paganismo, como explica Owen David, se consideraba «la religión del campesinado»

Durante el imperio romano, ser pagano significaba pertenecer a una cierta clase, predominantemente rural, periférica y provinciana en comparación con la población cristiana del imperio, concentrada principalmente en importantes centros urbanos (como lo hacen las primeras cartas de Pablo): Tesalónica, Corinto, Roma misma.

Era un término despectivo

Pero también implicaba que uno todavía practicaría comúnmente el sacrificio ritual, en la antigua forma grecorromana. Naturalmente, la gente no se llamaba a sí misma pagana cuando describía su propia religión. Era un término usado, la mayoría de las veces de forma despectiva y como parte de un proceso de autodefinición, por los cristianos.

La palabra pagus era un término administrativo romano. Designaba la unidad administrativa más pequeña de una provincia o una subdivisión rural de un territorio tribal (quizás incluso hostil), que incluía aldeas, granjas y fortalezas. La palabra se abrió paso en la Edad Media como unidad geográfica incluso en el período carolingio.

En su Late Antiquity, el historiador Peter Brown señala cómo la adopción de la palabra paganus fue principalmente una costumbre cristiana latina. En otras partes del mundo cristiano, las palabras helene (es decir, «griego», en referencia a las antiguas prácticas grecorromanas); o gentil (en griego, ethnikos) se mantuvieron en uso para referirse a los no cristianos, quizás sin los matices despectivos encontrados en pagano.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
antiguedadculturahistoriaroma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.