Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 04 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

Una estatua de la Virgen María de 10 metros de altura preparada para Nagasaki

María Kannon

capture youtube

Daniel Esparza - publicado el 24/09/22

La imagen está dedicada a la memoria de miles de personas que murieron en el siglo XVII durante la Rebelión de Shimabara, por defender la libertad de los cristianos

El escultor japonés Eiji Oyamatsu, de 88 años, casi ha terminado una estatua de madera de la Virgen María de casi 10 m (32 pies) de altura.

La imagen, que comenzó a tallar hace 40 años, está dedicada a la memoria de las miles de personas que murieron en el siglo XVII durante la Rebelión de Shimabara; una alianza de ronin locales y campesinos católicos que lucharon contra las impopulares políticas del shogunato Tokugawa; incluida la supresión del cristianismo y la consiguiente persecución de los cristianos de Nagasaki.

Las fuerzas del shogunato tomaron Nagasaki, que para entonces era el principal epicentro del cristianismo japonés.

Portugal y Japón habían comenzado a comerciar en 1543, siendo los portugueses los primeros europeos en llegar a las islas. Este primer período comercial a menudo se conoce como el período comercial de Nanban. En él, el puerto de Nagasaki, a través de la iniciativa del famoso jesuita Gaspar Vilela y el daimio (señor feudal) japonés Omura Sumitada (que se había convertido al cristianismo), fue cedido a la Compañía de Jesús.

Era el único puerto japonés abierto al comercio exterior, y Nagasaki se convirtió en el centro del catolicismo japonés.

Cuando los Tokugawa lucharon contra la Rebelión de Shimabara, destruyeron amplias áreas de lo que ahora son Nagasaki y Kumamoto. Los cristianos y agricultores japoneses no tenían otro recurso que refugiarse en el castillo de Hara; en un vano intento de enfrentarse a las tropas enviadas por el shogunato. Más de 30.000 rebeldes fueron asesinados allí, según estimaciones históricas.

Santa María Kannon

Los restos del castillo de Hara se encuentran en Minami-Shimabara, en Nagasaki, donde unos voluntarios decidieron construir una base para la escultura de Oyamatsu.

Oyamatsu, que es católico, visitó los restos del castillo de Hara alrededor de 1971. Según The Asahi Shimbun, estaba «sorprendido por la ausencia de monumentos conmemorativos u otras instalaciones similares en el sitio».

Diez años más tarde, cuando el Papa Juan Pablo II visitó Japón (incluyendo a Nagasaki en su itinerario), Oyamatsu decidió hacer la gigantesca estatua de la Virgen María como memorial.

Oyamatsu insiste en trabajar solo en el proyecto, rechazando todas las ofertas de asistencia o financiación: «Quiero ver hasta dónde puedo llegar con mis propias habilidades. Un escalador no se divertiría mucho si tomara un helicóptero hasta la cima, ¿verdad?»

Oyamatsu llamó a su estatua «Santa María Kannon del castillo de Hara», en referencia a las imágenes del siglo XVII de la Virgen María disfrazada de Kannon, la deidad budista de la compasión, que los cristianos de Nagasaki mantuvieron después de que se prohibiera el cristianismo.

Tags:
cristianos perseguidoshistoriajaponvirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.