Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 01 octubre |
Santa Teresa de Lisieux
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Estas dos mamás entienden tu pena si tus hijos adultos han dejado la fe

RoxaneSalonen-Patti-Maguire-Armstrong-what-would-monica-do-book

Photos courtesy of Leslie Rowe - Prevish Marketing

Roxane Salonen y Patti Maguire.

Theresa Civantos Barber - publicado el 20/09/22

Dos amigas han querido ofrecer esperanza y consuelo a otros que transitan por el mismo camino difícil. Aleteia las ha entrevistado y dan las claves de su reciente libro

Una amiga mayor me confió una vez que siente un amor especial por Santa Mónica

“Rezo por su ayuda todos los días”, dijo, “por mi hijo que ya no va a la iglesia ”. 

Ella está lejos de ser la única que tiene esta devoción. Oficialmente Santa Mónica es patrona de las madres en general. Pero extraoficialmente, muchas madres de hijos adultos que han dejado de practicar su fe recurren a ella como ejemplo y guía. 

El hijo de Santa Mónica, Agustín, se apartó de la fe en la que ella lo crió. Ella lamentó su apostasía tan profundamente que San Ambrosio le dijo:

“Mujer, el hijo de tantas lágrimas nunca perecerá”. 

Conocemos el final feliz que llegó poco después. Agustín volvió a la fe, se convirtió en sacerdote y luego en obispo, escribió varios clásicos espirituales y ahora es uno de los santos canonizados más conocidos.

Las madres de niños descarriados han encontrado esperanza en la historia de Santa Mónica a lo largo de los siglos. Así que no es de extrañar que dos madres recurrieran a Santa Mónica como su modelo a seguir cuando sus hijos adultos abandonaron la Iglesia. Y dieron un paso más allá para compartir su consuelo con otros padres.

Estas mamás, Patti Maguire Armstrong y Roxane Beauclair Salonen, sabían que no podían ser las únicas madres católicas que anhelaban apoyo y orientación mientras recorren este difícil camino. Convirtieron sus experiencias en un nuevo libro, por ahora en inglés, ?, What would Monica do? (en español «¿Qué haría Mónica?»).

Loreto: la bebé enferma que pone la lógica humana patas arriba

Tuve la oportunidad de charlar con Armstrong y Salonen sobre su nuevo libro. Esto es lo que aprendimos sobre el mensaje de Santa Mónica y cómo su libro puede ayudar a los padres a ponerse en su lugar.

¿Qué te inspiró a escribir What Would Monica Do?

Salonen: El hecho de que tuviéramos hijos que habían dejado el tesoro de la fe católica fue nuestro principal motivador. Cuando nos hicimos amigas y nos dimos cuenta de que compartíamos este dolor de los hijos descarriados, descubrimos que nuestra amistad era un bálsamo curativo y, finalmente, supimos que otros en esta posición podrían no tener a alguien con quien viajar por el valle del dolor. Nos preguntamos si podría haber una manera de ofrecer esperanza y consuelo, en lugar de vivir desesperadas y preocupadas. 

Armstrong : Originalmente, imaginé que algún día escribiría un libro después de que mis 10 hijos practicaran la fe católica. Ahora miro hacia atrás como presuntuosa y tal vez orgullosa. Quería compartir una historia de éxito con final feliz, no una historia inconclusa sumida en la lucha. Roxane y yo nos descubrimos —dos escritoras católicas de Dakota del Norte— y nos hicimos amigas. Roxane vino a mí con esta sugerencia. Aunque inicialmente no estaba interesada, pronto me di cuenta de que esta es una amistad y un viaje que podemos compartir con tantos otros padres católicos que viajan por el mismo camino.

¿A quién va dirigido vuestro libro?

Salonen : aunque está dirigido a padres y abuelos católicos cuyos hijos o nietos han dejado la fe, realmente puede ser apreciado por cualquiera que tenga un ser querido en esta posición: padrinos, tías y tíos, amigos y hermanos. Muchos están en esta situación y sufren por la pérdida de la gracia sacramental en la vida de sus seres queridos. Queremos traer esperanza, dar una perspectiva renovada y alentar una relación más profunda con nuestro Señor a través de este dolor, mientras esperamos y oramos juntos. 

Armstrong : La nuestra es especialmente para aquellos que llevan la cruz de un ser querido lejos de la fe, pero es valiosa para cualquiera que quiera profundizar en su fe y entregar su vida a Cristo. Aprendimos a dejarnos llevar y confiar en Dios y que aunque nuestros esfuerzos y fidelidad a Dios importan, solo podemos controlarnos a nosotros mismos.  

¿Qué ofrece vuestro libro a los lectores?

Salonen : La compañía aporta otra perspectiva. Y en definitiva, esperanza. Como se mencionó anteriormente, también nos dimos cuenta, al trabajar en este proyecto, de que se trataba menos de que nuestros hijos dejaran la fe, y más de cómo todavía somos obras en progreso también. Todavía tenemos nuestras propias lecciones que aprender acerca de cómo estar en una relación más cercana con Dios. Quita el enfoque de nuestras preocupaciones y nos permite encontrar una forma productiva de usar nuestro tiempo y nuevas formas de pensar en nuestras preocupaciones, mientras fortalece nuestra propia fe. Fomentamos la entrega, la humildad y una mayor confianza en las promesas y provisiones de Dios. De esa manera, sentimos, ¡es muy edificante! Dios no quiere que nos desesperemos, porque cuando lo hacemos, no podemos ser usados ​​para el bien. Y es por eso que estamos aquí.

Armstrong : También sanación y comprensión del camino de la fe, respaldado por las Escrituras, historias de los santos, consejos para la guerra espiritual, una mirada a la cultura y nuestra Iglesia, devociones que incluyen a la Divina Misericordia, Nuestra Santísima Madre y José, y muchas historias de otros padres tanto en curso como con finales felices. 

«Necesitan nuestro amor más que nuestros sermones»

¿Por qué es necesaria la historia de Santa Mónica y el mensaje de vuestro libro hoy?

Salonen: Enciende cualquier estación de radio cristiana o católica casi cualquier día y escucharás a padres y otras personas lamentando la pérdida de fe de sus seres queridos. Vivimos en una época en la que nuestros hijos se enfrentan a mucha tentación de alejarse de Dios y acercarse a las promesas vacías del mundo. Están inundados de influencias de Internet y otros factores con los que no podríamos haber soñado en nuestros propios años de crecimiento. Podemos sentirnos ansiosos y preocupados por sus almas eternas, además de sentirnos abrumados, sintiéndonos fracasados. En eso, sin embargo, es el Maligno quien está guiando, no Nuestro Señor. Esperamos que este libro pueda ayudar a muchos en esta situación a renovarse en la esperanza y la fe. A medida que se restaura nuestra esperanza y se fortalece nuestra fe, no podemos evitar impactar en nuestros familiares y amigos caídos, que necesitan nuestro amor más que nuestros sermones. 

Finalmente, aunque este libro no es una biografía de Santa Mónica, su historia y sabiduría, y la de su hijo mayor, Agustín, están esparcidas por todo el libro. Ha sido una poderosa historia de conversión desde los primeros días del cristianismo, y es tan relevante hoy como en el siglo IV. 

Santa Mónica oró 17 años por su hijo descarriado

Armstrong : La historia de Santa Mónica es inolvidable. No importa que ella haya vivido durante el siglo IV. Santa Mónica, sin el apoyo de un esposo cristiano (él y su madre finalmente se convirtieron) oró durante 17 años por su hijo descarriado que llegó a casa de la escuela con una novia, un hijo fuera del matrimonio y lo que hoy podríamos llamar una Nueva Era como religión. Tenía otros 2 hijos fieles, pero no se dio por vencida con la oveja perdida: su hijo Agustín. 

Si pudieras dar un consejo a los padres con hijos que se han alejado, ¿cuál sería?

Salonen : Adoramos al Dios del universo, y él es el encargado de salvar a nuestros hijos, no a nosotros. Entonces, dejémoslo que haga eso. Entréguele sus preocupaciones y confíe en que cumplirá sus promesas, incluso si sucede en su línea de tiempo, no en la nuestra. Lo mejor que podemos hacer para ayudar a nuestros seres queridos descarriados es permanecer fieles, incluso mediante el ayuno y la oración; necesitarán ese ejemplo para seguir cuando estén listos.

Hablar a Dios de nuestros hijos

Armstrong : Si tienes hijos que se han desviado y la conversación no te ha ayudado, sigue el consejo que San Ambrosio le dio a Santa Mónica sobre su hijo: “Háblale menos a tu hijo sobre Dios y más a Dios sobre tu hijo”. Para los padres cuyos hijos todavía están en la fe, hagan todo lo posible para transmitir la fe, reconociendo que en última instancia tienen libre albedrío, y sigan entregando a sus hijos a Dios mientras piden ayuda a María y José, a todos los ángeles y santos. 

¿Qué es lo más importante que le gustaría que los lectores supieran sobre el libro?

Salonen : Nuestro libro no viene con una lista de «cosas por hacer» o una garantía de que si lo lee y «hace estas cosas», su hijo volverá a la fe católica. Pero sí ofrece una perspectiva importante, historias inspiradoras y sugerencias prácticas que pueden ayudar a iluminar el valle que recorremos juntos con la esperanza y el amor de Dios a la cabeza.

Armstrong : Es una inspiración para profundizar en nuestra propia fe y el apoyo y consuelo de nuestra familia católica en el cielo y en la tierra.

Tags:
educaciónfehijospadres-hijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.