Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 01 octubre |
Santa Teresa de Lisieux
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Vigilia de los Nietos a la reina Isabel II: es la primera vez en la Historia

vigilia de los príncipes

Yui Mok / POOL / AFP

Los nietos de la reina Isabel II velando a su abuela alrededor del féretro en Westminster Hall.

Adriana Bello - publicado el 19/09/22

Un recordatorio para honrar a nuestros abuelos y reconocer el legado de los adultos mayores

El sábado 17 de septiembre, por primera vez en la historia de la monarquía británica, se llevó a cabo una Vigilia de los Nietos en Wesminster Hall (la Sala de Westminster). El príncipe William y el príncipe Harry (hijos del rey Carlos III), Peter Phillips y Zara Tindall (hijos de la princesa Ana), Beatriz y Eugenia de York (hijas del príncipe Andrés), y Lady Luisa y Jacobo Windsor (hijos del príncipe Eduardo) estuvieron durante 15 minutos resguardando el ataúd y rezando por el alma de su monarca, pero sobre todo, su abuela.

Para el velatorio, Lady Luisa tuvo el detalle de llevar un collar con un dije de caballo, ya que su abuela -gran amante de todo lo ecuestre- fue la que le inculcó el amor por estos animales.

William y Harry usaron uniformes militares iguales. No sólo eran los únicos que podían hacerlo (habiéndole dado el rey Carlos el permiso extraordinario a su hijo menor, aunque ya no sea miembro activo de la realeza), sino también era una manera de honrar los 70 años de sacrificio de su abuela para servir a toda una Mancomunidad de Naciones, la Commonwealth, (y dar una imagen de unidad, esa que sólo a veces los abuelos pueden lograr, mientras siguen trabajando en sus diferencias).

Si repasamos de nuevo los comunicados de algunos de sus nietos, es interesante ver que, aunque cierta formalidad es requerida en estos casos, todos la llamaron primero grannie (abuelita) y no dejaron de compartir momentos íntimos que vivieron con ella y agradecerle por todas las lecciones que les dejó.

Una novedad que sigue la tradición

La Vigilia de los Nietos complementa la tradición de la Vigilia de los Príncipes. Aquella tradición es, de hecho, reciente. Comenzó en 1936, cuando el rey Eduardo VIII y sus tres hermanos, Alberto, Enrique y Jorge, rodearon el féretro de su padre, el rey Jorge V. Desde entonces solo se había repetido en 2002 con la reina madre.

Con el fallecimiento de la reina Isabel II, el día 16 tuvo lugar la Vigilia de los Príncipes conel ya rey Carlos III y sus hermanos Ana, Andrés y Eduardo.

Primero «abuelita», después reina

000_32JL42Q.jpg
Loas ocho nietos de Isabel II, en el momento de incorporarse al velatorio de la Reina.

El príncipe William compartía:

«El mundo perdió a una líder extraordinaria, cuyo compromiso con el país, con los reinos y la Commonwealth fue absoluto (…) Yo, sin embargo, he perdido una abuela. Y aunque lamentaré su pérdida, también me siento increíblemente agradecido. Ella estuvo a mi lado en mis momentos más felices, y también estuvo a mi lado durante los días más tristes de mi vida».

Mientras tanto, su hermano menor, Harry, expresó:

«Abuelita, si bien esta despedida final nos trae una gran tristeza, estaré eternamente agradecido por todos nuestros primeros encuentros, desde mis primeros recuerdos de la infancia contigo, hasta conocerte por primera vez como mi comandante en jefe, hasta el primer momento en que conociste a mi querida esposa y abrazaste a tus amados bisnietos. Aprecio estos momentos compartidos contigo y muchos otros momentos especiales (…) Nosotros también sonreímos al saber que tú y el abuelo están reunidos ahora, y ambos juntos en paz».

Beatrice y Eugenia de York expresaban:

«Querida abuelita. Ha sido el honor de nuestras vidas haber sido tus nietas y estamos muy orgullosas de ti (…) Fuiste nuestra matriarca, nuestra guía, nuestra mano amorosa en nuestras espaldas que nos condujo por este mundo (…) Gracias por hacernos reír, por incluirnos, por recoger brezos y frambuesas con nosotras, por nuestros tés, por el consuelo, por la alegría».

Hipótesis de la abuela

Desde los años 60, hay una teoría que indica que algunas mujeres, entre los 45 y 55 años, experimentan una especie de adaptación donde su prioridad es sobrevivir para cuidar a sus nietos una vez que entran en una edad ya no reproductiva.

Incluso, décadas después, en los años 90, la antropóloga norteamericana Kristen Hawkes investigó acerca de la importancia que tuvieron las abuelas en la prehistoria a favor de la evolución de la especie humana, cuidando a los nietos mientras los padres iban a sus labores de caza y recolección.

Por supuesto, las dinámicas familiares modernas han cambiado; sin embargo, es curioso que ahora vemos otra vez a muchas abuelas cuidando a sus nietos porque el padre y la madre deben trabajar a tiempo completo y, económicamente, no siempre es posible contratar a alguien (o prefieren el cuidado de los abuelos).

Honrarnos y querernos en vida

Sin duda, esta histórica vigilia es, por una parte, un recordatorio a los abuelos del rol tan importante y significativo que pueden tener en la formación y vida de sus nietos.

Esto no significa que deben interferir con la educación que le brindan sus padres, pero sí pueden brindar una ayuda distinta, que sólo la experiencia de sus años vividos puede ofrecer. Es una complicidad única y maravillosa. Además, son quienes la mayoría de las veces ayudan a mantener el amor y los valores de la familia.

Y por otra parte, es un recordatorio a los nietos a honrar a sus abuelos también en vida. A visitarlos, llamarlos, quererlos y pedirles consejos… porque son esos recuerdos los que nos consolarán cuando ya no estén físicamente, y porque han vivido mucho más que nosotros y pueden darnos mucha sabiduría pero sobre todo mucho amor.

Ojalá que la Vigilia de los Nietos se vuelva una nueva tradición no sólo en la familia real, sino en cualquier familia que quiera honrar a sus abuelos.

Tags:
abuelosfamiliafamilia numerosaIsabel IIjornada mundial de los abuelosmuertenietosreino unido
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.