Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

Santa Narcisa de Jesús: La niña santa que se convirtió en catequista

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
NARCISA

Edjoerv-(CC BY-SA 4.0)

Sandra Ferrer - publicado el 18/09/22

Transmitió a los más jóvenes su amor a Dios y a la Virgen con su palabra y su ejemplo

Se conoce cariñosamente como la “Violeta de Nobol”, en recuerdo al bonito rincón ecuatoriano que la vio nacer, el 29 de octubre de 1832, día de San Narciso. Narcisa de Jesús Martillo y Morán nació y creció en la hacienda de San José de Nobol, en el seno de una extensa familia de acomodados campesinos.

Sus padres, Pedro Martillo y Josefa Morán transmitieron a sus nueve hijos su fe en Dios y compartieron con ellos años de felicidad familiar. Felicidad que se vio truncada en 1838 con la muerte de Josefa, cuando Narcisa era apenas una niña. Junto a sus hermanos y hermanas mayores, Narcisa se hizo cargo del cuidado de los más pequeños de la familia mientras continuaba estudiando gracias a una maestra y una de sus hermanas mayores.

Así aprendió no solo los rudimentos domésticos que se esperaba conociera una niña de su tiempo, como coser o cocinar; también aprendió a leer y escribir, aunque las lecciones que más le gustaban era las de música en las que pronto destacó tocando la guitarra. Ya entonces, Narcisa necesitaba retirarse del mundo para rezar, ya fuera bajo un árbol cerca de casa o en un pequeño oratorio doméstico que erigió en su propia habitación. 

Su camino espiritual

Cuando tenía quince años empezó a trabajar como costurera mientras aprovechaba los ratos de descanso para leer textos, entre los que se encontraba la vida de Santa Mariana de Jesús. Pronto vio la necesidad de seguir el mismo camino espiritual que la santa quiteña.

Tres años después, tras la muerte de su padre, Narcisa tomó la decisión de trasladarse a vivir a Guayaquil donde se unió a la Asociación Piadosa de Hijas de María y compartió hogar con la Beata Mercedes de Jesús Molina. Guiada por la dirección espiritual de Amadeo Millán, intensificó sus ratos de oración y penitencia, que compaginaba con sus labores de caridad y apostolado. 

En la conocida como Casa de las Recogidas, trabajaba sin descanso para ayudar a las jóvenes que acudían en busca de apoyo material y espiritual. En la Catedral de Guayaquil empezó a enseñar el catecismo. A ella se acercaban jóvenes que escuchaban con atención sus palabras y se empapaban de la belleza de sus mensajes, que transmitía también a través de bellos cantos. 

Estados místicos de éxtasis

En 1868, Narcisa de Jesús se trasladó a vivir a Lima, donde ingresó como laica en el Convento Dominico del Patrocinio, conocido como la Casa de las Hermanas de la Orden Laical de Santo Domingo. Como una religiosa más, se unió a las labores del convento. En aquel entonces, la oración de Narcisa era cada vez más intensa y su compromiso con Cristo iba creciendo. Hizo votos privados de virginidad perpetua, pobreza y obediencia. Además de ayunar a pan y agua, comulgaba diariamente y se mortificaba el cuerpo flajelándose y llevando una corona de espinas. Narcisa llegó a experimentar estados místicos de éxtasis. 

Su continuo trabajo y la mortificación de su cuerpo pronto hicieron mella en su salud. El 8 de diciembre de 1869, día de la Inmaculada Concepción, Narcisa de Jesús fallecía a los treinta y siete años de edad.

Cuando las hermanas descubrieron que había muerto, vieron en su cuarto un resplandor y una fragancia especial. Su cuerpo sin vida fue enterrado en Lima, donde permaneció hasta 1955. Cuando entonces fue exhumado para trasladarlo a Guayaquil, descubrieron que sus restos mortales permanecían incorruptos. 

Narcisa de Jesús fue beatificada por el Papa San Juan Pablo II el 25 de octubre de 1992, destacando en ella “un modelo de virtud, especialmente para tantas mujeres de América latina que, como ella, tienen que emigrar del campo a la ciudad en busca de trabajo y sustento”. Años después, el 12 de octubre de 2008, el Papa Benedicto XVI la canonizaba. 

En la actualidad, Narcisa de Jesús descansa en un santuario de su Nobol natal, erigido en 1998 y donde cada año se acercan miles de peregrinos de devotos de la santa. 

NOBOL
Te puede interesar:El secreto de Nobol

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
catequesisniñatestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.