Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 28 septiembre |
San Wenceslao
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Llevaban 35 años juntos y se casaron por la Iglesia en Cuidados Paliativos

boda.jpg

Facebook Hospital Fundación Instituto San José.

Los novios se casaron en la capilla del hospital.

Dolors Massot - publicado el 17/09/22

Nunca es tarde para el amor. La unidad de Cuidados Paliativos preparó a M. P. para "ponerse guapa"

El lunes 12 de septiembre no fue un día más (si es que los hay) para la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Fundación Instituto San José de Madrid (España). M. P., una paciente que se halla a las puertas de la muerte, se casó con su amor de toda la vida, P.

La pareja llevaba 35 años viviendo juntos, pero nunca habían dado el paso para recibir el sacramento del matrimonio por la Iglesia Católica.

Ahora, cuando M.P. está realmente mal de salud, en el hospital recibe los mejores cuidados para paliar el dolor que provoca su enfermedad física. Pero también se encargaron de hacer lo mejor para su alma: todos sabemos cuánto alivia a una persona haber encontrado la paz. Y a M.P,. la paz le comenzó a llegar en el momento en que vio con claridad que antes de morir quería estar casada por la Iglesia con su compañero de vida.

«Cuando quieras»

M.P. dice que «ha sido un sueño cumplido». Preguntó al equipo de Paliativos que la cuida las 24 horas del día si sería posible que se casaran ella y P. en el hospital. A lo que la respuesta fue inmediata: «Cuando quieras».

Ese «cuando quieras» puso en marcha inmediatamente los preparativos. En la capilla del Hospital, todo era sencillo pero primorosamente preparado para la boda. La novia apareció en su cama articulada, peinada, arreglada y con un precioso ramo de flores. Las sábanas eran del blanco de un vestido de novia.

La incorporaron para que pudiera seguir la celebración lo mejor posible.

El novio, P., se colocó junto a ella. Él va en una silla para personas discapacitadas. Sus cabezas casi se tocaban durante toda la boda. Eran 35 años colocados ahora a los pies del Señor para prepararse a recibir el sacramento y decirse sí ante Dios para siempre y que la muerte llegue cuando Él quiera.

En la nota que el propio hospital publicó en Facebook, alguien escribió que fue «un acto alegre». Era acercarse más al Señor de la Vida, con todas las ganas de amar de una pareja que se conoce bien y han experimentado ya lo que es amarse «en la salud y en la enfermedad».

Celebró el matrimonio el vicario episcopal, Gabriel Benedicto, y el padre José Ramón Rubio. El vicario subrayó el gran acto de amor que supone una boda como esta, en circunstancias tan especiales, cuando lo que se están diciendo los cónyuges es:

«No me echo para atrás cuando viene la muerte, sino que voy contigo».

Aunque las condiciones del hospital no eran las mismas que los jardines de un castillo o un restaurante con estrella Michelin, el equipo de Cuidados Paliativos quiso que no faltara el menor detalle para que los novios celebraran su boda. Así que hubo cóctel sorpresa.

Se respiraba aquel texto del Cantar de los Cantares:

«Grábame como un sello sobre tu corazón, como un sello sobre tu lazo, porque el Amor es fuerte como la Muerte (…)».

Cantar de los Cantares, 8, 6-7
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.