Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 28 septiembre |
San Wenceslao
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Qué legado esperas dejar como líder (y II): la lección de Bob Chapman

shutterstock_303208364.jpg

Robert Kneschke - Shutterstock

Todos hablan de liderazgo. Pocos de la necesidad de que el líder cuide a quienes le han sido encomendados.

María José García Crespo - publicado el 15/09/22

Analizamos en este artículo los pilares de la gestión empresarial humanista desde la experiencia de Bob Chapman, presidente y CEO de una de las empresas de ingeniería más importantes a nivel mundial, Barry-Wehmiller. Su caso ha sido analizado por Harvard y fue publicado hace cinco años

En una charla del IECO-RCC Harvard Workshops, Bob Chapman explica su experiencia personal sobre cómo desarrollar los principios del Liderazgo Verdaderamente Humanista.

En su opinión, se necesitan coraje y habilidades para cuidar. “Tienes que enseñarles cómo cuidar. Es una habilidad que se puede aprender. Y escuchar es -para Chapman- la mayor de las habilidades, porque cuando escuchas a la gente, validas su valor, y eso es fundamental”.

Así que la forma en que lideramos tiene un profundo impacto sobre los que nos han sido confiados.

La educación de los hijos y el liderazgo son idénticos

¿Qué es la paternidad? La administración de estas preciosas vidas con las que somos bendecidos a través del nacimiento o de la adopción.

¿Qué es el liderazgo? La administración de esas preciosas vidas, de personas de todo el mundo que vienen a nuestra empresa todos los días. Es simplemente querer que sepan que importan. Pero hay que enseñar a los líderes cómo cuidar.

Algunas universidades y escuelas de negocio trabajan para compartir este tipo de liderazgo, para crear un mundo diferente, un mundo más humanitario, en el que miramos el impacto de lo que estamos haciendo en las vidas de nuestros semejantes.

Y no sólo el impacto financiero. Podemos crear un mundo que funciona para el 100% de la humanidad, que afronta esta pobreza de dignidad que tenemos en el mundo, y que no trata sobre la cantidad de dinero que damos. No se trata de pagar a la gente más dinero. Se trata de tratarlos con respeto y dignidad, y reconocer la bondad en ellos, lo cual es fundamental.

No se trata de pagar a la gente más dinero. Se trata de tratarlos con respeto y dignidad, y reconocer la bondad en ellos, lo cual es fundamental.

Así que, las tres cosas que enseñamos son:

  • la escucha empática, que es la más grande de todas las habilidades de liderazgo y humanas,
  • el reconocimiento
  • y la celebración.

Reforzar a los demás, ser agradecidos con ellos y adoptar una cultura de servicio, aprovechando la oportunidad para servir a otros.

¿Como hablar a los jóvenes acostumbrados a pensar en términos de ganar y perder?

Hablemos decómo jugar bien en su posición. Si todos jugamos bien en nuestro puesto la organización lo hará bien.

Así que cuando creas este tipo de organización con un modelo de negocio robusto y una cultura del cuidado, no se trata solo de un deporte individual, es un deporte de equipo. Cuando todos juegan bien en su posición, porque se preocupan por las personas con las que trabajan, los resultados serán sorprendentes.

Las personas te ofrecerán dones que nunca imaginaste. Raj Sisodia, coautor de Chapman, dijo en su libro sobre capitalismo consciente que hay una correlación falsa entre crear, cuidar y tener éxito. Podemos tener la cultura del cuidado y ampliar el rendimiento de nuestro modelo de negocio.

Pero no puedes solucionar un modelo de negocio que desprecie el cuidado. Como líderes de empresas, debemos asegurarnos de tener un modelo de negocio que está bien diseñado para la seguridad de las personas que ponen su confianza en ti.

Simon Sinek hizo la siguiente observación en un estudio de las fuerzas armadas y los negocios:

«En el ámbito militar, dan medallas a los que están dispuestos a sacrificarse ellos mismos para que otros puedan ganar. En los negocios damos bonificaciones a los que están dispuestos a sacrificarse para que otros podamos ganar».

Unilever despide a 5.000 personas y el precio de las acciones sube. ¡Buen trabajo!, según los accionistas. ¿Qué pasa con las 5.000 personas? Así deshumanizamos la forma en que tratamos a las personas.

Por este motivo, Chapman y Sisodia escribieron “Todo el mundo es importante: los efectos sorprendentes de tratar a las personas como familia”.

“Honestamente creo que algún poder superior nos está utilizando para mostrar al mundo la manera en la que estamos destinados a trabajar juntos y donde todo el mundo importa”.

Chapman

El compromiso de los autores es muy sencillo:

«Todo el mundo quiere hacerlo mejor. Confía en ellos. Los líderes están en todas partes. Encuéntralos. La gente logra cosas buenas, grandes y pequeñas todos los días. Celébralo. Algunas personas desean que las cosas sean diferentes. Escúchalos con empatía. Todo el mundo importa. Enséñales”.

fizkes-1.jpg
El buen líder confirma lo positivo que cada persona tiene.

Chapman ha tenido la oportunidad de compartir este mensaje en el ámbito de la salud, en el militar, en el tercer sector, en la educación… “Es una verdad universal en todos los rincones de la Tierra hasta ahora donde he tenido el privilegio de hablar y trabajar que la gente simplemente quiere saber que importan”.

Al regresar a casa

Y, como líder, tenemos una oportunidad para enviarlos a casa cada noche sintiéndose parte de algo más grande que ellos mismos, que permitirá que esas personas sean mejores maridos, esposas, padres, miembros de la comunidad, etc.

En el negocio tenemos gente a nuestro cuidado durante 40 horas a la semana. Podemos construir un mundo mejor si enviamos personas a casa sintiéndose valoradas. Sabemos que este es el caso, y somos privilegiados de haber sido bendecidos con este mensaje. Tenemos que crear más liderazgo humanista en el mundo donde las personas son nuestro propósito.

Valores humanos y económicos en armonía

Chapman pone un ejemplo de cómo un liderazgo humanista puede cambiar vidas. Termino con su historia.

Un señor escuchó su discurso, y voló a Aspen para cenar con él. Le preguntó a este caballero de gran éxito: «¿De qué estás realmente orgulloso en tu vida?»

Él dijo: “Bueno, soy conocido por mis 120 millones de dólares. Pero de lo que estoy realmente orgulloso es de mi programa de becas deportivas para estudiantes de minorías”.

Chapman le preguntó:

Genial. ¿A cuántos estudiantes ayudas cada año?

Y contestó:

A cinco o seis.

Chapman le inquirió: “¿Cuántas personas trabajan para tu empresa en el mundo? Tengo curiosidad”.

Dijo: «100.000».

Champan le arrojó la siguiente conclusión: “Entonces, ¿tú me estás diciendo que te preocupas por esos cinco o seis estudiantes que ayudaste a conseguir una educación universitaria, pero no te importan las 100.000 personas que hacen lo posible para que extiendas ese cheque a aquellos estudiantes?”

Y este elegante caballero se inclinó sobre su silla y dijo: “Nunca pensé en eso. El mayor acto de caridad no son los cheques que extendemos a estas instituciones de apoyo maravillosas. El mayor acto de la caridad es cómo tratamos a las personas que tenemos el privilegio de liderar”.

Ese es el mundo que imagina Chapman. Eso es con lo que han sido bendecidos los líderes. Eso es lo que espera: “Que hayamos conseguido, que se unan a nosotros para crear un mundo donde todos importan”.

Tags:
empresatrabajo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.