Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 06 octubre |
Santa Faustina Kowalska
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

“Nos vemos en el Paraíso”: el último mensaje de texto de Don Loris antes del atentado

prete attentato mozambico

Loris Ld Vignandel | Facebook

Mensajes de Don Loris

Gelsomino del Guercio - publicado el 14/09/22

Mozambique: los testimonios de los sacerdotes que escaparon milagrosamente de la furia de los terroristas islámicos y sus mensajes a la diócesis. Así fue el ataque que recibieron

Mozambique: los testimonios de los sacerdotes que escaparon milagrosamente de la furia de los terroristas islámicos y sus mensajes a la diócesis. «Si no estoy resentido contigo, aprovecharé esta oportunidad para disculparme por mis defectos»

Escaparon milagrosamente del atentado organizado por grupos de terroristas islámicos en Mozambique: ahora los sacerdotes de la misión italiana en Chipene cuentan aquellos momentos de emoción en los que una comboniana de 83 años, sor Maria De Coppi, perdió la vida.

Don Lorenzo Barro, don Loris Vignandel, sor Ángeles López Hernández y sor Eleonora Reboldi, otra comboniana, se salvaron: lograron escapar al bosque con algunas de las chicas de la misión. ISIS, el autodenominado Estado Islámico, y en particular los grupos terroristas que les responden en África Central, se han adjudicado la autoría del ataque.

El reclamo de ISIS en Telegram

Los sacerdotes, monjas y laicos de la misión italiana en esta zona tan pobre de Mozambique estaban molestos. En sus canales de Telegram, los rebeldes islámicos escribieron abiertamente que estaban difundiendo el cristianismo y que merecían ser asesinados. Sólo la divina Providencia hizo que el asalto no se convirtiera en una masacre de religiosos. Los testimonios de quienes estuvieron presentes en el momento del ataque de los terroristas son escalofriantes.

«He perdonado a quien eventualmente me mate»

«Aquí disparan. Te veo en el cielo. Están incendiando la casa. Si no estoy resentido contigo, aprovecho para disculparme por mis defectos y decirte que te amaba. Recuérdame en la oración. Si el buen Dios me da la gracia, intentaré protegerte desde allí. He perdonado a quien eventualmente me mate. tú también lo haces. Un abrazo».

Estos son los mensajes desesperados que el padre Loris Vignandel, que luego sobrevivió, envió vía chat a la diócesis de Pordenone, mientras los rebeldes prendían fuego a la estructura en la que se encontraba, en Mozambique, junto con los demás religiosos de la misión ( Ansa, 9 de septiembre).

«Devastaron la iglesia»

“Después de matar a la hermana María, arrasaron la iglesia y entraron a nuestra casa de al lado, prendiendo fuego a todo. Nos escondimos en las habitaciones. Los rebeldes no entraron: nos perdonaron». El padre Lorenzo Barro, de Friuli, párroco de la misión mozambiqueña de São Pedro de Lurio-Chipene, cuenta cómo se produjo la emboscada en la que fue asesinada a tiros sor Maria De Coppi.

Los terroristas llegaron a las nueve

El párroco reconstruyó así el asalto del martes por la noche en Chipene, en Mozambique, del que escapó milagrosamente. “Llegaron alrededor de las nueve, afortunadamente cuando ya se habían ido casi todos los 38 niños y 40 niñas que asisten a las escuelas de la misión”, dijo el padre Barro.

“La Hermana María estaba en la habitación de su hermana mayor, la Hermana Ángeles López Hernández, creo que estuvieron chateando y viendo juntos algunos videos compartidos por WhatsApp».

Así se salvó la Hermana Ángeles

Las dos no se habrían percatado de la llegada de los rebeldes, apostados en una ventana: “La hermana María recibió un disparo apenas regresaba a su habitación. La hermana Ángeles la vio tirada en el suelo y logró escapar escondiéndose en el “mato”, el arbusto que rodea la misión”

El allanamiento a la casa del párroco

Los comandos incendiaron la casa de las monjas y luego también el hospital y la iglesia cercana. En ese momento irrumpió en la casa donde se alojaba el párroco junto con otro misionero, el padre Loris Vignandel. “Empezaron a quemarlo todo”, recuerda Don Barro. «Nos escondimos en las habitaciones y no entraron».

Dos horas de redada

El allanamiento terminó alrededor de las 11 de la noche, después de unas dos horas. Los asaltantes también prendieron fuego a algunos autos, quizás después de intentar robarlos.

«Los soldados llegaron más tarde», prosigue Don Barro, «informándonos que habían encontrado los cadáveres de otras dos personas muertas en las inmediaciones, que no conocemos» (Avvenire, 9 de septiembre).

¿Dónde están los sobrevivientes ahora?

Los miembros sobrevivientes de la misión atacada se encuentran bien y se dirigen a un lugar seguro”, explicó a Ansa Alex Zappalà, secretario del obispo y director del Centro Misionero de Concordia-Pordenone.

«Don Lorenzo Barro, don Loris Vignandel y unas monjas se dieron a la fuga en medio de la noche -añadió-: alrededor de las 3 recibimos mensajes trágicos y nos temimos lo peor. Afortunadamente, después de un terrible y larguísimo silencio, alrededor de las 9.30 horas supimos que los misioneros de nuestra diócesis seguían con vida, pero también que sor María había sido asesinada».

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.