Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 28 septiembre |
San Wenceslao
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

Fray Luis De Cáncer, el protomártir de Florida

Playa de Tampa, Florida

Joke van Eeghem - Shutterstock

Playa de Tampa, Florida, donde fue martirizado fray Luis de Cáncer

Daniel Esparza - publicado el 12/09/22

Nacido en España, el fraile dominico fue martirizado en Tampa en 1549

Fray Luis De Cáncer es quizás más conocido como Fray Luis de Barbastro. Nacido en Barbastro (Aragón, España), fue el primer dominico nombrado prior de San Juan, Puerto Rico, y uno de los mártires de la Florida.

Discípulo del afamado jurista, filósofo, teólogo y cronista dominico Fray Bartolomé de Las Casas, De Cáncer llegó al Caribe alrededor del año 1517; y, tras trabajar un tiempo en la zona, se aventuró a tierra firme, logrando cierto éxito misional en México y Guatemala. A partir de ahí, propuso ir en misión a Florida.

Para entonces, la península de Florida ya había sido explorada y asolada por Hernando de Soto, el primer europeo en cruzar el río Mississippi.

De hecho, él y Cabeza de Vaca fueron los primeros europeos en aventurarse en lo que hoy es el territorio de los Estados Unidos: De Soto cruzó Florida, Georgia, Alabama, Mississippi y probablemente Arkansas. Cabeza de Vaca cruzó lo que hoy es Nuevo México, la mayor parte de Texas, y llegó a la punta de la Península de Florida.

Después de la expedición de De Soto, los nativos de Florida se mostraron razonablemente hostiles a los españoles. Como se esperaba de un discípulo de Las Casas, el P. Luis argumentó que más violencia nunca lograría la conversión de la Península al catolicismo.

Para evitar más enfrentamientos con los nativos, explica Gene M. Burnett en Florida’s Past, el rey Carlos V aprobó la misión de Florida de De Cáncer; pero dejó en claro que debería viajar a la costa este superior, evitando los territorios del sur que los conquistadores habían atacado antes en la Costa del Golfo.

Cáncer reclutó a cuatro frailes dominicos más (tres sacerdotes y un hermano lego) y llegó a La Habana en 1549, donde tomó a una conversa nativa de Florida, Magdalena, para que fuera su intérprete.

Partieron luego hacia Florida en una carabela capitaneada por Juan de Arena; éste, a pesar de todas las advertencias para evitar la Costa del Golfo y las exigencias reales impuestas por la corona española a la expedición, los condujo a una zona al sur de la bahía de Tampa, a unas pocas millas. lejos de donde habían desembarcado expediciones violentas anteriores.

Cuando llegaron allí, se encontraron con un grupo de nativos que les contaron sobre los numerosos pueblos de Tocobaga alrededor de la Bahía de Tampa. La expedición se dividió y un sacerdote, un hermano, un marinero y Magdalena se unieron a los nativos y caminaron hasta su pueblo. Fray Luis De Cáncer regresó al barco y se alejó para reunirse con ellos más tarde en la bahía.

El libro de Burnett recopila algunas de las primeras crónicas de la expedición de De Cáncer. Según esos registros, De Cáncer llegó a Tampa Bay el 23 de junio de 1549. Solo lo saludaron Magdalena y un grupo de nativos. Ni los dominicos ni el marinero que se les unió estaban con ellos.

Magdalena intentó engañar a Fray Luis, diciéndole que había logrado convencer a los Tocobaga de que los frailes eran pacíficos y que ahora eran sus invitados. Pero cuando Fray Luis y sus compañeros regresaron al barco esa noche, encontraron a un marinero que había sido esclavizado por los Tocobaga años antes y había logrado escapar. El marinero le dijo a Fray Luis que los floridanos habían matado a los dos frailes y esclavizado al marinero.

Los compañeros de fray Luis querían zarpar hacia la costa este de Florida de inmediato, huyendo de la comprensiblemente hostil Tocobaga. Según las crónicas, el fraile se negó a abandonar una tierra “santificada por la sangre” de sus hermanos.

Al día siguiente, remó con otros dos frailes hasta la orilla, donde vieron un grupo de Tocobaga. Fray Luis saltó del bote, vadeó hasta la playa y luego se arrodilló y oró por un rato. Cuando se levantó, los floridanos lo tomaron y lo golpearon hasta matarlo. Ahora es considerado uno de los protomártires de Florida, aunque no haya sido beatificado formalmente.

Tags:
estados unidosherencia hispanahistoriamartiresreligiosos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.