Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 28 septiembre |
San Wenceslao
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Los niños pueden recibir hostias no consagradas?

HÓSTIA

Shutterstock

Ricardo Sanches - publicado el 06/09/22

Si por alguna razón se le ofrece la hostia no consagrada a un niño, es importante que entienda que ese pan no es el Cuerpo de Cristo

Recuerdo que, en mi infancia, era común que los niños que aún no habían hecho la Primera Comunión recibieran la hostia al final de la Misa.

Todos sabían que después de la bendición final, podían hacer fila para recibir los panes sin levadura.

Era, en cierto modo, una forma de saciar la curiosidad de los más pequeños respecto a la hostia, su sabor, su textura.

El gesto, aunque menos frecuente hoy en día, se adopta en casos específicos. Suele hacerse para trabajar la catequesis y despertar un interés real por el misterio de la Eucaristía.

En el ensayo de la Primera Comunión, por ejemplo, los niños suelen recibir la hostia no consagrada.

En lugar de la hostia, al final de la Misa, muchas parroquias comparten con los niños algunos pedazos del pan bendito que se presentó en el ofertorio.

Pero, ¿pueden los niños recibir hostias no consagradas en algunas situaciones?

Hostias no consagradas para niños

Un artículo del portal A12 abordó el tema. E indica que hay que tener cuidado, para que el gesto no incurra en ningún tipo de profanación.

“Si una persona tiene la intención de profanar el significado del sacramento o de confundir a la gente, es bastante claro que está haciendo algo malo”, dice el artículo.

Por eso, es necesario dejar claro a los niños que lo que están recibiendo no es la Eucaristía. El autor afirma:

“Entonces, si por alguna razón se le da a un niño una hostia no consagrada, lo importante es que tenga discernimiento para saber que ese pan, aunque conserve su apariencia, olor y sabor, no es el Cuerpo de Cristo”.

Lo que dice el Magisterio de la Iglesia

El Código de Derecho Canónico establece:

“Para que la santísima Eucaristía se administre a los niños, es necesario que tengan suficiente conocimiento y cuidadosa preparación, para que puedan comprender, según su capacidad, el misterio de Cristo y recibir con fe el cuerpo del Señor. y devoción”.

(913)

También vale la pena mencionar lo que dice la Instrucción Redemptionis Sacramentum sobre las cosas que se deben observar acerca de la Eucaristía:

“Se reprueba la costumbre, que es contraria a las prescripciones de los libros litúrgicos, de que sean distribuidas a manera de Comunión, durante la Misa o antes de ella, ya sean hostias no consagradas ya sean otros comestibles o no comestibles.

Puesto que estas costumbres de ningún modo concuerdan con la tradición del Rito romano y llevan consigo el peligro de inducir a confusión a los fieles, respecto a la doctrina eucarística de la Iglesia.

Donde en algunos lugares exista, por concesión, la costumbre particular de bendecir y distribuir pan, después de la Misa, téngase gran cuidado de que se dé una adecuada catequesis sobre este acto.

No se introduzcan otras costumbres similares, ni sean utilizadas para esto, nunca, hostias no consagradas”.

Tags:
comuniondummies liturgiamisaniños
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.