Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 26 septiembre |
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

«Doomscrolling»: ¿Cómo frenar la tendencia a fijarse en lo malo?

shutterstock_2041313813.jpg

PROSTOCK STUDIO - Shutterstock

Un joven preocupado por lo que aparece en la pantalla de su móvil.

Mar Dorrio - publicado el 05/09/22

La psicología muestra que el "doomscrolling" (barrido de pantalla de abajo arriba para consultar posts indefinidamente) nos acerca al estrés y la depresión. Mar Dorrio propone frenar esto y acometer un rumbo positivo: "Seamos esas personas vitamina que miran y señalan el bien, la verdad y la belleza". Veamos cómo

No news, good news! Esta frase se le atribuye a James Howell en “Family letters” (1645):

“I am of the Italians’ mind that said: ‘Nulla nuova, buona nuova

(Soy de los que opinan como el dicho italiano: ninguna novedad, así que buenas noticias: de ahí lo de ‘no news, good news’)”. Ya han pasado muchos septiembres desde entonces y, sin embargo, esta reflexión no puede estar de más actualidad.

Yo no sé si te has sentado a ver algún telediario últimamente, pero parece que la sección de sucesos ha hecho un abordaje a las redacciones informativas ocupando todo su tiempo…, y el nuestro. Noticias desoladoras y desasosegantes envuelven todas las parcelas de la sociedad: economía, política, climatología… Viendo el panorama tienes la sensación de que nada puede salir bien o, simplemente, de que las cosas buenas han perdido definitivamente la categoría de noticia, al más puro estilo “Howell”.

El miedo usado como gancho

Pero, si esta es la situación en la prensa tradicional (periódico, radio y televisión), las cosas se complican todavía más en el mundo digital. La periodista Laura Otón, desde su cuenta de Instagram, @lauraotonlife, reflexiona sobre cómo los medios han adoptado el discurso del miedo para llamar la atención y hacer frente a su crisis de audiencia. Nos lanzan un señuelo con un titular alarmante como “clickbait» (anzuelo de clics), para captar nuestra atención sobre la información y empujarnos a clicar en sus webs, cuyo valor depende de los clicks recibidos y del tiempo de permanencia de los usuarios en sus páginas.

Alud de comentarios de personas que no son autoridad

Este ambiente oscuro que destapa el titular se ve acrecentado por las nubes de los comentarios, donde, generalmente, gente de dudosa formación degrada otras opiniones sin tener ningún reparo a utilizar el insulto o hacer gala de mala educación, y, por supuesto, sin aportar nada interesante. Y, a pesar de todo, seguimos consumiendo estos contenidos.

«Doomscrolling»: deslizar noticias en la pantalla

Llegados a este punto y, para reaccionar de manera crítica ante las noticias digitales, es bueno recordar la palabra que el diccionario de inglés Oxford reconoció como la palabra del año 2020: “doomscrolling” (obsesión por consumir noticias, generalmente malas, deslizándose verticalmente por una pantalla táctil).

En un artículo para la BBC, la psicóloga Jade Wu compara este comportamiento de «verse atrapado en una especie de hilo sin final”, al trastorno de ansiedad generalizada (TAC). El TAC es básicamente un canal de Twitter de preocupaciones en tu cabeza, que genera tensión muscular, fatiga o depresión, efectos similares a los que pueden sufrir los doomscrolling habituales. Si sales a correr todos los días, ello tendrá un impacto en tus músculos. Si te dedicas a hacer doomscrolling diariamente, ello tendrá un efecto en tu psicología o en tu cerebro. Así que, por tu bien, espero que no te encuentres en la lista de los aficionados al doomscrolling.

«Hygge»: Optar por las cosas pequeñas positivas

mama z dorosłą córką spędzają ze sobą dobry czas i układają dłonie w kształt serca
Valora cada cosa pequeña y positiva que llega a tu día.

En contraposición, quiero proponer a las redacciones de los espacios informativos que dediquen un tiempo al «hygge«. Que dediquen parte de su tiempo a educarnos para ser capaces de asombrarnos y disfrutar con las cosas pequeñas positivas que cada día nos ofrece la vida:

  • el placer de untar una tostada con mantequilla,
  • de pasear bajo la lluvia cobijados por un paraguas,
  • de escribir o dibujar con unos lápices bien afilados,
  • o el gigantesco poder de la amabilidad que se desata en cada sonrisa (que no falte la tuya).

Seamos esas personas vitamina que miran y señalan el bien, la verdad y la belleza.

No dejes de compartir con nosotros esos pequeños momentos que ponen el olor, el sonido, el color, a tu felicidad. ¿Está quizá esa felicidad dentro de la primera taza de café por las mañanas, o en ver a dos ancianos de la mano e imaginarnos sus vidas? ¿O en los paisajes de tu querida tierra, que estarán ahí para tu deleite, con o sin inflación? Hagamos publicidad. Seamos esas personas vitamina que miran y señalan el bien, la verdad y la belleza.

A por un gran titular

¿Un titular para este otoño?: “El otoño en el que el mundo recupera las sonrisas”. Los niños, los profesores, las personas por la calle, vuelven disfrutar de algo de un valor incalculable, algo maravilloso, aunque no llegue a tener categoría de noticia en el estilo Howell: “No news, good news”. Que sea el gran titular para todos nosotros, y que, en la sección de comentarios (los de la charcutería, los de la parada del bus, los de la cola del banco), provoque sonrisas, llevando a todos nuestros rincones el poder de la amabilidad. Why not?

Tags:
alegriaconfianzaoptimismopsicologíapsicología positiva
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Oración




Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.