Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 01 octubre |
Santa Teresa de Lisieux
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

Verano en Europa: Una serie de catastróficas desdichas

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
incendio forestal

Toa55 - Shutterstock

Helicóptero lleva un balde de agua para extinguir un incendio forestal

Salvador Aragonés - publicado el 21/08/22

Incendios, sequías, inundaciones, calor sofocante... Ni las personas centenarias recuerdan tantas calamidades naturales en el continente

¿Será por el cambio climático? ¿Será porque los medios de comunicación lo exageran y dramatizan todo? ¿O será un castigo divino como los había en el Antiguo Testamento? ¿Será por el desprecio que tiene el hombre de hoy a la naturaleza? ¿Será…?

Lo cierto es que, cifras en mano, Europa vive un verano de locos. Nadie ha visto cosa igual, ni las personas centenarias recuerdan tales calamidades en Europa. Porque no es una región, ni un país, sino todo un continente. Es más, no solo Europa vive estas calamidades, sino que las vemos también en China y en varias zonas de Asia. 

Hemos dicho cifras en mano. Por ejemplo, en Europa nunca los incendios habían calcinado 700.000 hectáreas, especialmente en España (280.000), Portugal, Francia, Italia, Grecia y zonas ribereñas del norte del mar Mediterráneo. Pero también han afectado en la ribera sur del Mediterráneo, como Marruecos, Argelia, Egipto…

¿Por qué tantos incendios? Las razones son diversas. La primera es la sequía que sufre el continente, no solo en el sur de Europa, sino también en toda Europa, como en Alemania… ¡y en Gran Bretaña!

¿El río Rin dejará de ser navegable? Esta es la gran preocupación ahora de Alemania, junto a los problemas y escasez de energía a que le somete Rusia. El Rin atraviesa zonas industriales de primer orden que usan el transporte marítimo para sus mercancías. Alemania nunca había tenido estos problemas de sequía.

La sequía ha impulsado la utilización de los buques cisterna, de las desaladoras del agua del mar, el racionamiento del agua, incluso donde pasan ríos que se han secado, y muchos pueblos –en algunos casos es ya endémico—el uso de camiones cisterna para que puedan beber las personas y los animales. 

La segunda razón es el poco cuidado que tienen los europeos de los bosques, que, si no se trata su superficie, crecen los abrojos, la maleza y, cuando hay sequía, quema todo. Ciertamente que muchos de los incendios son provocados, pero el fuego prende allí donde encuentra mejores condiciones. 

El bosque hoy en general se valora poco en el continente europeo, como se valora poco la producción agrícola, no así la comercialización que proporciona una de las causas del fuerte incremento de precios al consumo.

La tercera es que se da una ganadería intensiva que consume productos elaborados, piensos, y ya quedan menos granjas que consumen hierba del campo o del sotobosque. 

La cuarta es la insuficiente atención de las autoridades en limpiar los bosques y trazar cortafuegos para evitar que, en caso de un incendio, este no se extienda más.

Otras calamidades

Europa, por otro lado, este verano  loco, se ha visto afectada de un calor sofocante, que ya empezó en junio, y registró el mes de julio más caluroso que se conoce. Este calor ha afectado a las personas que han tenido dificultades por el alza de los precios del gas y la energía. 

Los precios de los productos de gran consumo, especialmente alimentos, pero también los precios industriales, se han situado entre un 8 y un 10 por ciento de media en todo el continente. 

Las vacaciones, el turismo, ha incrementado sus precios hasta un 15 y 20 por ciento, con lo que muchos han visto acortadas sus vacaciones o no han salido de su casa o ciudad. Además, la vuelta de vacaciones espera a muchos un trabajo precario, inseguro, a causa de los vaivenes de la economía general, a causa de la guerra que Rusia mantiene con Ucrania. 

El mes de agosto ha sido la puntilla a todas las calamidades. A la sequía y al sofocante calor de junio y julio, muchos lugares se han visto sacudidos por fuertes aguaceros, tormentas y granizadas. Algunas montañas aparecían blancas, cubiertas de granizo. La agricultura se ha visto muy afectada con grandes pérdidas en las cosechas, como el caso de la vendimia, o de los olivos, la fruta y el regadío. 

La gravedad de todo es que estas tormentas no han terminado con la sequía, ni con los incendios, porque no coincidían los lugares de los incendios con los de las tormentas.

En fin. Europa ha vivido un verano loco y calamitoso, en el que se han registrado todas las catástrofes de un verano en grado máximo. ¿Por qué ha ocurrido esto en el viejo continente, azotado como estás por una guerra y una fuerte crisis energética?

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
catastrofes naturaleseuropaLaudato Si
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.