Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 28 septiembre |
San Wenceslao
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

EE.UU.: ¿Las nuevas prohibiciones del aborto amenazan a las mujeres embarazadas?

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
embarazada con problemas

Tyler Olson | Shutterstock

John Burger - publicado el 18/08/22

¿La reversión de Roe vs Wade significa que las mujeres embarazadas cuya vida corre peligro no serán atendidas? Una ginecóloga despeja las dudas para Aleteia

Cuando se trata de la respuesta de la profesión médica a las emergencias durante el embarazo, la intención es una consideración importante.

«La intención de un aborto es matar al bebé. Pero la intención de una separación médicamente indicada es separar a la madre y al bebé, para salvar la vida de ambos si es posible; pero si no es posible, para salvar al menos una vida». Lo explica la Dra. Ingrid Skop, investigadora principal y directora de asuntos médicos del Instituto pro-vida Charlotte Lozier.

La Dra. Skop habló con Aleteia luego de una declaración del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (HHS) del 11 de julio. Este decía que los proveedores de atención médica deben ofrecer servicios de aborto si la vida de una madre está en riesgo; y que los procedimientos realizados en tales circunstancias estarían protegidos por la ley federal, independientemente de varias prohibiciones estatales.

En el comunicado, el HHS citó una ley de 1986 conocida como EMTALA, la Ley de tratamiento médico de emergencia y trabajo de parto activo; que requiere que cualquier persona que acuda al departamento de emergencias de un hospital sea estabilizada y tratada, independientemente de la cobertura de su seguro o de su capacidad de pago.

Skop no cree que la declaración refleje una nueva política, en su mayor parte; sino un esfuerzo de la Administración Biden para convencer a la gente de que está tratando de hacer algo en respuesta a la decisión de la Corte Suprema del 24 de junio de anular Roe v. Wade.

«Ha sido la situación durante años, desde que puedo recordar, que, por supuesto, si una mujer se presenta en una sala de emergencias con una situación que pone en peligro su vida, o cualquier tipo de situación, está obligado, según EMTALA, a estabilizarla y tratarla«, explica Skop. «Si una mujer entra y por una emergencia necesita ser separada de su bebé, cualquier ginecólogo hará esa intervención. Siempre lo hemos hecho y siempre lo haremos».

Sin embargo, eso no es necesariamente un aborto.

CARE
La medicina siempre habrá de proteger la vida humana.

Qué amenazas existen

Una de las condiciones más comunes en las que una futura madre requiere atención médica es un embarazo ectópico; cuando se implanta un feto fuera del útero, generalmente en una de las trompas de Falopio. La afección se puede tratar de diferentes maneras, incluida la cirugía laparoscópica y la medicación: metotrexato.

«No hay tecnología que pueda volver a colocar [un feto ectópico] en el útero, por lo que probablemente aborte espontáneamente, porque no tiene una buena implantación que pueda nutrirlo», explicó Skop. «Pero a medida que crece, puede estirar la trompa de Falopio y hacer que se rompa, y esto puede provocar un sangrado potencialmente mortal. Y una causa muy común de mortalidad materna es un embarazo ectópico roto».

Skop dijo que incluso en los estados que ahora prohibieron o restringieron severamente la abominación, los embarazos ectópicos están cubiertos por la exención que amenaza la vida. Este tratamiento no es un aborto, explica.

«Incluso Planned Parenthood en su sitio web reconoció que tratar un embarazo ectópico no es lo mismo que realizar un aborto», dijo. «No hay duda de que los médicos pueden continuar tratando los embarazos ectópicos de la misma manera que siempre lo han hecho».

Otras condiciones que pueden surgir durante el embarazo que requieren intervención médica incluyen la preeclampsia. Se trata una complicación potencialmente peligrosa caracterizada por presión arterial alta y la ruptura de la membrana amniótica muy temprano en el embarazo, antes de que el feto pueda sobrevivir fuera del útero.

«A veces esto se asocia con un trabajo de parto activo; pero en otras ocasiones el trabajo de parto está ausente y el médico se enfrenta a la difícil decisión de cómo manejar a la paciente», escribió Skop en una hoja informativa del Instituto Charlotte Lozier.

«El pronóstico para el feto es muy malo. El riesgo de muerte fetal es del 36 %, y alrededor del 46 % de los bebés nacidos vivos morirán dentro del primer mes. El trabajo de parto a menudo se produce antes de que el bebé haya alcanzado la edad gestacional en la que puede sobrevivir, e incluso si alcanza el punto de viabilidad, la falta de líquido amniótico puede hacer que los pulmones no maduren, dejándolo incapaz de respirar cuando nazca».

«La preeclampsia y el embarazo ectópico se pueden tratar clínica y éticamente porque el tratamiento adecuado no requiere matar al feto para salvar a la madre», dijo John F. Brehany, vicepresidente ejecutivo y director de relaciones institucionales del Centro Católico Nacional de Bioética estadounidense.

Aclarando la ley

Está claro que las futuras madres y sus médicos pueden enfrentar situaciones difíciles y desgarradoras; pero Skop afirma que solo uno de cada 10 obstetras está dispuesto a realizar abortos provocados.

«Si una mujer quiere tener a su bebé, ningún médico le ha dicho nunca ‘Necesitas un aborto’. Lo que dicen es ‘Te vamos a seguir muy de cerca y con cuidado y trataremos de que superes el embarazo’. El nudo de la medicina materno-fetal es el embarazo de alto riesgo, las madres de alto riesgo, los bebés de alto riesgo. ¿Cómo hacemos para que nazcan de manera segura? En nuestro país, que tiene un sistema médico tan eficiente, decirle a una mujer ‘Lo siento, no podemos hacer nada por ti’. Tienes que abortar’ es darse por vencido. Podemos cuidar a estas mujeres, incluso si son de muy alto riesgo”.

Sin embargo, desde la decisión Dobbs v. Jackson de la Corte Suprema y la posterior promulgación a nivel estatal de más restricciones al aborto, muchos medios de comunicación han informado de que hay médicos reacios a realizar ciertas intervenciones médicas en caso de emergencias relacionadas con el embarazo porque temen que les afecten las nuevas prohibiciones estatales. Esto, dicen los artículos, está conduciendo a un panorama peligroso para las mujeres embarazadas.

Pero Skop cree que la vaguedad legal se puede aclarar para los médicos de varias maneras. Las sociedades médicas estatales, con la ayuda de un asesor legal, pueden brindar recomendaciones a sus miembros sobre lo que está y lo que no está incluido en la ley. Los comités de hospitales pueden ayudar a los médicos a saber lo que dicen las leyes.

Se puede establecer y preparar una junta hospitalaria especial para reunirse en cualquier momento si hay una situación en la que un médico no está seguro de lo que se puede hacer legalmente.

Asesorar a los médicos

«Ahora que tenemos esta nueva situación en la que los estados van a legislar el aborto, debería haber un proceso muy claro, comenzando a nivel de las juntas estatales; a las asociaciones médicas estatales y locales; hasta los comités de los hospitales, para brindar orientación», dijo Skop.

«He practicado mi profesión en un centro bautista durante 25 años y, por supuesto, no hacemos abortos provocados. Pero en estas situaciones raras que he mencionado: una mujer tiene 18 semanas, tiene membranas rotas, claramente aún no está infectada, ¿qué debemos hacer? Ya tenemos sistemas en funcionamiento donde tres médicos, un capellán, tal vez un asesor legal colaboran, discuten lo que se debe hacer en esta situación particular, y luego hacen una recomendación en el expediente del hospital, y se hace”.

Skop también cree que los gobiernos estatales pueden aclarar aún más las leyes. «Tenemos un estado regulador para todas las demás leyes que no está claro, ¿verdad? El Congreso aprueba leyes poco claras todo el tiempo, y alguna burocracia en algún nivel establecerá más detalles», dijo. «Si realmente no está claro o si no ofrece una excepción de por vida o si hay algo al respecto que la gente de ese estado diga ‘No queremos esto; no está bien’, siempre podemos revisar nuestras leyes».

¿Abusando de la excepción de «salud»?

Por su parte, Skop teme que la Administración Biden vaya más allá del enfoque de EMTALA en las condiciones que amenazan la vida y también requiera el aborto en casos menos graves.

«Si persisten en decir que EMTALA cubre no solo condiciones que amenazan la vida sino también la salud, creo que ahí es donde van a tratar de presionar a los médicos para que realicen abortos que no están claramente indicados», dijo.

Marie Hilliard, copresidenta del Comité de Ética de la Asociación Médica Católica, comparte la preocupación de Skop. Hilliard dijo recientemente que la declaración del 11 de julio del HHS define la frase «condición médica de emergencia» como «una condición que se manifiesta por síntomas agudos de suficiente gravedad (incluido el dolor intenso) como para esperar razonablemente que la ausencia de atención médica inmediata resulte en poner la salud del individuo [o la salud de un niño por nacer] en grave peligro, deterioro grave de las funciones corporales o disfunción grave de los órganos corporales».

Si bien EMTALA define el término «salud», la declaración del HHS del 11 de julio no lo hace. Hilliard señala que en Doe v. Bolton, la decisión complementaria de 1973 de Roe v. Wade, abrió la puerta a todos los abortos, médicamente necesarios o no, en función de cómo el médico y la madre definieran la «salud».

“Se convirtió en un estándar subjetivo”, afirma Hilliard en un comunicado, «que, si se aplicara en este caso, obligaría al hospital católico a permitir todos los abortos a petición».

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
abortoestados unidosmedicina
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.