Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 25 septiembre |
San Cleofás
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Urgente: antes de matricular a los hijos en extraescolares

shutterstock_661937215.jpg

Shutterstock

Niñas en clase de ballet.

Mar Dorrio - publicado el 17/08/22

Mar Dorrio propone no caer en la presión irracional de los que quieren que matriculemos a los niños ya para el próximo curso. Aquí van sus consejos para acertar

Ya ha empezado… Es en agosto, el mes más lento y perezoso del año, cuando los vientos acelerados del curso te avisan que se acerca. Empieza a alterar tus biorritmos a través del whatsapp: “Ya puedes apuntarte a la nueva temporada de fútbol 2022/2023. Reserva tu matrícula llamando a la oficina o registrándote en la página web del club. Estamos deseando contar contigo”. Después de este whatsapp, la bruma perezosa que te envuelve cada agosto empieza a desvanecerse… Sobre todo, si el mensaje termina con: “¡Reserva ya! No queremos que te quedes sin plaza”. Acabas de empezar las vacaciones, y ya se te plantean los quebraderos de cabeza del tiempo ordinario. Y es que la sombra del curso es muy alargada…

Pues, calma. No lo inscribas sin pensarlo dos veces. No sucumbas por la presión de que se quede fuera de juego:

Lo primero que debemos hacer es hablar con el niño: ¿realmente quiere volver a la misma actividad, o por el contrario el verano le ha despertado alguna curiosidad, o interés por otra disciplina? Aprovecha para escucharle activamente, es decir, sin mirar el móvil, atendiéndole y que note que le atiendes. Que este tiempo de decisión asfalte el camino de la confianza.

También hemos de valorar con realismo y sinceridad el impacto de la actividad en la familia: tiempo, dinero, etc. A lo mejor podemos encontrar esa misma actividad más cerca de casa, o con un horario más favorable.

Y, por último, hemos de hacer la siguiente reflexión, cada vez más necesaria: ¿las actividades a que acuden mis hijos, les sirven para mejorar el tono humano? ¿Son actividades que, aunque no cultiven expresamente las virtudes, no descuidan al menos los valores (elegancia, caballerosidad, respeto, etc.)? Por ejemplo, un equipo, un grupo de baile que ponga a las personas, a los niños en este caso, por encima de la competitividad, de lograr la victoria como sea.

Busca equipos de fútbol, de baloncesto, de hockey, o de cualquier otro deporte, que enseñen a perder a tu hijo. Porque, cuando el niño, las personas, aprendemos a perder, hemos ganado todas las batallas. Así que no tengamos miedo a la tarde triste en que no salen favorecidos en el marcador. No es el marcador lo que les baja su autoestima, es tu actitud, o la del club, frente a la derrota, la que hace estragos. Un partido perdido tiene la importancia que tú le quieras dar.

Un club que se preocupe de que los tantos se celebren con todos: aquí no hay ni pichichis ni paquetes. Un equipo que saque a todos a jugar. Sí, a los malos también. Por lo menos, unos minutos. Porque las personas, pero sobre todo los niños, deben estar por encima de absurdas y ridículas victorias de barrio. Hay pocos entrenadores valientes que practiquen esto: para ellos va mi aplauso.

Unos equipos que exijan a sus entrenadores cuidar su vocabulario. No hay necesidad de ser agresivo, malsonante, o blasfemo. Es un momento excelente para que niños y adultos practiquemos el autocontrol, tan necesario.

«Mamá, quiero ser artista»

Si tus hijos son de los que te han dicho: ”Mamá, quiero ser artista”, deberías tener en cuenta algunos aspectos específicos de este campo. Si quiere bailar, que lo haga en un sitio donde los profesores posean buena formación, y enseñen posturas correctas, gestos cuidados y controlados. Es muy difícil enseñarles a ser pequeños cisnes, y muy fácil lanzarlos al escenario transformados en pequeñas “Lolitas”, hipersexualizados y mal envalentonados.

No he podido evitar acordarme de una frase de la película Dirty Dancing, cuando la actriz protagonista pregunta a uno de los actores: “¿Dónde aprendieron a bailar así? Y él, levantando los hombros, sonríe y contesta: “En mi pueblo lo aprenden en el pajar…”. Cuida la parte artística de tus hijos. Busca a fondo, y asegúrate de que los dejas en buenas manos: mira las fotos de actuaciones de otros años, pregunta… Y, si tienes la suerte de que Jana Producciones esté en tu ciudad, ya te estoy envidiando.

shutterstock_2178426683.jpg
La natación es una de las actividades extraescolares preferidas por los niños.

Artes marciales, boxeo… Asegúrate de que les inculcan el legado de Spiderman: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Las llaves de judo, los directos, no deben salir del tatami o del ring.

Tenemos que ser conscientes de que sólo nosotros, sólo los padres, vamos a defender como conviene a nuestros hijos. El profesor de baile, la monitora de natación, no tienen por qué darse cuenta de que tu hijo está extenuado. Tienes que estar tú pendiente. Nadie lo hará por ti.

Cuidar su descanso

Sé muy realista. Que tenga tiempo, a lo largo de la semana, para descansar, para pensar. Sólo cuando estamos descansados somos capaces de crecer y de ponernos metas en la vida interior. Extenuados, sabemos de sobra que no somos capaces de nada. Defiende, reserva un rato a la semana en que el objetivo sea crecer para dentro: clubs, parroquias, movimientos, etc., serán tus grandes aliados en la verdadera formación y en la felicidad de tus hijos.

El cultivo del alma es como hacer deporte o estudiar idiomas: si no lo cuidas, lo poco que hayas conseguido se irá perdiendo con más rapidez de la que piensas. Si este tema es tu prioridad, si la fe de tu hijo es lo más importante, que éste sea el único tema que perturbe la tan necesaria paz del verano. Why not?

Tags:
catequesisdeportediversioneducaciónescuela catolicaniñosociopadres-hijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.