Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 28 septiembre |
San Wenceslao
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lo que sucede cuando la vida ha girado en torno al Sagrario

niños ante el sagrario

Rawpixel.com - Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 17/08/22

El testimonio de Claudio de Castro, autor de libros de espiritualidad, sobre la importancia de que Jesús sacramentado ocupe el corazón desde la infancia

«Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso.»(Mateo 11, 28)

Mi buen Jesús, a quien tanto quiero, presente en cada Sagrario del mundo, ha sido mi mejor amigo desde la infancia. Recuerdo que en las clases del Colegio Paulino de san José en la provincia de Colón, en Panamá, te sentías en el cielo, por el amor y comprensión que profesaban las hermanas franciscanas.

Con la hermana María Ávila previo a nuestra Primera Comunión, solíamos cantar a viva voz aquella tierna canción que me hacía pensar en Jesús, abandonado en tantos Sagrario. 

Me encantaba porque tenía la posibilidad de consolar su Sacratísimo Corazón de una forma muy sencilla y a mi alcance siendo apenas un niño: y era haciéndole compañía

¿Llegaste a cantar esa bella canción alguna vez? ¿La conoces?

Vamos niños al Sagrario
que Jesús llorando está,
pero viendo tantos niños,
muy contento se pondrá
.

No llores, Jesús, no llores,
que me vas a hacer llorar,
que los niños de este pueblo
te queremos consolar.

Todavía de adulto me gusta cantarla porque me ayuda a recordar los días felices de la infancia, cuando todo era más sencillo y podías amar  Jesús sin complicaciones.

En la parte superior de mi escuela quedaba la capilla. Era hermosa, pequeña, con enormes vitrales a los costados, por donde se filtraba la luz del sol coloreando la capilla con el azul, el rojo, el verde azulado de aquellos cristales corrugados. 

Miraba los vitrales embebido, y me sentía feliz. 

Comprendí que en el silencio nos habla Dios, basta amarlo. Es un intercambio de amor. No sabría cómo explicarlo pero es parecido a aquella famosa frase: “Él me mira, yo lo miro”. En este caso era: “Yo lo amo Él me ama y puedo experimentar su amor inagotable, infinito, eterno”.

La lámpara del Sagrario

Esto es importante y debes saberlo. Cuando vayas a verlo en cualquier capilla, pregunta dónde tienen el sagrario y pon atención en una lampara de luz roja que debe estar encendida a su lado. Es la lámpara del sagrario. También se le llama lampara del Santísimo.

Cuando está encendida te indica que allí está Jesús. Es lo primero que busco cuando entro a una Iglesia y veo el Sagrario. Si no sé dónde tienen el Sagrario, pregunto. Te recomiendo hacerlo. Alguien te orientará.

Y cuando estés en su presencia dile que lo amas, una y otra vez. No te canses de hacerlo. Él merece esto y más.

—Jesús, yo te amo. Jesús, yo siempre te amaré.

La infancia espiritual

Tenía en esos días un tesoro que he perdido con los años: “Pureza infantil”. Sólo me interesaba estar con Jesús, acompañarlo en aquel Sagrario. Me eran indiferentes las apetencias de este mundo, el poder, el dinero, lo material. 

Caminaba con el corazón en el Sagrario. Y sólo pensaba en consolarlo. 

No imaginaba que con los años descubriría en las Redes Sociales horrendos desprecios y mucha indiferencia a su Amor. Esto me dio ánimo a continuar mis visitar a Jesús en el Sagrario. Imagino lo que sufre al ver los pecados de esta humanidad por la que se sacrificó. Y no pienso en más que en consolarlo. Por eso suelo hace muchas comuniones espirituales.

No imaginas la ilusión con que esperaba los recreos para subir por aquellas escaleras y pasar esos quince minutos acompañando a Jesús en el Sagrario. Sentía que estaba en el cielo y el sonido fuerte del timbre para volver  clases me traía de vuelta a la tierra y al salón de clases. 

Me quedaba a veces distraído pesando en Jesús sin nadie que le hiciera compañía. 

Mi vida ha girado siempre en torno al Sagrario.Cómo ha de ser de otra manera si allí vive Jesús. Y yo quiero acompañarlo. Jesús y yo. En su presencia encuentro consuelo, serenidad, paz interior, esperanza.

¿Te gustaría compartir con nosotros tus experiencias con Jesús en el Sagrario? Te dejo mi email personal cv2decastro@hotmail.com

¡Dios te bendiga!

Tags:
adoracioneucaristiajesucristo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.